Iota deja decenas de víctimas mortales tras su paso por Centroamérica

Imagen satelital que muestra al recién convertido en huracán Iota, el 15 de noviembre de 2020 a las 14:30 UTC cuando se acerca a Centroamérica, menos de dos semanas después de que la poderosa tormenta Eta dejará a más de 200 personas muertas en la región.
Imagen satelital que muestra al recién convertido en huracán Iota, el 15 de noviembre de 2020 a las 14:30 UTC cuando se acerca a Centroamérica, menos de dos semanas después de que la poderosa tormenta Eta dejará a más de 200 personas muertas en la región. © RAMMB/NOAA/NESDIS/Vía AFP

La tormenta tropical Iota llegó a El Salvador tras su destructivo paso por Nicaragua, Honduras y el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Las fuertes lluvias y vientos han provocado inundaciones, derrumbes y caídas de árboles. Son más de 30 los fallecidos por el fenómeno.

Anuncios

Iota se debilitó a su paso por el Caribe. Chocó con furia contra las islas colombianas de San Andrés y Providencia. El paisaje allí es desolador. Pasó por Nicaragua y asoló también toda su parte noreste, en donde por el momento se cuentan ya 16 víctimas mortales. En su camino hacia Honduras se debilitó y siguió en El Salvador, donde hay fuertes lluvias y vientos de hasta 105 kilómetros por hora.

Estos vientos, sin embargo, se han ido debilitando a medida que Iota se dirige hacia el Pacífico por el oeste de El Salvador. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó en su boletín de las 3:00 a.m. (hora local) de este miércoles que las lluvias en El Salvador y Nicaragua podrían llegar a un máximo de 150mm y advirtió que “esta lluvia conducirá a inundaciones repentinas con peligro para la vida y desbordamientos de ríos, junto con deslizamientos en zonas de mayor altitud”.

Primeras consecuencias en El Salvador

Este martes, Iota dejó su primera víctima mortal en El Salvador. Se trata de un joven de 30 años que murió golpeado por un árbol mientras conducía su motocicleta. El árbol había cedido por la fuerza de los vientos provocados por Iota. Según EFE, el ministro de Gobernación y presidente de la Comisión Nacional de Protección Civil, Mario Durán confirmó la muerte del joven.

Además, señaló que el fallecido "llevaba a una niña de 18 meses, quien, según me han informado, fue trasladada a un hospital y se encuentra estable" e indicó que el hecho tuvo lugar en la oriental ciudad de San Miguel. Fuentes del gobierno salvadoreño informaron también que se había evacuado ya a 813 personas y que otras 230 estaban instaladas en diversos albergues del país.

Se espera que estas cifras aumenten a lo largo de este miércoles dado que, como indicó ayer martes Carolina Recinos, jefa del Gabinete del Gobierno salvadoreño, se están llevando a cabo evacuaciones preventivas, pues, indicó, “es mejor prevenir que lamentar”.

Decenas de árboles quedaron en el suelo por la influencia de Eta en El Salvador. 4 de noviembre de 2020.
Decenas de árboles quedaron en el suelo por la influencia de Eta en El Salvador. 4 de noviembre de 2020. © José Cabezas / Reuters

El Caribe, devastado por Iota

En las islas caribeñas de San Andrés y Providencia, el paso del huracán Iota ha dejado todo completamente arrasado. Esta segunda ha quedado prácticamente devastada por completo. Hasta allí se desplazó este martes el presidente colombiano Iván Duque: “tenemos una afectación severa de la infraestructura, es cierto; tenemos una destrucción de gran parte de la infraestructura habitacional", dijo el mandatario.

Las autoridades colombianas reportaron dos víctimas mortales en la isla de San Andrés.

En declaraciones a EFE, una vecina de la isla afirmaba que "ya ayer el huracán Iota se nos llevó todo el techo del segundo piso. En estos momentos nos vienen albergando en el primer piso en donde estamos alquilados, pero la zona está que colapsa debido a toda la cantidad de agua que está cayendo”.

Panamá también fue víctima del paso de Iota, el cual dejó dos muertos y decenas de casas destruidas.

En Nicaragua, Iota tocó tierra en la noche del lunes, y se convirtió en la tormenta más fuerte que haya alcanzado este país. Esto, tan sólo dos semanas después de haber sufrido el envite del huracán Eta.

Las consecuencias en el país han sido desastrosas, pues muchas zonas se han visto de nuevo desbordadas cuando todavía se intentaban recuperar de los estragos provocados por Eta. Las autoridades reportan hasta ahora 16 muertos y 4 desaparecidos.

00:52

Honduras, por su parte, ha visto cómo Iota tocaba su territorio degradado a tormenta tropical. Pero los estragos que ha causado no han sido menores, pues las fuertes lluvias y vientos han causado desbordamientos y caídas del tendido eléctrico.

Según datos de la policía, cinco miembros de una familia, incluidos tres niños, fueron enterrados vivos después de que un deslizamiento de tierra arrasara con su casa en el departamento occidental de Ocotepeque, cerca de la frontera con El Salvador y Guatemal.

En Tegucigalpa se han cerrado más de una decena de puentes por miedo a la subida del nivel del río Choluteca.

“Estamos inundados por todas partes, la lluvia duró casi toda la noche y ahora se detiene por una hora y luego regresa por dos o tres horas”, ha relatado a Reuters Marcelo Herrera, alcalde de Wanpusirpi, una municipalidad del noreste de Honduras. “Necesitamos comida y agua para la población, porque hemos perdido todas las cosechas con Eta”. La región deberá ahora recuperarse de uno de los peores episodios de huracanes en los últimos años.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24