Los más vulnerables

Los indígenas embera desplazados por la violencia y a la deriva en Bogotá

© France 24

El reclutamiento forzado de niños, por parte de milicias ilegales los sacó corriendo de las montañas en el occidente de Colombia. Como desplazados, cerca de 370 indígenas de comunidades embera llegaron a Bogotá pidiendo ayuda al presidente Iván Duque. Según sus líderes, el gobierno les prometió ayudarles a pagar el arriendo de casas para sus familias. Pero hasta ahora la promesa no se ha cumplido. De manera que se vieron obligados a ocupar un parque cerca de la casa presidencial, en tiendas de campaña precarias, y expuestos a contraer el Covid-19.