Saltar al contenido principal

Nicolás Maduro: "Dejaré la tarea del matrimonio igualitario a la próxima Asamblea Nacional"

El presidente venezolano afirmó que la nueva Asamblea Nacional podría debatir el tema del matrimonio igualitario.
El presidente venezolano afirmó que la nueva Asamblea Nacional podría debatir el tema del matrimonio igualitario. © Prensa Palacio de Miraflores / EFE

El presidente venezolano se apoyó en los comentarios del papa Francisco respecto a la unión entre personas del mismo sexo y anunció que el tema podría debatirse en la próxima Asamblea Nacional, organismo que entrará en funciones en enero de 2021. 

Anuncios

"Tengo amigos y conocidos que están muy contentos con lo que dijo ayer el Papa. Dejaré esa tarea, la tarea del matrimonio LGBT, a la próxima Asamblea Nacional", dijo el jefe de Estado. 

En Venezuela, pese a diversas iniciativas, el matrimonio igualitario no está legalizado. Para muchos activistas de la comunidad LGBT, el país se encuentra en desventaja respecto a otras naciones latinoamericanas en cuanto a los derechos fundamentales. En la nación, las personas transgénero tampoco pueden cambiarse el nombre. 

Larga lucha por los derechos civiles de la comunidad Lgbt

En Venezuela, desde la década de 1970, existen una diversidad de esfuerzos por consolidar los derechos de la comunidad LGBT. 

Sin embargo, desde la llegada al poder de Hugo Chávez (y el proceso continuado por Nicolás Maduro) la comunidad Lgbt ha estado protegida por los principios dictaminados por el viceministerio de igualdad de género y de no discriminación de la cartera para la Mujer. 

A pesar de no ser legal, el país registra un matrimonio entre personas del mismo sexo llevado a cabo en el año 2006. En aquella ocasión, la unión se celebró en la sede de la embajada del Reino Unido en el país aplicando la legislación marital británica y el principio de extraterritorialidad.

En 2008, el Tribunal Supremo de Justicia presentó una respuesta ante la solicitud de interpretación de varios artículos de la Constitución realizada por la Unión Afirmativa de Venezuela. En ese entonces, el máximo tribunal venezolano dictaminó que, si bien las parejas homosexuales tenían todos los derechos tanto civiles y políticos como económicos, sociales y culturales, la Constitución no les reconocía protección especial equiparable al matrimonio o concubinato entre un hombre y una mujer. 

No obstante, considera que no es posible privarle de los derechos económicos y sociales, ya que hacerlo sería considerado discriminatorio y un trato de inequidad ante la ley. La decisión concluye que es la Asamblea Nacional, el órgano que puede emitir una legislación que reconozca y proteja los derechos de las parejas homosexuales. 

En 2014, la Asociación Civil Venezuela igualitaria en conjunto con otras 47 organizaciones que defienden los derechos de la comuniad Lgbt, presentó ante la Asamblea Nacional (en ese entonces con mayoría oficialista) el proyecto de reforma parcial del Código Civil venezolano en el que se incluía la extensión de ejercer el derecho humano al matrimonio a las parejas del mismo sexo

La falta de una legislación que permita el matrimonio igualitario en el país genera, entre otras cosas, que las parejas no puedan heredar bienes comunes.  

Con Reuters y EFE

 

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.