Colombia lanza una fuerza élite para combatir grupos rebeldes y redes de narcotráfico

El presidente colombiano, Iván Duque, activó este viernes en el principal centro de formación del Ejército colombiano, el Comando contra el Narcotráfico y las Amenazas Transnacionales (Conat), que tendrá que combatir el narcotráfico.
El presidente colombiano, Iván Duque, activó este viernes en el principal centro de formación del Ejército colombiano, el Comando contra el Narcotráfico y las Amenazas Transnacionales (Conat), que tendrá que combatir el narcotráfico. © Presidencia de Colombia

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este viernes la entrada en operaciones de un comando élite de 7.000 militares que perseguirá a los rebeldes que se financian con el tráfico de drogas y otras actividades ilegales. El país atraviesa su peor oleada de violencia desde el desarme de las FARC en 2016.

Anuncios

Desmantelar laboratorios; desvertebrar estructuras de lavado de activos y perseguir a jefes de cárteles de la droga. Esas serán las misiones de la nueva unidad militar que Colombia lanzó este viernes 26 de febrero.

Rodeado de helicópteros, tanques de guerra y cientos de soldados, el presidente colombiano, Iván Duque, describió como "histórica" la creación de este Comando contra el Narcotráfico y las Amenazas Transnacionales (Conat).

Compuesta por 7.000 efectivos, será comandada por el general de brigada Juan Carlos Correa, un uniformado con 32 años de carrera militar.

"Someter a cualquier forma transnacional de terrorismo"

"Nace con el propósito de doblegar, de golpear y de someter las estructuras del narcotráfico y de las amenazas transaccionales ligadas a la explotación ilegal de minerales, al trafico de especies, de personas y, por supuesto, a cualquier forma transnacional de terrorismo", lanzó el presidente desde la base militar de Tolemaida, en el centro del país.

Esta última precisión podría verse con cautela desde territorio venezolano. El ministro de Defensa del país cafetero, Diego Molano Aponte, reveló que el Conat priorizará su accionar en los departamentos de Cauca y Putamayo, pero también en la región del Catatumbo, en la frontera con Venezuela.

Duque aseguró el pasado 8 de febrero que perseguiría  "objetivos de alto valor", que según él, encontraron refugio en Venezuela con la supuesta complicidad del Gobierno chavista. El Ejecutivo colombiano sostiene que en la actualidad unos 1.400 miembros de grupos armados ilegales se mueven en ambos lados de la frontera.

En 2008, Colombia ordenó una operación que mató a uno de los líderes de la guerrilla de las FARC en suelo ecuatoriano, lo que desató una grave crisis diplomática con Quito.
En 2008, Colombia ordenó una operación que mató a uno de los líderes de la guerrilla de las FARC en suelo ecuatoriano, lo que desató una grave crisis diplomática con Quito. © Presidencia de Colombia

Por su parte, la semana pasada, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, acusó a Colombia de ser "un permanente centro de conspiración en contra de Venezuela", y aseguró que desde la nación andina "se ha organizado un continuo y descarado injerencismo" que, según el funcionario, incluyó "intentos de magnicidio e incursiones armadas en las costas venezolanas". Asimismo, Padrino López advirtió que "cualquier intento de violación" a la integridad territorial de Venezuela, bien sea convencional o encubierto, tendrá una reacción contundente".

Caracas rompió relaciones con Bogotá en febrero de 2019, luego de que el mandatario Iván Duque reconociera al opositor Juan Guaidó como presidente interino de ese país.

La lucha contra el narcotráfico desde la fumigación con glifosato

La decisión de Colombia de crear este bloque militar se produce mientras el país se prepara para reanudar la fumigación aérea de los cultivos de coca con el herbicida glifosato, supuestamente a partir de finales de marzo, si el Gobierno recibe la aprobación de la Corte Constitucional.

El país, considerado el primer productor mundial de cocaína, suspendió en 2015 las fumigaciones aéreas con glifosato, tras las advertencias de la Organización Mundial de la Salud de que el producto químico era potencialmente dañino para la salud y el medio ambiente.

Pero durante la inauguración de este viernes, Duque aseguró que "la lucha contra el narcotráfico es una lucha moralmente necesaria y correcta. Es ubicarse del lado indicado de la historia". El presidente aseguró que este comando se creó debido a que "la amenaza demanda acciones cada vez más contundentes".

Las incautaciones de cocaína aumentaron un 106 % frente al mismo periodo del año anterior, pasando de 27,5 toneladas a 56,7 toneladas, según el Gobierno colombiano.
Las incautaciones de cocaína aumentaron un 106 % frente al mismo periodo del año anterior, pasando de 27,5 toneladas a 56,7 toneladas, según el Gobierno colombiano. © Juan Barreto / AFP

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, durante 2019, los cultivos de coca abarcaron unas 154.000 hectáreas en Colombia, con un potencial para producir 1.137 toneladas de cocaína.

No hay cifras del organismo disponibles para 2020, pero según el Gobierno, las fuerzas armadas erradicaron de manera manual 130.000 hectáreas de coca el año pasado, incautaron 500 toneladas de cocaína, y registraron la destrucción de más de 830 laboratorios.

ELN y disidentes de las FARC, en la mira del Conat

La otra principal misión de esa fuerza élite será responder a la amenaza de los grupos armados ilegales que se financian con el tráfico de drogas y otras actividades. El presidente aseguró así que el comando perseguirá "sin contemplación" al Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla activa reconocida en Colombia, así como a disidencias de las FARC que se apartaron del acuerdo de paz firmado en 2016.

Disidentes, ELN y bandas narcotraficantes de origen paramilitar se disputan actualmente las rutas para exportar cocaína, las rentas de la minería ilegal y la extorsión en Colombia, que atraviesa la peor oleada de violencia desde el desarme de las FARC.

Un informe de la ONU reveló el martes 23 de febrero que en 2020 se documentaron 76 masacres en Colombia, en las que fueron asesinadas 292 personas, incluyendo 24 niños. Además, su oficina documentó 248 homicidios de excombatientes de las FARC desde la firma del acuerdo de paz de 2016, así como 795 amenazas contra líderes sociales y defensores de derechos humanos.

La ONG Human Rights Watch también publico este mes un informe que presenta la grave situación en la que está Colombia. Según este documento, entre 2016 y 2020, más de 400 líderes sociales y defensores de derechos humanos han sido asesinados.

Justamente, en el marco de la inauguración de la nueva unidad militar, Duque afirmó que el narcotráfico es una "fuerza perversa que asesina líderes sociales" y "a quienes están en proceso de retorno en la legalidad".

No obstante, en el informe de Human Rights Watch, su director para las Américas, José Miguel Vivanco, apuntó que "el Gobierno ha desplegado tropas a muchas zonas, pero no ha fortalecido al mismo tiempo el sistema de Justicia ni asegurado un acceso adecuado a oportunidades económicas y educativas, así como a servicios públicos", retos que la entidad señala como necesarios para lograr una paz duradera en la nación suramericana.

Con Reuters, AFP, EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24