Chile: nuevas protestas contra el Gobierno acaban con 63 detenidos en la capital

Vista del monumento al General Manuel Baquedano en llamas durante las protestas contra el Gobierno del presidente chileno Sebastián Piñera el viernes 6 de marzo en Santiago (Chile).
Vista del monumento al General Manuel Baquedano en llamas durante las protestas contra el Gobierno del presidente chileno Sebastián Piñera el viernes 6 de marzo en Santiago (Chile). © Esteban Garay / EFE

Cerca a 600 personas se manifestaron en el centro de la capital, Santiago, para protestar contra el Gobierno de Sebastián Piñera. La manifestación fue dispersada por la policía con vehículos lanza aguas y gases lacrimógenos después de que algunos manifestantes incendiaran la estatua del general Manuel Baquedano en la plaza del mismo nombre. El cuerpo de Carabineros informó de 63 detenidos.

Anuncios

Las protestas en Chile dejaron de ser portada tras la ola de movilizaciones contra el gobierno de Sebastián Piñera que comenzó en octubre de 2019. Sin embargo, con mayor o menor intensidad, todos los viernes se han seguido replicando las protestas ciudadanas en la conocida como plaza Italia, epicentro de la revuelta de 2019 y renombrada como plaza Dignidad por los manifestantes.

Este pasado viernes 6 de marzo, un grupo de en torno a 600 personas formó parte de una de las mayores protestas en los últimos meses, que siguen clamando contra el Gobierno y la desigualdad y pidiendo la liberación de las personas detenidas.

El cuerpo de Carabineros, criticado por su papel represor en 2019, dispersó la protesta con vehículos lanza aguas y tanquetas lanza gases tras los disturbios provocados por algunos asistentes a la concentración.

Los manifestantes llevan una pancarta que dice "Nueva Constitución" durante una protesta contra el Gobierno de Sebastián Piñera en Valparaíso, Chile, el 5 de diciembre de 2019.
Los manifestantes llevan una pancarta que dice "Nueva Constitución" durante una protesta contra el Gobierno de Sebastián Piñera en Valparaíso, Chile, el 5 de diciembre de 2019. Rodrigo Garrido / Reuters

Un grupo de manifestantes prendió fuego a la estatua del general Manuel Baquedano, político, militar veterano de la Guerra del Pacífico y latifundista chileno. La jornada se saldó con 63 detenidos, lo que supone aproximadamente el 10 % de los asistentes a la protesta, y provocó las reacciones de rechazo del Gobierno y el Ejército.

Un "deleznable atentado" cometido por "cobardes desadaptados"

En torno a las 21.00 hora local, un carro lanza aguas de los Carabineros apagó el fuego que no provocó daños mayores en la estatua. Entretanto, el tráfico permanecía cerrado en la zona por las barricadas fabricadas por los manifestantes.

Este acto provocó la reacción del ministro de Defensa chileno, quien en su perfil de Twitter escribió que “la violencia y la intolerancia no tienen espacio en una sociedad democrática, y deben ser condenadas y rechazadas con toda la fuerza”.

Asimismo, el Ejército de Chile emitió un comunicado en el que calificaron la quema del monumento como un “deleznable atentado” cometido por “cobardes desadaptados”. "Son antichilenos porque desconocen la historia y, en su ignorancia, son incapaces de descubrir el extraordinario aporte del general", apuntaron en defensa de una figura importante para la institución.

Las fuerzas de seguridad chilenas fueron señaladas durante las protestas de 2019 por la dura represión a las protestas, que acabaron con una treintena de muertes y miles de personas heridas. Sus actuaciones fueron descritasen aquel momento como violaciones a los derechos humanos.

En fechas cercanas, líderes sociales y algunos partidos políticos han pedido la desarticulación de este cuerpo, acusado de la muerte de un joven artista callejeros hace unas semanas.

Con EFE y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24