Chile deporta a más de 100 inmigrantes entre venezolanos y colombianos

Agentes de la policía de Chile escoltan a los migrantes que serán expulsados del país por no cumplir con su regularización.
Agentes de la policía de Chile escoltan a los migrantes que serán expulsados del país por no cumplir con su regularización. © Alex Diaz / Reuters

Alrededor de 138 personas, procedentes en su mayoría de Colombia y Venezuela, serán enviadas a su país de origen por incumplir con las leyes migratorias de Chile. La medida se da luego de que la localidad de Colchane, ubicada al norte del país y fronteriza con Bolivia, reportara un colapso general tras la llegada de miles de migrantes durante los últimos días. Diversas organizaciones de defensa de los derechos humanos rechazaron la medida que estaría violando los tratados internacionales de protección a refugiados. 

Anuncios

El procedimiento, que ha generado el rechazo de organizaciones de derechos humanos y de políticos venezolanos en el exilio, fue ejecutado días después de que el presidente Sebastián Piñera firmara el decreto 265, el cual otorga permiso a las Fuerzas Armadas para participar en las labores de control de la migración irregular.

"Estamos en presencia del primer vuelo que sale desde el norte (de Chile) y da cuenta de un proceso de expulsión, en su mayoría personas que ingresaron de forma clandestina hace menos de tres meses", dijo Rodrigo Delgado, ministro del Interior chileno. 

Las autoridades chilenas han señalado que la localidad de Colchane, ubicada al norte del país y con una población de 1.700 habitantes, colapsó ante la llegada de miles de personas en los últimos siete días. 

El arribo masivo de migrantes provocó desabastecimiento de bienes básicos y enfrentamientos entre extranjeros y autoridades. Además, generó el colapso del sistema sanitario debido a la pandemia de Covid-19, por lo que las autoridades instalaron campamentos de forma preventiva para atender a los inmigrantes. 

En enero de 2021, al menos 3.600 personas cruzaron la frontera norte hacia territorio chileno, una cifra 10 veces superior a la registrada en la misma fecha del año 2020, de acuerdo con las autoridades. 

Según el Ministerio del Interior, muchas de las personas fueron expulsadas por no haber regularizado su situación migratoria en Chile. Adicionalmente, esa cartera dijo que una minoría fue deportada por motivos judiciales, entre ellos, delitos relacionados con narcotráfico. 

"Con esto nosotros estamos notificando a las personas que tienen intención de llegar a Chile por pasos no habilitados y de forma clandestina que se arriesgan a un proceso de expulsión", agregó Delgado. 

Lucha contra el tráfico ilegal de personas y empresas que auspician la ilegalidad 

El inicio del plan de expulsión se produce luego de que dos inmigrantes, un venezolano y un colombiano, fallecieran al intentar llegar a territorio chileno a pie a través del paso con Bolivia, el cual cuenta con una altura que supera los 3.600 metros de altura. 

Por otro lado, las autoridades chilenas han asegurado que, con la iniciativa, se busca disminuir la labor de empresas y personas que se dedican al tráfico de personas o promueven la migración ilegal.

"Estas bandas o estas organizaciones lo que hacen habitualmente es engañar a las personas prometiéndoles en Chile situaciones que simplemente no se ajustan a la legalidad de nuestro país y por eso se va a enfatizar que todo aquel que entre irregularmente a Chile, no va a poder tener una regularización de su situación y por lo tanto su situación va a ser completamente precaria", dijo el canciller chileno Andrés Allamand al diario 'El Mercurio'.

Expulsión de migrantes genera reacciones adversas 

Tras conocer el primer vuelo con migrantes expulsados, diversas organizaciones de defensa de los derechos humanos alzaron su voz para denunciar la violación de tratados internacionales de protección a refugiados y personas de vulnerabilidad ante las crisis humanitarias. 

Las deportaciones no van a frenar el deslave humano de venezolanos

De igual forma, políticos venezolanos en el exilio denunciaron la medida tomada por el Gobierno de Piñera, uno de los gobernantes que en el pasado reconoció la figura del líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. 

“Las deportaciones no van a frenar el deslave humano de venezolanos. No se emigra voluntariamente, se huye forzosamente de la dictadura, son refugiados. Aquellos con antecedentes penales, que les caiga todo el peso de la ley, pero por unos pocos no pueden pagar muchos inocentes”, escribió en su cuenta de Twitter David Smolansky, representante ante la OEA de Juan Guaidó. 

Chile es, después de Colombia y Perú, la tercera nación con el mayor número de migrantes venezolanos; con más de 470.000 ciudadanos de acuerdo con datos emitidos por ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones. 

De acuerdo con datos de la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela 2021, un documento elaborado por ACNUR y la OIM, en los últimos años la crisis política, económica y social ha impulsado a más de 5,4 millones de venezolanos a salir de su país para buscar una mejor vida en el extranjero. 

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24