Perú: denuncian represión tras multitudinarias protestas contra el nuevo Gobierno

Decenas de manifestantes se enfrentan a la fuerza pública, durante una protesta contra el nuevo Gobierno del presidente interino Manuel Merino, luego del juicio político y destitución del expresidente peruano Martín Vizcarra, en la plaza San Martín de Lima, el 12 de noviembre de 2020.
Decenas de manifestantes se enfrentan a la fuerza pública, durante una protesta contra el nuevo Gobierno del presidente interino Manuel Merino, luego del juicio político y destitución del expresidente peruano Martín Vizcarra, en la plaza San Martín de Lima, el 12 de noviembre de 2020. © AFP/Ernesto Benavides

Por cuarto día consecutivo los peruanos salieron a manifestarse en distintas ciudades de su país en rechazo al recién formado Gobierno interino de Manuel Merino, tras la destitución en el Congreso de Martín Vizcarra, el pasado 9 de noviembre, por supuestos actos de corrupción. Los manifestantes, que consideran la movida del Legislativo como un “golpe de Estado”, denunciaron represión por parte de las fuerzas armadas. El nuevo primer ministro, Ántero Flores-Aráoz, dijo que no entiende “la molestia” de los ciudadanos.

Anuncios

Una protesta sin precedentes en Perú. La Indignación, la ira y el rechazo de gran parte de la población hacia el nuevo Gobierno interino se extendieron por varias ciudades del país. Miles de personas participaron en multitudinarias marchas pacíficas, pero luego muchas de ellas terminaron en violentos disturbios y enfrentamientos con la Policía.

En Lima, con gases lacrimógenos, detenciones violentas y aparentes agentes encubiertos que dispararon armas de fuego, cerró el jueves la protesta contra la nueva Administración, encabezada por el expresidente del Congreso, Manuel Merino, convertido ahora en presidente, tras la destitución de Martín Vizcarra.

Cientos de personas se manifiestan contra el nuevo Gobierno del presidente interino Manuel Merino, luego del juicio político y destitución del expresidente peruano Martín Vizcarra, en la plaza San Martín de Lima, el 12 de noviembre de 2020.
Cientos de personas se manifiestan contra el nuevo Gobierno del presidente interino Manuel Merino, luego del juicio político y destitución del expresidente peruano Martín Vizcarra, en la plaza San Martín de Lima, el 12 de noviembre de 2020. © AFP/Ernesto Benavides

"Indignada y dolida de ver cómo nos roban, nos saquean, ya estoy harta, no puedo más, se están repartiendo ahorita los poderes, lo que ha pasado ahora es que Merino ha hecho un golpe de Estado", dijo Virginia Pérez, mientras se manifestaba en la capital peruana.

Decenas de manifestantes y periodistas denunciaron represión por parte de la Policía que detuvo a al menos 30 personas y dejó un número indeterminado de heridos. El sitio de noticias IDL Reporteros informó que varios manifestantes resultaron lesionados por perdigones disparados por la fuerza pública.

"En todas las ciudades del Perú la gente se está levantando debido a que consideran que esto ha sido un golpe de Estado y es por eso que yo quisiera vivir en un futuro para mis hijos en un país democrático en donde se respeten las leyes", afirmó el manifestante Luis Bardales.

El ministro del Interior, Gastón Rodríguez, rechazó las acusaciones sobre la presunta participación de policías de civil, conocidos como "Terna", para detener y reprimir a manifestantes.

"Estoy dirigiendo desde hoy una nueva estrategia de la Policía Nacional que no contempla la utilización de policías de civil para hacer capturas a manifestantes o a gente que pretenda subvertir el orden público", declaró.

Primer ministro de Perú, ante las masivas protestas: “No sé qué les fastidia”

Mientras la denominada marcha nacional se extendía por otras ciudades peruanas como Arequipa, Trujillo, Chiclayo, Cusco, Madre de Dios, Huancayo, Iquitos, Puno e incluso en Tumbes, provincia por la que Merino fue elegido congresista en enero pasado, entre otras, el recién nombrado primer ministro del país, Ántero Flores-Aráoz, señaló que no comprendía las razones del rechazo de miles de peruanos.

"Quiero comprender que algo les fastidia, pero no sé qué" (…) "Estoy dispuesto a reunirme con ellos para entender y buscar soluciones. Hay que ver qué es lo que desean", aseguró Flores-Aráoz.

El descontento de la población se desató tras la moción de censura y destitución de Vizcarra el pasado lunes, liderada por el entonces presidente del Congreso, Manuel Merino, ahora mandatario interino. Aunque el Legislativo consideró al expresidente culpable en el caso conocido como “el club de la construcción”, por supuestamente recibir sobornos cuando ejercía como gobernador del departamento de Moquegua, en el sur del país, entre 2011 y 2014, la prensa peruana y miles de manifestantes señalan lo ocurrido como un “golpe de Estado” contra el exgobernante, producto de acusaciones no probadas.

El exmandatario ya había sostenido duros enfrentamientos con los congresistas tras su decisión de disolver el Legislativo en medio de una pelea por sus reformas anticorrupción. Vizcarra había señalado a Merino como “conspirador” del primer intento de destitución del que se salvó en septiembre en otro presunto caso de corrupción conocido como “Richard Swing”.

Manuel Merino fue cuestionado por contactar a las Fuerzas Armadas del país antes de que el Congreso tramitara la primera moción de vacancia contra Vizcarra y el propio expresidente lo acusó de planear su futuro gabinete cuando aún no había una conclusión en el Legislativo sobre su caso.

Merino, que se convirtió así en el tercer presidente de Perú en cuatro años de crisis, se defiende de esos señalamientos y afirma que respetará el calendario de electoral en el país, que prevé comicios para abril de 2021 y entregaría el mando en julio de ese mismo año.

Con AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24