Justicia peruana despenaliza la eutanasia para el caso de Ana Estrada

En la primera sentencia sobre este sensible tema en Perú, el 10º Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Lima ordenó al Ministerio de Salud y al Seguro Social de Salud "respetar la decisión" de Ana Estrada Ugarte, de 44 años, "de poner fin a su vida a través del procedimiento técnico de la eutanasia".
En la primera sentencia sobre este sensible tema en Perú, el 10º Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Lima ordenó al Ministerio de Salud y al Seguro Social de Salud "respetar la decisión" de Ana Estrada Ugarte, de 44 años, "de poner fin a su vida a través del procedimiento técnico de la eutanasia". © EFE

Una corte de Perú ordenó "respetar" la decisión de una mujer que padece una enfermedad incurable de poner fin a su vida con asistencia médica. Con este fallo, los médicos que apliquen este procedimiento a Ana Estrada, en el momento que ella lo decida, quedarán eximidos de cargos. 

Anuncios

Es una decisión histórica en la región. Un juez peruano ordenó este 25 de febrero despenalizar la eutanasia para el caso de Ana Estrada Ugarte, la primera persona en el país en pedir públicamente el derecho a morir dignamente.

El inédito fallo ordena al Ministerio de Salud y al Seguro Social de Salud (EsSalud) respetar y atender la solicitud de Estrada, -que sufre polimiositis, una enfermedad degenerativa e incurable que debilita sus músculos-, "de poner fin a su vida a través del procedimiento técnico de la eutanasia".

"Estoy sin palabras, muy emocionada, para mí es un placer, una alegría enorme la que estoy sintiendo. Hemos llegado a la meta", fueron las primera palabras de Ana Estrada tras conocer la decisión.

La eutanasia se practicará en un máximo de 10 días después de que Estrada anuncie su voluntad

Esta decisión se toma casi dos meses después de que la mujer, con apoyo de la Defensoría del Pueblo, presentara una demanda de amparo contra el Estado, a fin de que se reconozca su derecho a una muerte en condiciones dignas. La acción se dirigía contra el Ministerio de Salud, EsSalud y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Solicitaba la inaplicación del artículo 112 del Código Penal, que sanciona con una pena privativa de libertad no mayor de tres años el delito de homicidio piadoso.

Ahora, con esta nueva sentencia, los médicos que apliquen la eutanasia a Estrada, en el momento que ella lo decida, quedarán eximidos de castigo.

El fallo establece también una serie de plazos para que el Ministerio de Salud y EsSalud atiendan la solicitud de la peruana. Primero, deberán conformar en siete días tres comisiones médicas, -con reserva de la identidad de los médicos y con respeto de su objeción de conciencia-, para elaborar los aspectos asistenciales y técnicos a la eutanasia.

Una vez aprobados los protocolos, EsSalud deberá practicar el procedimiento a Estrada en un máximo de diez días desde el momento en que ella manifieste formalmente su voluntad.

No se trata de "una apología a la muerte"

Durante la audiencia, Estrada ya dejó claro que tiene ganas de vivir,y que lo que pretende es tener la libertad de poder elegir el momento en el que quiera morir con dignidad. "No se trata de querer morir o de hacer una apología a la muerte, sino, más bien, al contrario: seguir hasta el último capítulo de mi vida con mi forma de pensar y con mi forma de desarrollarme, tomando mis propias decisiones", explicó a la radio 'RPP'.

La peruana, psicóloga de profesión, sufre desde los 12 años poliomistiosis incurable. La enfermedad provoca una debilidad muscular progresiva, por lo que usa silla de ruedas desde los 20 años. Su enfermedad se complicó a partir de 2015 y permanece ahora en cama 20 horas al día.

Desde su blog titulado ‘Ana busca la muerte digna’, la también psicóloga de profesión se ha convertido en activista de su propia causa.
Desde su blog titulado ‘Ana busca la muerte digna’, la también psicóloga de profesión se ha convertido en activista de su propia causa. © EFE

Desde hace un año, se ha convertido en activista de su propia causa. Desde su blog titulado 'Ana busca la muerte digna', escribe sobre la necesidad de crear conciencia respecto al derecho que reclama. “Mi cuerpo se sigue deteriorando. Cada día estoy perdiendo más fuerza. Dependo más del ventilador, me agoto más para deglutir y en general para todas las actividades diarias. Necesito la garantía de parte del Estado para elegir cuándo y en qué condiciones morir. Ayúdenme a lograrlo”, dijo hace unos días en este diario.

“El fallo es histórico porque reconoce un derecho y eso no sucede todos los días", declaró a la AFP Percy Castillo, adjunto de derechos humanos de la Defensoría. "El ser humano tiene todo el derecho de ponerle fin a su vida, porque es el último recodo de libertad", reaccionó por su parte el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez.

"Es un gran logro, el hecho de que se haya declarado que tengo derecho sobre mí, que pareciera que hay mucha gente que no lo ha podido comprender, pero no entendían que se trataba de mi derecho", comentó Estrada.

Un tema controversial en Perú

La sentencia del juez Jorge Luis Ramírez, del undécimo Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima, puede ser apelada por los Ministerios de Salud y de Justicia y por EsSalud, cuyos abogados se oponen a la demanda de Estrada al considerar que la eutanasia debe ser legalizada por una ley en el Congreso.

Sin embargo, la Defensoría del Pueblo, que ha acompañado la demanda de Estrada, ya ha anticipado que acudirán al Tribunal Constitucional si se revierte en segunda instancia la presente sentencia.

La Corte argumentó que negarle la muerte asistida a Estrada afecta "los derechos a la dignidad, autonomía y libre desarrollo de su personalidad".
La Corte argumentó que negarle la muerte asistida a Estrada afecta "los derechos a la dignidad, autonomía y libre desarrollo de su personalidad". © Jean-Christophe Verhaegen / AFP

El único aspecto que el juez no aceptó de la demanda fue ordenar al Ministerio de Salud que elabore una directiva para otros casos similares al de Estrada, por lo que de momento Ana será la única persona en Perú con derecho a la eutanasia.

Esta sentencia supone un paso hacia la legalización de la eutanasia en todo el país. Sin embargo, también puede generar una gran controversia en Perú, un país mayoritariamente católico.

Hasta ahora sólo seis países en el mundo han legalizado la eutanasia: Bélgica, Canadá, Colombia, España, Holanda y Luxemburgo. En México existe la llamada ley del "buen morir", que autoriza al paciente o su familia a solicitar que la vida no sea prolongada por medios artificiales, mientras en Uruguay y Chile el Congreso discute un proyecto sobre la eutanasia.

Con AFP, EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24