MUJERES EN PANDEMIA

Salvadoreñas se suben a sus bicicletas para enfrentar la pandemia y el acoso (5/6)

La Academia de Ciclismo Urbano enseña a montar bicicleta a las mujeres de San Salvador, en El Salvador.
La Academia de Ciclismo Urbano enseña a montar bicicleta a las mujeres de San Salvador, en El Salvador. © Vladimir Chamorro Tobar

Una academia de ciclismo fundada por mujeres enseña a montar bicicleta a las salvadoreñas que buscan una alternativa al transporte público, un escenario de acoso y violencias machistas para muchas mujeres del país.

Anuncios

Dos pandemias acechan a las mujeres en El Salvador: el Covid-19, sí, pero también el acoso en el transporte público. Robos, tocamientos, ultrajes y acoso sexual son algunas de las agresiones que han sufrido la mitad de las mujeres salvadoreñas en estos escenarios, según cifras de Naciones Unidas.

Es por eso que dos mujeres, Vera Campos y Yasmín Olano, impulsaron la Academia de Ciclismo Urbano, con el objetivo de promover que las mujeres utilicen la bicicleta como una alternativa al transporte público y desplazarse en un ambiente con menos riesgos de contagios de Covid-19 y de violencias machistas. 

“No se me ocurrió otra cosa más que compartir la posibilidad de que todas nos pudiéramos trasladar en bicicleta, fue así como fundamos la Academia”, relata Vera.

Ambas vieron cómo su primer emprendimiento, "La Casa de la Bicicleta", donde alquilaban y reparaban estos vehículos, tuvo que cerrar debido a la pandemia. Decidieron trasladarse desde las afueras al centro de San Salvador, la capital del país, para impulsar esta Academia. 

“Tuvimos que cerrar, tuvimos que vender la mayoría, por no decir todas, las bicicletas de alquiler y nos quedamos solo con nuestros conocimientos”, explica Yasmín.

"Usar la bicicleta es una respuesta a la cultura machista"

Desde junio de 2020, comparten esos conocimientos y enseñan a montar bicicleta a otras mujeres. En agosto, la Academia lanzó su primera convocatoria a través de redes sociales y acudieron alrededor de 20 mujeres, entre ellas Xiomara Castro: “quería trasladarme en bici pero no tenía la suficiente experiencia y todavía tenía miedo de salir a la calle por el tema del tráfico del país, que es agresivo”, asegura.

Verónica Torres se integró a la Academia en noviembre y, para ella, salir en bicicleta es un acto político. “El hecho de salir usando la bicicleta es una acción de respuesta para cambiar esta cultura machista y de violencia”, asegura Verónica.

Tanto Vera como Yasmín admiten que aún falta trabajo para alcanzar la situación de otras ciudades latinoamericanas, que han visto el florecer el uso de la bicicleta entre las mujeres en los últimos años. No obstante, se sienten satisfechas porque la Academia ha empoderado a más de un grupo de mujeres para visibilizarlas como usuarias de este medio de transporte, predominantemente asociado a hombres.

“El empoderamiento y la toma de las calles es algo que se está multiplicando y para nosotras es satisfactorio porque solo así se podrá hacer el cambio dentro de la movilidad urbana, solo tomándonos las calles”, concluye Yasmín.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24