Colombia: diez disidentes de la exguerrilla de las FARC mueren en un bombardeo del Ejército

Imagen de archivo. Un combatiente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, monta guardia en un campamento en el departamento de Putumayo, suroeste de Colombia, el martes 28 de febrero de 2017.
Imagen de archivo. Un combatiente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, monta guardia en un campamento en el departamento de Putumayo, suroeste de Colombia, el martes 28 de febrero de 2017. © Fernando Vergara / AP

Los diez combatientes hacían parte la disidencia comandada por el guerrillero conocido como alias ‘Gentil Duarte’, de los primeros comandantes de la exguerrilla de las FARC que decidió apartarse del proceso de paz. El ataque responde a la política de ofensiva militar del Gobierno de Iván Duque contra estos grupos armados. 

Anuncios

Nuevo golpe contra las disidencias de la exguerrilla de las FARC en Colombia. Diez combatientes murieron en un bombardeo ejecutado por el Ejército colombiano en el departamento del Guaviare, ubicado el sur del país. Estas personas pertenecían a la disidencia comandada por el guerrillero Miguel Botache Santillana, conocido con el alias de ‘Gentil Duarte’, y quien lidera varios grupos de disidentes en el sur y oriente del país.

El ataque se dio cerca del municipio de Calamar. De acuerdo con el Ministerio de Defensa, otros tres combatientes fueron capturados tras resultar heridos durante el operativo.

Esta estructura, que antes era el Frente Primero de la ya extinta guerrilla de las FARC, fue una de las primeras en decidir no acogerse al acuerdo de paz de 2016 y se retiró de las negociaciones, alegando que no había garantías suficientes para dejar las armas. 

Los grupos comandados por Duarte permanecieron en los territorios que ya dominaban y es señalada por presunto reclutamiento de menores, ataques a la fuerza pública, narcotráfico y minería ilegal en los departamentos del Caquetá, Guaviare y Meta. 

A través de su cuenta de Twitter el nuevo Ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, dijo que seguirán debilitando a las disidencias de las Farc y que “este Gobierno no descansará hasta llegar a su cabecilla, símbolo del mal ‘Gentil Duarte”.

Como este, existen varios grupos de disidentes de la antigua guerrilla de las FARC que operan en todo el país. Algunos, como el frente de 'Gentil Duarte', decidieron seguir alzados en armas por motivos inicialmente políticos, mientras que otros grupos se han convertido en bandas criminales que solo operan por el narcotráfico y el control del territorio. 

Se estima que en el territorio colombiano hay unos 2.300 combatientes que integran grupos de disidencias de las FARC, y la mayoría de ellos hace presencia en zonas donde existen cultivos ilícitos, que es la principal fuente de sus economías.

La mano dura del Gobierno Duque contra las disidencias y sus daños colaterales

Desde su llegada al Gobierno el presidente Iván Duque se mostró decidido a combatir los varios grupos armados que operan en el país a través de las ofensivas militares. El de este martes es uno de los ataques más significativos contra las disidencias de las FARC, a quien el mandatario prometió derrotar “donde quiera que se encuentren”.

Sin embargo, la efectividad con la que el Ejército realiza este tipo de operaciones ha sido cuestionada, y la imagen de los militares se ha visto permeada por escándalos de violación a los derechos humanos.

En 2019 la fundación InSight Crime advirtió sobre “los potenciales peligros que este tipo de operativos pueden significar para la población civil”. En agosto de ese mismo año el Ejército dio otro gran golpe a un grupo de disidencias de las FARC en el municipio de San Vicente del Caguan, departamento de Caquetá y en el que murieron 14 combatientes, entre ellos el líder guerrillero conocido con el alias de ‘Gildardo Cucho’.

Pero en noviembre se conoció que, en dicho bombardeo, murieron ocho menores de edad, y lo que es peor, que el entonces ministro de Defensa, Guillermo Botero, tenía conocimiento sobre la presencia de menores en ese campamento. Luego de conocerse esta información, Botero tuvo que dejar su cargo.

Desde el acuerdo de paz firmado entre el Gobierno colombiano y las FARC, varios grupos armados han proliferado en las regiones que abandonó la antigua guerrilla, aprovechando el vacío de poder que ocasionó la falta de presencia del Estado, que en muchas regiones solo llega a través del Ejército.

Con EFE y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24