Así fue el eclipse solar que oscureció el cielo en Argentina y Chile

El eclipse solar total visto desde la provincia de Neuquén, Argentina, el 14 de diciembre de 2020.
El eclipse solar total visto desde la provincia de Neuquén, Argentina, el 14 de diciembre de 2020. © AFP - Ronaldo Schemidt

El fenómeno, que fue perceptible durante cerca de dos minutos en el sur del continente americano, logró ser visto por cientos de argentinos y chilenos a pesar de que las condiciones climáticas amenazaban con impedir que fuera apreciado. 

Anuncios

Las fuertes lluvias habían amenazado con evitar que miles de observadores de estrellas en Chile vieran el eclipse, pero en el último momento las nubes se abrieron lo suficiente para que el fenómeno fuera visible.

"Fue hermoso, único. La verdad es que nadie tenía muchas esperanzas de verlo por el clima y las nubes, pero fue único porque se aclaró justo a tiempo. Fue un milagro", comentó a la agencia AFP Matías Tordecilla, un espectador que viajó con su familia durante 10 horas solo para ver el eclipse desde la localidad de Pucón a orillas del lago Villarrica.

El eclipse solar que oscureció este 14 de diciembre de 2020 varios países de Suramérica.
El eclipse solar que oscureció este 14 de diciembre de 2020 varios países de Suramérica. © Raúl Martínez / EFE

En la Patagonia argentina, varias familias y extranjeros habían acampado entre las localidades de Villa El Chocón y Piedra del Águila con la esperanza de apreciar el fenómeno. 

Si bien no se habían registrado intensas lluvias en la zona, los fuertes vientos habían amenazado con afectar la visibilidad del segundo eclipse total en Chile en los últimos 18 meses, el cual se registró a las 16:00 GMT. 

"Me puso la piel de gallina", aseguró Cinthia Vega, una residente de Pucón.

Una familia observa el eclipse solar desde el exterior del Planetario de Buenos Aires, Argentina, el 14 de diciembre de 2020.
Una familia observa el eclipse solar desde el exterior del Planetario de Buenos Aires, Argentina, el 14 de diciembre de 2020. © Juan Ignacio Roncoroni / EFE

A pesar de las restricciones de movimiento impuestas por las autoridades para frenar la propagación del Covid-19, cerca de 300.000 turistas habían llegado a la región de la Araucanía, a unos 800 kilómetros al sur de la capital, Santiago.

Decenas de científicos aficionados y profesionales montaron telescopios en las faldas del volcán Villarrica, uno de los más activos de Chile, para observar el fenómeno que se presenta cuando la luna pasa entre el sol y la Tierra.

En julio de 2019, unas 300.000 personas acudieron al desierto de Atacama, en el norte de Chile, hogar de varios observatorios, para ver el eclipse anterior.

Este evento astronómico fue esperado con entusiasmo por la comunidad indígena mapuche de Chile, el grupo más grande de este tipo en el sur del país.

En la cultura mapuche, un eclipse significa la muerte temporal del sol durante una batalla entre la estrella y una fuerza maligna conocida como "Wekufu".

Con AFP y France 24

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24