Sigue el escándalo en Perú por aplicación irregular de vacunas a altos funcionarios

Le président par intérim du Pérou, Francisco Sagasti, se fait vacciner contre le Covid-19 à Lima, le 9 février 2021
Le président par intérim du Pérou, Francisco Sagasti, se fait vacciner contre le Covid-19 à Lima, le 9 février 2021 Handout Peruvian Presidency/AFP

El presidente interino Francisco Sagasti anunció que las 487 personas que se vacunaron anticipadamente, entre ellas decenas de funcionarios públicos, deberán responder ante la Justicia. Al menos dos ministros han renunciado en los últimos días por el escándalo en la administración irregular de la vacuna contra el Covid-19. Entre los vacunados figuran el expresidente Martín Vizcarra, su esposa y su hermano, así como la excanciller Elizabeth Astete. 

Anuncios

En Perú, los fiscales abrieron la investigación bajo la hipótesis de que algunos funcionarios, y exfuncionarios, del Gobierno habrían recibido dosis de la vacuna de Sinopharm meses atrás y en secreto, incluso antes de que el fármaco fuese aprobado para su uso.

"A partir de hoy (15 de febrero) la comisión investigará, determinará, cómo llegó ese lote, quién decidió que vaya aquí o para allá, a tantos ministerios (…) En el Ministerio de Salud se tiene una idea de quiénes se han vacunado y estos podrían ser de 15 a 20 funcionarios", indicó el ministro de Salud, Oscar Ugarte. 

Durante su intervención en la emisora 'RPP', Ugarte señaló que “comparte la indignación del presidente Francisco Sagasti” y por ello “quien haya participado de la vacunación irregular queda fuera de sus funciones”, agregó. 

Sagasti, presidente interino que asumió el cargo en medio de una crisis política el pasado mes de noviembre, expresó estar molesto por la situación. "Los que han estado involucrados en estos actos totalmente impropios e inapropiados no tendrán un lugar en mi gobierno", dijo Sagasti durante una entrevista a 'América Televisión'. 

La mayoría de sus ministros, y otros que sirvieron bajo el mando de Martín Vizcarra, han expresado que no recibieron la vacuna.

Vacunación adelantada genera crisis en el Gobierno  

La crisis política estalló el 11 de febrero cuando el expresidente, Martín Vizcarra reconoció ante los medios de comunicación haber sido vacunado en octubre, semanas antes de que fuera destituido por el Congreso en un juicio político relámpago.

Tras conocerse la declaración, Pilar Mazzetti, quien fungía como ministra de Salud, dimitió al cargo después de ser convocada por el Congreso a rendir una declaración sobre los comentarios de Vizcarra. Asimismo, Luis Suárez y Víctor Bocangel, viceministros, también renunciaron a sus cargos. 

El 14 de febrero, Elizabeth Astete renunció al cargo de ministra de Relaciones Exteriores luego de admitir que recibió la primera dosis de la vacuna en enero bajo el argumento de que “no podía darse el lujo de caer enferma”. 

"He presentado al señor presidente de la República mi carta de renuncia al cargo de ministra de Relaciones Exteriores", publicó Astete en un mensaje a través de la red social Twitter, en el que calificó como un error haberse vacunado.

Recibida la renuncia de Astete, Allan Wagner, exdirector de la Academia Diplomática del Perú, asumirá como nuevo ministro de Relaciones Exteriores. Será la tercera vez que ocupe el cargo, la primera fue entre 1985 y 1988, bajo el Gobierno de Alan García y luego entre 2002 y 2003 durante el mando de Alejandro Toledo. 

Diversas instituciones se suman a la investigación 

Zoraida Ávalos, fiscal general de Perú, anunció una investigación preliminar contra Vizcarra y los “responsables del manejo de las dosis de cortesía”, dijo un vocero del organismo citado por la agencia de noticias Reuters. 

La Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), la cual estuvo a cargo de los ensayos clínicos de la vacuna de Sinopharm en Perú, señaló que se puso "a disposición para colaborar con todas las investigaciones por parte de las autoridades competentes". 

La universidad informó que recibió un lote de 3.200 dosis, adicionales a las 12.000 garantizadas para la vacunación de los voluntarios que participaron en el proceso de investigación y la posterior aprobación del fármaco.

Asimismo, la institución dejó claro que ni Vizcarra ni su esposa formaban parte del grupo de voluntarios en el estudio. 

Dicho lote adicional fue entregado para ser administrado por el equipo de investigación, liderado por el doctor Germán Málaga, quien deberá comparecer ante el Congreso para informar las razones que permitieron la aplicación de vacunas fuera de los grupos de la investigación. 

 

El 7 de febrero, Perú recibió un primer lote de 300.000 dosis de vacunas elaboradas por Sinopharm, de un millón pactadas bajo acuerdo. La nación comenzó un proceso de inmunización del personal sanitario, entre los cuales el presidente Francisco Sagasti recibió la vacuna.

De acuerdo con el conteo independiente de la Universidad Johns Hopkins, Perú registra 1,2 millones de contagios y 43.703 muertes por la enfermedad. 

Con EFE Reuters y AFP 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24