Cuba: una inusual protesta de artistas termina tras acuerdos preliminares con el Gobierno

Decenas de artistas e intelectuales cubanos se manifiestan frente a la sede del Ministerio de Cultura, para exigir el fin de la represión y la censura. En La Habana, Cuba, el 27 de noviembre de 2020.
Decenas de artistas e intelectuales cubanos se manifiestan frente a la sede del Ministerio de Cultura, para exigir el fin de la represión y la censura. En La Habana, Cuba, el 27 de noviembre de 2020. © ©A FP/Yamil Lage

Artistas e intelectuales cubanos protagonizaron una protesta por cerca de dos días frente a la sede del Ministerio de Cultura en La Habana para denunciar la censura y exigir mayor libertad de expresión. La movilización concluyó en las primeras horas del sábado, luego de que los manifestantes señalaran que lograron abrir un acercamiento sin precedentes con el Gobierno. Algunos de los desacuerdos serán abordados entre las dos partes la próxima semana.

Anuncios

Se abre un histórico canal de diálogo entre el Gobierno de Cuba y un grupo de disidentes. En un país donde es difícil que las autoridades acepten negociar con grupos independientes de la sociedad civil, alrededor de 300 artistas e intelectuales se plantaron frente a la sede del Ministerio de Cultura en La Habana, desde la mañana del viernes y hasta la madrugada de este sábado 28 de noviembre, y consiguieron acuerdos preliminares con el Ejecutivo cubano.

Los manifestantes exigían el fin de la censura y del hostigamiento contra los artistas, el respeto a la libertad de creación y expresión, entre otras demandas. Además, se solidarizaron con el llamado Movimiento San Isidro (MSI), conformado en su mayoría por creadores independientes y opositores al Gobierno. Algunos de ellos fueron expulsados el jueves de su sede y detenidos de forma temporal por la Policía, cuando desarrollaban una huelga de hambre para exigir la liberación de uno de sus integrantes, el rapero Denis Solís, sentenciado a ocho meses de cárcel por cargos de desacato.

Tras una reunión de cuatro horas de unos 30 manifestantes -entre ellos el Premio Nacional de Cine, Fernando Pérez- con el viceministro Fernando Rojas y otras autoridades del ámbito cultural, los activistas informaron que las dos partes alcanzaron un acuerdo preliminar.

Los entendimientos alcanzados incluyen poder reunirse en espacios independientes sin ser hostigados -hecho que la artista plástica y activista opositora Tania Bruguera calificó como una “tregua” entre los artistas y el Gobierno-, abrir un diálogo con las instituciones culturales y organizar una agenda de trabajo con temas propuestos por ambas partes.

Asimismo, aseguraron que los funcionarios del Ministerio de Cultura se comprometieron a "interesarse por la situación" de Denis Solís y el artista Luis Manuel Otero Alcántara, también detenido.

El Gobierno cubano no ha hecho públicos los acuerdos preliminares

No todos los manifestantes fuera del ministerio quedaron convencidos por las garantías no vinculantes y se sintieron decepcionados de que ningún funcionario gubernamental saliera a informar públicamente sobre la reunión.

Decenas de artistas e intelectuales cubanos se manifiestan frente a la sede del Ministerio de Cultura, para exigir el fin de la represión y la censura. En La Habana, Cuba, el 27 de noviembre de 2020.
Decenas de artistas e intelectuales cubanos se manifiestan frente a la sede del Ministerio de Cultura, para exigir el fin de la represión y la censura. En La Habana, Cuba, el 27 de noviembre de 2020. © AFP/Yamil Lage

Sin embargo, la mayoría de artistas consideró que ya era un logro histórico haber hecho que el Gobierno se sentara a dialogar con quienes piensan de manera diferente y, para algunos, se rompió el temor a hablar en público en un Estado con un único partido político.

"Hablamos de libertad de expresión, libertad de asociación, censura y represión física (…) No creo que haya habido un diálogo como este en un espacio ministerial en 60 años. Es una llama especial que se encendió hoy aquí", se ilusionó el activista y promotor musical Michel Matos, quien participó en el encuentro.

Los manifestantes confirmaron que habrá un segundo encuentro con el Ministerio de Cultura la próxima semana.

El Movimiento San Isidro, un grupo de artistas y activistas disidentes que encendió la protesta

La movilización frente al Ministerio de Cultura se generó luego de que las autoridades cubanas actuaran contra el Movimiento San Isidro (MSI), un grupo de artistas y activistas disidentes formado hace dos años para protestar por las restricciones a la libertad de expresión en Cuba, generalmente mediante performances artísticas.

Integrantes de ese colectivo venían ganando atención internacional días atrás por una huelga de hambre iniciada el 18 de noviembre en la sede del MSI para pedir la liberación del músico Denis Solís, condenado a ocho meses de cárcel por "desacato".

Pero las fuerzas de seguridad ingresaron por la fuerza al lugar el jueves 26 de noviembre para disolver la protesta, detuvieron brevemente a los cinco miembros en huelga de hambre y a otras nueve personas que estaban en la casa. Entre ellos se encontraba el escritor y periodista Carlos Manuel Álvarez, recientemente llegado del exterior. Las autoridades adujeron que, por la presencia de Álvarez, los manifestantes estaban violando los protocolos contra el Covid-19 y por eso intervinieron.

Con Reuters, EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24