Brasil: Bolsonaro sustituye al presidente de Petrobras por un militar de la reserva del Ejército

Un trabajador revisa los volúmenes de combustible en un vagón de tren cerca de un tanque de la petrolera estatal Petrobras, en Brasilia, Brasil, el 19 de febrero de 2021.
Un trabajador revisa los volúmenes de combustible en un vagón de tren cerca de un tanque de la petrolera estatal Petrobras, en Brasilia, Brasil, el 19 de febrero de 2021. © Reuters/Ueslei Marcelino

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció este viernes que releva al hasta ahora presidente de la estatal petrolera Petrobras, Roberto Castello Branco. Su reemplazo será Joaquim Silva, un militar de la reserva del Ejército. El mandatario lo nombró en medio de la crisis por el aumento de los precios del combustible, por la que responsabilizó a Castello.

Anuncios

Los desacuerdos por el alza en los precios del combustible entre Petrobras y el Ejecutivo brasileño terminaron este viernes 19 de febrero en un sorpresivo cambio en la dirección de la estatal petrolera.

El presidente Jair Bolsonaro removió de su cargo al economista Roberto Castello y en su reemplazo eligió a Joaquim Silva, militar de reserva del Ejército quien hasta ahora se desempeñaba como director de la parte brasileña de la hidroeléctrica binacional de Itaipú. Silva también fue ministro de Defensa durante el Gobierno de Michel Temer.

"El Gobierno decidió designar al señor Joaquim Silva e Luna para cumplir una nueva misión como consejero de Administración y presidente de Petrobras, tras el cierre del ciclo superior a dos años del actual presidente, el señor Roberto Castello Branco", señaló el Ministerio de Minas y Energía en un comunicado divulgado por el propio Bolsonaro.

Silva e Luna aún deberá ser confirmado para el cargo por el consejo de administración de la compañía, pero su designación es el desenlace del enfrentamiento entre Bolsonaro y Castello. Este último aseguró que una anunciada huelga de camioneros, en contra del alza de los precios del diésel, no era un problema de la empresa. En respuesta, Bolsonaro advirtió que esos comentarios tendrían “consecuencias”.

Archivo-El entonces ministro de Defensa, Joaquim Silva e Luna, asiste a la ceremonia de presentación de los Oficiales Generales promovidos en el Palacio Planalto de Brasilia, Brasil, el 11 de abril de 2018.
Archivo-El entonces ministro de Defensa, Joaquim Silva e Luna, asiste a la ceremonia de presentación de los Oficiales Generales promovidos en el Palacio Planalto de Brasilia, Brasil, el 11 de abril de 2018. © AFP/Evaristo Sa

De ser ratificado, el exministro de Defensa se convertirá en el primer militar en ocupar el más alto cargo en la petrolera desde 1989.

Al retirar a Roberto Castello Branco, Bolsonaro busca disuadir a los camioneros, quienes amenazaron con ir a huelga a principios de mes y previsiblemente paralizar al país como ocurrió con una protesta similar en 2018.

En medio de la presión, el mandatario brasileño anunció el jueves que haría cambios en Petrobras, que es 50,26 % propiedad del Gobierno federal. Asimismo, prometió eliminar los impuestos nacionales sobre el diésel durante los próximos dos meses.

"En estos dos meses, estudiaremos una forma de reducir permanentemente a cero este impuesto al diésel, en parte para ayudar a equilibrar este aumento de Petrobras, que es excesivo en mi opinión", dijo el mandatario en una transmisión semanal en múltiples plataformas de redes sociales.

Señalan presunta interferencia política en los precios del combustible de Petrobras

El precio de la gasolina acumula un aumento cercano al 35 % este año y el diésel incrementó un 30 %. Este último es el combustible que se usa principalmente para el transporte de carga.

Petrobras ha dicho repetidamente que vende combustibles en todo el país acorde con los montos internacionales. La empresa ha estado subiendo los precios de los hidrocarburos y las preocupaciones por una posible interferencia política llevó a los analistas a rebajar las calificaciones de las acciones petroleras, según reveló un informe de Reuters el pasado 5 de febrero.

Un trabajador revisa los volúmenes de combustible en un vagón de tren cerca de un tanque de la petrolera estatal Petrobras, en Brasilia, Brasil, el 19 de febrero de 2021.
Un trabajador revisa los volúmenes de combustible en un vagón de tren cerca de un tanque de la petrolera estatal Petrobras, en Brasilia, Brasil, el 19 de febrero de 2021. © Reuters/Ueslei Marcelino

"No puedo interferir en Petrobras y no lo haría, incluso si algo sucedería en Petrobras en los próximos días", dijo el jefe de Estado. Pero acto seguido advirtió: si "algo debe cambiar, sucederá".

La interferencia gubernamental en la política de precios del combustible de Petrobras ha sido durante mucho tiempo una preocupación para el mercado. En 2018, el entonces director ejecutivo de la compañía estatal renunció cuando Brasilia intervino para bajar artificialmente los montos a pagar por este recurso en respuesta a una huelga de camioneros en todo el país.

Este viernes, tras anunciar el relevo en la compañía, las acciones de Petrobras cayeron un 6,6 % en la Bolsa de Valores de São Paulo, en momentos en que los inversores anticipan un cambio en la gestión del gigante petrolero.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24