Evo Morales regresa a Bolivia tras un año de su salida forzada del poder

El expresidente boliviano Evo Morales llegó a territorio boliviano tras un año de exilio, el 9 de noviembre de 2020.
El expresidente boliviano Evo Morales llegó a territorio boliviano tras un año de exilio, el 9 de noviembre de 2020. © Ronaldo Schemidt / AFP

El expresidente boliviano entró a territorio boliviano este 9 de noviembre, luego de un año de su renuncia en medio de fuertes presiones civiles y militares. Lo hace justo un día después de la posesión presidencial de su delfín político, Luis Arce. Morales cruzó a Bolivia por tierra, desde Argentina, en una caravana de 800 vehículos.

Anuncios

Este 9 de noviembre, Evo Morales Morales cruzó la frontera entre Argentina y Bolivia luego de una ceremonia de despedida presidida por el presidente argentino Alberto Fernández, quien lo acompañó hasta que el exmandatario Boliviano ingresó nuevamente a su país, al que dirigió por casi 14 años. 

Hace un año Morales salió a la fuerza de su país y ahora regresa en una especie de caravana triunfal. Cuando recién terminó el Gobierno interino de Jeanine Áñez y se posesionó como nuevo mandatario su exministro de Economía, Luis Arce, Evo Morales retorna a Bolivia. Su regreso a la política sigue sobre el papel, aunque el exgobernante ha asegurado que no buscaría un cargo en la nueva Administración de Arce. 

El regreso del expresidente se realiza por tierra. Este lunes cruzó a territorio boliviano desde Argentina, acompañado por alrededor de 800 vehículos para recorrer más de 1.000 kilómetros hasta llegar a su destino: Cochabamba, la ciudad donde surgió su carrera política.

"No dudaba que íbamos a volver, pero no estaba seguro que iba a ser tan pronto, algo tan histórico y tan inédito, gracias a la unidad del pueblo boliviano y de muchas autoridades y exautoridades del mundo", aseveró Morales desde el puente que conecta la ciudad argentina de La Quiaca con la localidad de Villazón en Bolivia, en donde cientos de personas celebraron su regreso.

Como antesala de este viaje, Morales se trasladó el domingo desde Buenos Aires a La Quiaca, en el noroeste de Argentina, en la frontera con Bolivia, a donde también llegó el presidente Alberto Fernández. Morales estuvo acompañado, además, del exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera y del exembajador ante Naciones Unidas, Sacha Llorenti.

Morales agradeció al Gobierno argentino la ayuda que le proporcionó durante sus once meses de estancia en el país. "Esto es algo que nunca vamos a olvidar, me sentí como en casa, parte de mi vida queda en Argentina. No me sentí abandonado", dijo el expresidente boliviano.

Por su parte, Fernandez despidió a Morales asegurando que el motivo de su presencia en la frontera era garantizar "que nuestro querido compañero y hermano Evo Morales regrese a su patria, de la que nunca debería haber salido y nunca debería haber sido maltratado como fue", aseguró el mandatario argentino.

Morales: "Salí para salvar la vida, ahora volveré con vida a Chimoré"

Tras su paso por la región fronteriza de Villazón, el líder izquierdista continuará su recorrido por varios departamentos en un trayecto que se prevé tomará tres días. Para el miércoles está programado un acto de bienvenida en Chimoré, Cochabamba, a donde llegarán, pueblos indígenas provenientes de distintos lugares del país. 

"El 11 de noviembre del año pasado salí para salvar la vida, ahora volveré con vida a Chimoré", adelantó Morales hace dos semanas. 

El hombre que gobernó Bolivia durante cerca de 14 años dejó su cargo y su país, tras una ola de protestas en un sector de la población y presiones de las Fuerzas Armadas, que le retiraron su apoyo. 

Esas manifestaciones se dieron luego de un proceso en el que fue reelecto, pero que fue catalogado como fraudulento por la oposición y la Organización de Estados Americanos. Esos alegatos aún están bajo investigación y son rechazados por Morales. 

Con AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24