Bolivia: cuatro detenidos por convocar asamblea en la que murieron siete universitarios

Estudiantes y familiares esperan información tras el accidente en el que murieron varios estudiantes hoy, en El Alto (Bolivia). Al menos siete estudiantes murieron y cuatro resultaron heridos este martes al caer desde un cuarto piso luego de que una baranda se rompiera en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) en Bolivia. Los jóvenes asistían a una asamblea extraordinaria estudiantil, que fue convocada por el Centro de Estudiantes, reunión que derivó en protestas y se registraron empujones que provocaron que la baranda cediera.
Estudiantes y familiares esperan información tras el accidente en el que murieron varios estudiantes hoy, en El Alto (Bolivia). Al menos siete estudiantes murieron y cuatro resultaron heridos este martes al caer desde un cuarto piso luego de que una baranda se rompiera en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) en Bolivia. Los jóvenes asistían a una asamblea extraordinaria estudiantil, que fue convocada por el Centro de Estudiantes, reunión que derivó en protestas y se registraron empujones que provocaron que la baranda cediera. © Martin Alipaz / EFE

Ya son siete los estudiantes que murieron en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) el martes, después de que una baranda cediera y 11 personas cayeran al vacío desde un cuarto piso. Este miércoles, cuatro de las ocho personas que convocaron la asamblea estudiantil fueron arrestadas, ya que no contaban con el permiso de la universidad para celebrar una reunión en plena pandemia.  

Anuncios

El Alto está de luto. Una asamblea estudiantil celebrada el martes 2 de marzo en la Universidad Pública de El Alto (UPEA), ciudad periférica de La Paz, terminó en tragedia: siete estudiantes fallecieron al caer desde un cuarto piso cuando una baranda se rompió –cuatro hombres y tres mujeres de entre 19 y 27 años–; otros cuatro están hospitalizados de gravedad.

Con empujones y forcejeos, decenas de estudiantes protagonizaron una confusa pelea a raíz de una asamblea extraordinaria estudiantil, convocada en el edificio de Ciencias Financieras. La grabación de uno de los testigos muestra que la baranda no resistió la presión y 11 personas cayeron al vacío cuando esta cedió, desde una altura de más de 16 metros. Tras el impactante suceso, tres víctimas murieron en el acto.

Una reunión que incumplía las medidas de seguridad por la pandemia

Horas después de la tragedia, la policía detuvo a cuatro de las ocho personas que firmaron la convocatoria de la reunión, ya que no tenían la autorización de la universidad para celebrar el acto en plena pandemia –de hecho, una resolución en vigor prohíbe celebrar asambleas debido a la crisis sanitaria–.

"Vamos a emitir la imputación formal por el delito de homicidio y lesiones graves y gravísimas, vamos a solicitar la detención preventiva" de esas personas, aseguró en una rueda de prensa el fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío.

Un bombero habla con una mujer que espera información tras el accidente en el que murieron varios estudiantes hoy, en El Alto (Bolivia). Al menos siete estudiantes murieron y cuatro resultaron heridos este martes al caer desde un cuarto piso luego de que una baranda se rompiera en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) en Bolivia. Los jóvenes asistían a una asamblea extraordinaria estudiantil, que fue convocada por el Centro de Estudiantes, reunión que derivó en protestas y se registraron empujones que provocaron que la baranda cediera.
Un bombero habla con una mujer que espera información tras el accidente en el que murieron varios estudiantes hoy, en El Alto (Bolivia). Al menos siete estudiantes murieron y cuatro resultaron heridos este martes al caer desde un cuarto piso luego de que una baranda se rompiera en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) en Bolivia. Los jóvenes asistían a una asamblea extraordinaria estudiantil, que fue convocada por el Centro de Estudiantes, reunión que derivó en protestas y se registraron empujones que provocaron que la baranda cediera. © Martin Alipaz / EFE

El fiscal enfatizó que "no se podía" realizar ese tipo de convocatorias ya que las clases en esa universidad eran telemáticas por la pandemia, debido a la distancia de seguridad. Además, denunció que la no asistencia a esa convocatoria estaba sujeta a sanciones "pecuniarias" y hasta "físicas".

El foco ahora está puesto en el repartimiento de responsabilidades. El Centro de Estudiantes convocó la asamblea, que además era de asistencia obligatoria para discutir “la situación institucional” de la universidad. Según la policía, la reunión no logró definir a nuevos dirigentes, algo que provocó "una disputa entre dos frentes", que se trasladó al cuarto piso de uno de los pabellones donde estaban algunos líderes, según indicó Jhonny Aguilera, comandante de la policía.

Las imágenes de seguridad mostraron cómo dos jóvenes forcejeaban y una de ellas caía tras el desprendimiento de la baranda. Por ello, la joven será llamada a declarar junto a otros implicados y los tres guardias de seguridad que estaban de turno.

Las investigaciones iniciales situaron el mal estado de las barandas como un factor desencadenante de la tragedia, ya que estaban débilmente fijadas al suelo.

Aguilera señaló durante una comparecencia que los técnicos que revisaron las instalaciones determinaron que la fijación al suelo era "inadecuada e insuficiente porque están ligados al piso no como una estructura contundente", sino a través de "un punteo de soldadura de arco" o "incluso colados con masilla metálica".

Un posible ‘pacto de silencio’ en la universidad

La policía podría enfrentarse a un ‘pacto de silencio’ entre los que convocaron al encuentro. Las investigaciones han tropezado con que las oficinas de las carreras como la de Contaduría "se han cerrado" por lo que inicialmente no se ha podido acceder a información específica, según indicó Aguilera. “Con o sin pacto vamos a esclarecer este tema”, advirtió el alto funcionario de las fuerzas de seguridad.

Varios implicados en el suceso han desaparecido. De hecho, uno de los principales dirigentes universitarios relacionado con la convocatoria de la asamblea estudiantil está en búsqueda de las autoridades. Las investigaciones han esclarecido, además, que hay instrucciones para que los estudiantes y los funcionarios implicados en el suceso proporcionen información a la policía, en lo que parece ser todo un entramado de “poder” en el centro universitario.

Por su parte, la UPEA no ha reconocido ninguna responsabilidad a pesar del mal estado de las instalaciones. En un breve comunicadola institución expresó sus “condolencias” y aseguró que cubriría los gastos de hospitalización de los heridos y también los costos funerarios de las víctimas mortales.

 

El accidente estremeció al país andino, con reacciones de instituciones educativas y partidos políticos. El presidente de la nación, Luis Arce, expresó su solidaridad con las familias de los muertos y heridos a través de redes sociales.

Esta semana estaban programados varios eventos de cierre de campaña con motivo de las elecciones municipales y de gobernación del próximo domingo, pero la tragedia ha ocasionado la cancelación de la mayoría de los actos.

Con EFE, AFP y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24