La Fiscalía de Colombia pide archivar investigaciones contra el expresidente Uribe

El expresidente y legislador de Colombia, Álvaro Uribe, llega a una audiencia privada en la Corte Suprema de Justicia en Bogotá, Colombia, el 8 de octubre de 2019.
El expresidente y legislador de Colombia, Álvaro Uribe, llega a una audiencia privada en la Corte Suprema de Justicia en Bogotá, Colombia, el 8 de octubre de 2019. © Luisa Gonzalez / Reuters

El ente acusador presentó una solicitud ante la Justicia colombiana para que la investigación por cargos de fraude procesal y cohecho en los que se implica al exmandatario Álvaro Uribe sean archivados. La noticia causó un amplio revuelo entre los afectados en el caso.

Anuncios

Este 5 de marzo, la Fiscalía General de Colombia presentó en un juzgado de la capital, Bogotá, una solicitud para que la Justicia archive el expediente de las investigaciones contra el expresidente Álvaro Uribe, a quien se le acusa desde 2018 de haber manipulado testigos en medio de una investigación en su contra. 

El documento fue firmado por el fiscal Gabriel Jaimes Durán. En el texto de cuatro páginas, el ente acusador asegura que esta solicitud se debe a la falta de evidencia de la implicación del acusado en los hechos.  

“Luego de la valoración integral de los elementos materiales probatorios, la evidencia física y la información legalmente obtenida durante el curso del proceso, el fiscal del caso estableció que varias de las conductas por las cuales se vinculó jurídicamente al excongresista no tienen la característica de delito, y otras que sí lo son, no se le pueden atribuir como autor o participe”, indicó el ente acusador en una nota de prensa horas después.

El caso, que iba a ser investigado inicialmente por la Corte Suprema, pasó a manos de la Fiscalía General después de que el expresidente Álvaro Uribe, quien ejercía como senador del país cuando fue imputado, renunciara a su escaño en el Congreso, un movimiento que sus detractores aseguran fue calculado al considerarse que la Corte sería más estricta en el proceso

El caso acusa a Uribe y a su equipo de trabajo de haber manipulado presuntamente a testigos para obtener declaraciones a su favor y en contra del senador Iván Cepeda, quien en 2012 acusó al expresidente de estar vinculado con grupos paramilitares. 

La Corte Suprema había recopilado testimonios, conversaciones de mensajería instantánea y grabaciones de llamadas telefónicas del abogado Diego Cadena, del equipo de Uribe, capturadas por el exparamilitar Juan Guillermo Monsalve. También había conseguido soportes del presunto dinero o insumos entregados a los testigos.

Tras conocer la noticia, Uribe publicó el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: 

Implicados en el caso de Uribe acusan a la Fiscalía de defender al acusado

Una de las reacciones que más pronto se produjo fue la del senador Iván Cepeda, principal contraparte del proceso. El senador por el partido Polo Democrático acusó al fiscal del caso de haberse convertido “prácticamente en abogado de Uribe”. 

En la misma línea se pronunció Eduardo Montealegre, exfiscal general del país, quien también figura como víctima del caso. “Existió un claro sesgo político, un desvío del poder en la recolección de estas pruebas (...) (el fiscal) se convirtió de facto en un abogado más de la defensa de Álvaro Uribe”, aseguró.

Tras la solicitud presentada este viernes por la Fiscalía, las víctimas y partes implicadas podrán recurrir el documento. Ahora el proceso deberá ser asignado un juez del circuito de Bogotá, quien deberá dar continuidad al caso y decidir si acepta o no la solicitud de la Fiscalía. 

De acuerdo con el presidente del Colegio de Abogados Penalistas de Colombia, Francisco Bernate, se espera que la última palabra la tenga el Tribunal Superior de Bogotá, a donde llegaría el caso si el juez asignado decide dar la razón a la Fiscalía. El proceso podría extenderse por varios años antes de que se produzca un veredicto final. 

Con Reuters y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24