Ola de protestas en Brasil por la muerte a golpes de un cliente afro a manos de dos vigilantes

Cientos de ciudadanos protestan contra la muerte a golpes del afrobrasileño, Joao Alberto Silveira Freitas, a manos de dos vigilantes de un supermercado, en Porto Alegre, Brasil, el 20 de noviembre de 2020.
Cientos de ciudadanos protestan contra la muerte a golpes del afrobrasileño, Joao Alberto Silveira Freitas, a manos de dos vigilantes de un supermercado, en Porto Alegre, Brasil, el 20 de noviembre de 2020. © Reuters/Amanda Perobelli

Sao Paulo y Río de Janeiro fueron el escenario principal de fuertes manifestaciones este viernes a favor de João Alberto Silveira Freitas, un ciudadano afro que murió tras los golpes de dos vigilantes blancos de un supermercado, en la urbe de Porto Alegre. Su muerte es comparada con la del afroamericano George Floyd, ocurrida el pasado mayo en medio de un escándalo de abuso policial, que reavivó las voces contra el racismo dentro y fuera de Estados Unidos.

Anuncios

Un presunto caso de racismo ha desatado la furia en Brasil. Este viernes, justo cuando el país celebraba el Día de la Conciencia Negra, la conmemoración se vivió con tristeza e indignación por el asesinato de un ciudadano afro el jueves, por quien las protestas se extendieron en varios estados.

Productos se queman en un supermercado de Carrefour en Sao Paulo, Brasil, el 20 de noviembre de 2020, en el Día de la Conciencia Negra después de que los manifestantes invadieran el lugar durante una protesta contra el racismo por la muerte de un hombre negro que fue golpeado por agentes de seguridad blancos en un supermercado de la misma cadena en Porto Alegre y que posteriormente falleció.
Productos se queman en un supermercado de Carrefour en Sao Paulo, Brasil, el 20 de noviembre de 2020, en el Día de la Conciencia Negra después de que los manifestantes invadieran el lugar durante una protesta contra el racismo por la muerte de un hombre negro que fue golpeado por agentes de seguridad blancos en un supermercado de la misma cadena en Porto Alegre y que posteriormente falleció. © AFP/Nelson Almeida

En Río de Janeiro y Sao Paulo, decenas de personas irrumpieron en  supermercados de Carrefour, misma filial de la firma francesa en la que João Alberto Silveira Freitas fue agredido a golpes hasta causarle la muerte en Porto Alegre. En algunas tiendas, los indignados prendieron fuego y destruyeron los estantes de víveres. Al grito de "sin justicia, no hay paz", los manifestantes exigieron castigos ejemplares para los causantes del trágico fallecimiento y pidieron el cierre del comercio.

Cientos de personas protestan frente al supermercado donde Joao Alberto Silveira Freitas murió a golpes, a manos de dos vigilantes blancos. En Porto Alegre, Brasil, el 20 de noviembre de 2020.
Cientos de personas protestan frente al supermercado donde Joao Alberto Silveira Freitas murió a golpes, a manos de dos vigilantes blancos. En Porto Alegre, Brasil, el 20 de noviembre de 2020. © AFP/Silvio Avila

"Parece que no tenemos salida… Ni siquiera el día de la Conciencia Negra. De hecho, ¿qué conciencia? Mataron a un negro golpeado frente a las cámaras. La violencia y el odio han perdido completamente la vergüenza. ¿Fueron en vano (las muertes de) George Floyd, João Pedro, Evaldo Santos?", lamentó en su cuenta de Twitter el futbolista brasileño Richarlison de Andrade, delantero del Everton de Inglaterra.

Tanto en Porto Alegre, donde se produjo el hecho, como en otras ciudades, cientos de personas se congregaron en las calles con pancartas con el lema 'Black Lives Matter', el mismo que tomó protagonismo en Estados Unidos, tras la muerte de George Floyd y la agresión contra Jacob Blake, quien quedó con parálisis en sus piernas. Dos hechos que ocurrieron este año y tomaron relevancia internacional para rechazar décadas de violencia racial.

Las circunstancias de los golpes a João Alberto Silveira

Según un video del incidente, grabado por un testigo con su teléfono móvil, y luego difundido en redes sociales y medios de comunicación brasileños, la víctima fue golpeada en repetidas ocasiones en el rostro y la cabeza por un vigilante blanco del supermercado, mientras otro guardia de seguridad lo sujetaba, por lo que quedó en estado de indefensión.

Decenas de manifestants irrumpen en un supermercado Carrefour para protestar contra la muerte de Joao Alberto Silveira Freitas, quien falleció tras los golpes de dos vigilantes de otro supermercado de la misma firma en Porto Alegre. En Sao Paulo, Brasil, el 20 de noviembre de 2020.
Decenas de manifestants irrumpen en un supermercado Carrefour para protestar contra la muerte de Joao Alberto Silveira Freitas, quien falleció tras los golpes de dos vigilantes de otro supermercado de la misma firma en Porto Alegre. En Sao Paulo, Brasil, el 20 de noviembre de 2020. © AFP/Nelson Almeida

En otras imágenes se aprecia a los servicios de emergencia intentando hacer una reanimación cardíaca al hombre que yacía frente a la entrada de la tienda, pero ya había fallecido.

El hombre que murió producto de los golpes fue identificado como João Alberto Silveira Freitas, de 40 años. La policía militar del estado de Rio Grande do Sul dijo que el agredido había amenazado a una trabajadora del supermercado, que luego llamó a seguridad. Los dos vigilantes involucrados en el ataque fueron arrestados. Uno de ellos es policía militar que también trabaja para una empresa de seguridad privada.

Manifestantes vandalizan un vehículo policial durante una protesta contra el racismo, luego de que Joao Alberto Silveira Freitas fuera asesinado a golpes por guardias de seguridad en un supermercado Carrefour en Porto Alegre, Brasil, el 20 de noviembre de 2020.
Manifestantes vandalizan un vehículo policial durante una protesta contra el racismo, luego de que Joao Alberto Silveira Freitas fuera asesinado a golpes por guardias de seguridad en un supermercado Carrefour en Porto Alegre, Brasil, el 20 de noviembre de 2020. © ©Reuters/Diego Vara

La filial brasileña del grupo Carrefour lamentó la "muerte brutal" de Freitas y anunció que tomará "las medidas oportunas para responsabilizar a los involucrados en este caso criminal".

Este trágico hecho sigue generando indignación en las redes sociales y sigue siendo centro de atención en el país. "Todos los días, la estructura racista de este país nos trae la brutalidad como única regla", escribió en Twitter Raull Santiago, un activista de derechos humanos, activo en las favelas de Río.

En Brasil, el último país de América en abolir la esclavitud en 1888, más de la mitad de sus 212 millones de habitantes son negros o mestizos. Según el "Atlas de la violencia" publicado el pasado agosto, el número de asesinatos de personas afro aumentó un 11,5% entre 2008 y 2018, mientras que entre los no negros disminuyó en un 12,9%.

Bolsonaro responde que ve a todos de verde y amarillo

Ante las protestas tras la brutal muerte de João Alberto Silveira, el presidente Jair Bolsonaro aprovechó su participación en la cumbre del G20 el sábado 21 de noviembre para referirse a los hechos. El mandatario negó la existencia del racismo en Brasil y aseguró que todo se trataba de "tensiones ajenas" que algunos querían importar al país para "destruirlo y crear conflicto".

Bolsonaro concluyó su idea con un llamado a la unidad brasileña. "Como hombre y como presidente, veo a todos con los mismos colores, verde y amarillo (colores de la bandera de Brasil). No hay color de piel mejor que otros. Hay seres humanos, buenos y malos", agregó.

Sin embargo, desde el funeral de Silveira rechazaron el negacionismo del Gobierno. "Sabemos lo difícil que es crear conciencia, porque los enemigos de la lucha contra el racismo están ahora en el poder", dijo Matheus Gomes, miembro de la asamblea legislativa de Porto Alegre.

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24