Saltar al contenido principal

Colombia: la Minga indígena llegó al centro de Bogotá y la silla para Duque quedó vacía

Una silla vacía con el nombre del presidente Iván Duque Márquez en la Plaza de Bolívar de Bogotá, Colombia, hasta donde llegaron las comunidades indígenas en Minga, provenientes del suroeste del país para reunirse con el mandatario. 19 de octubre de 2020.
Una silla vacía con el nombre del presidente Iván Duque Márquez en la Plaza de Bolívar de Bogotá, Colombia, hasta donde llegaron las comunidades indígenas en Minga, provenientes del suroeste del país para reunirse con el mandatario. 19 de octubre de 2020. © Luisa González / Reuters.
10 min

Entraron el domingo 18 de octubre por el sur de la ciudad en medio de las vivas de decenas de capitalinos. Llegaron con exigencias políticas para el presidente Iván Duque y anunciaron que se sumarán al paro del 21 de octubre. El mandatario todavía no ha fijado fecha para recibirlos.

Anuncios

"¡Guardia, Guardia!", grita un líder indígena y la multitud le responde: "¡Fuerza, Fuerza!". 

"Por mi patria", vuelve a gritar el primero.

"Por mi tierra", le responden en coro.

Es el grito de una batalla pacífica que por décadas ha liderado la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), de la mano del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) y la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin), tres de las organizaciones que hacen parte de la movilización que inició hace una semana en el suroeste del país y que llegó el 18 de octubre a Bogotá.

Este lunes la movilización no se detuvo. En caravanas, con banderas verdes y rojas y wiphalas, resguardados por la Guardia Indígena más grande del país, con sus bastones de mando, llegaron al centro de la capital. Desde que salieron de Cali, la capital del departamento del Valle del Cauca, anunciaron su objetivo: reunirse con el presidente Iván Duque. Para ellos, esto es más que una protesta.

Protegidos por su guardia ancestral miles de indígenas, provenientes del suroeste de Colombia, se tomaron este lunes 19 de octubre de 2020 las calles de Bogotá para luego arribar a la Plaza de Bolívar, desde donde exigen al presidente Iván Duque respuesta a sus demandas y que se reúna con ellos.
Protegidos por su guardia ancestral miles de indígenas, provenientes del suroeste de Colombia, se tomaron este lunes 19 de octubre de 2020 las calles de Bogotá para luego arribar a la Plaza de Bolívar, desde donde exigen al presidente Iván Duque respuesta a sus demandas y que se reúna con ellos. © Carlos Ortega / EFE

Minga, del quechua Minka

"Minga significa trabajo colectivo", dice un video realizado por el Centro de estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia), pero también un "propósito común en el que cada cual pone lo que puede".

La Minga ha sido la movilización que, además de indígenas, ha reunido a campesinos, afrocolombianos, sindicatos, estudiantes y defensores Derechos Humanos para "recuperar aquello que nos quitan: la vida, el territorio, la paz y la democracia", dice un documento publicado por el Cric a propósito de esta nueva movilización.

Y es que, a diferencia de años anteriores, esta vez la Minga llegó a Bogotá con esas exigencias puntuales. Se quieren reunir con el presidente Duque para exigirle que garantice el derecho a la vida en medio de un año en el que se han multiplicado las masacres. Piden una reforma agraria al tiempo que rechazan los avances de las operaciones de las empresas mineras y de hidrocarburos. Quieren que existan garantías para la protesta, además de otras peticiones para asegurar su participación política Y, por último, exigen acciones para la paz: como desmilitarizar sus territorios, que según la Constitución gozan de autonomía en materia de seguridad, implementar el Acuerdo de paz con la exguerrilla de las Farc y retomar los diálogos con el ELN.

Según la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin), en lo que va de este año 76 comuneros han sido asesinados solo en esa región, que con 84 resguardos es el departamento que alberga la mayor población indígena de Colombia.

El Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz), una organización de la sociedad civil colombiana, dice que en lo corrido de 2020 han asesinado a 233 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos.

"Si nos quedamos callados nos matan y si hablamos también, entonces hablamos", rezaba una de las pancartas que se vieron este lunes en el centro de Bogotá.

La "fiesta indígena" en la Plaza de Bolívar 

La Plaza de Bolívar es el epicentro político de Colombia. Al norte, está flanqueada por el Palacio de Justicia. Al este, se encuentra la Catedral Primada de Bogotá. Al sur, está el Congreso de la República (y detrás de este la residencia y oficina presidencial, el Palacio de Nariño). Y, al oeste, el Palacio Liévano, sede de gobierno de la alcaldesa Claudia López, que ha sido la principal aliada de los mingueros desde su llegada a Bogotá.

La Alcaldía de Bogotá indicó que en la Plaza de Bolívar la Minga estaría protegida por la Guardia Indígena y que también se desplegarían gestores de convivencia para atender cualquier situación de desorden que se pudiera presentar. 

Este lunes, un día después de haber acondicionado un coliseo y sus alrededores para hospedar a los miles de indígenas, la alcaldesa envió un mensaje al gobierno: "Colombia debe escuchar a la Minga. Colombia debe escucharse para poder concertar soluciones", dijo López desde una tarima en la plaza, "le reitero el llamado al Gobierno nacional y al presidente para que escuche a la Minga".

Una de las preocupaciones que ha expresado el Gobierno nacional es la alta posibilidad de contagios de Covid-19 por las aglomeraciones y la falta del cumplimiento de las medidas de bioseguridad en esta manifestación. 

En ese sentido, Duque afirmó que en las aglomeraciones se pueden incubar rebrotes de coronavirus y dijo que "nada justifica que en estos momentos pongamos en riesgo la salud y la vida". Según un boletín del pasado 10 de octubre de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), entre sus comunidades hay 30.901 contagios de Covid-19 y al menos 1.117 indígenas han fallecido como consecuencia de la pandemia. En medio del recibimiento a los mingueros, la alcaldesa priorizó los protocolos de bioseguridad y este lunes felicitó a los manifestantes por las precauciones. 

Inicialmente los indígenas esperaban reunirse la semana pasada con Duque en la ciudad de Cali, pero el presidente envió una comisión conformada por varios ministros y otros altos funcionarios del Gobierno, lo que no logró satisfacer a los organizadores de la protesta que esperan un encuentro directo con el mandatario. 

El Gobierno dice que tiene disposición de conversar y la ministra del Interior, Alicia Arango, escribió hoy en redes sociales: "Este Gobierno tiene como prioridad, que los acuerdos que se firmen se cumplan". Con una imagen en la que se la ve sentada con militares, la ministra dijo que su Gobierno está llamando al diálogo.

Sin embargo, Arango añadió que es necesario establecer "cuáles son los puntos de la Minga. Ir focalizando las peticiones, para definir quiénes son los encargados y la viabilidad de las propuestas". 

Para este miércoles 21 de octubre está programado un paro nacional, convocado por estudiantes y organizaciones gremiales. La Minga se unirá y más organizaciones seguirán pidiendo al presidente Duque que se siente en la silla que dejó vacía el jueves pasado en Cali y que este lunes volvieron a instalar en la Plaza de Bolívar. 

Con EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.