Mujeres en pandemia

Denise Abranches, la dentista que cuida de la salud bucal de los intubados (6/6)

La cirujana dentista Denise Abranches lamenta la falta de consciencia social en el peor momento de la pandemia.
La cirujana dentista Denise Abranches lamenta la falta de consciencia social en el peor momento de la pandemia. © Louise Raulais / France 24

Desde el inicio de la pandemia, la cirujana dentista Denise Abranches cuida la higiene bucodental de los pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos, incluidos los que padecen el Covid-19. Con una experiencia de dos décadas en su currículum, la experta coordina el departamento de Odontología del Hospital de São Paulo y también es profesora.

Anuncios

Hace un año que Denise trabaja de lunes a lunes. Su principal tarea es evitar infecciones bucales en los pacientes graves, especialmente los intubados. Muchos acaban falleciendo y Denise, que enfrenta día tras día una rutina dolorosa, intenta brindar cariño y apoyo a los enfermos en sus últimas horas.

“Muchos de ellos solo nos tendrán a nosotros en su momento final. Solo nosotros sabemos cuán dura es la batalla que enfrentan cuando están aquí. Es muy doloroso para nosotros. Es una muerte muy solitaria”, cuenta emocionada.

Desde hace semanas Brasil registra sus peores cifras de mortalidad. Los hospitales de São Paulo y de muchas ciudades brasileñas están al borde del colapso. Esta situación ha obligado al gobernador João Dória a adoptar hasta el 19 de marzo un toque de queda entre las 23:00 y las 5:00, junto a otras medidas restrictivas que afectan el funcionamiento de bares y restaurantes y que pretenden aumentar el distanciamiento social. 

Denise Abranches fue la primera persona en Brasil que recibió la vacuna de AstraZeneca.
Denise Abranches fue la primera persona en Brasil que recibió la vacuna de AstraZeneca. © Louise Raulais / France 24

Denise, que ni siquiera descansó el día de su cumpleaños, lamenta la falta de conciencia social en el peor momento de la pandemia.  “Ahora mismo tenemos que entender que somos víctimas de un virus que se está llevando a nuestras familias… Pero eso no parece ser suficiente para que las personas se concienticen y usen la mascarilla”, señala. La experta reconoce que siente una mixtura de rabia e impotencia cuando ve en la televisión las imágenes de fiestas multitudinarias celebradas en varios lugares de Brasil.

Denise fue la primera persona en Brasil que recibió la vacuna de AstraZeneca. Participó como voluntaria en los ensayos para ayudar en la lucha contra el coronavirus. En la primera fase recibió un placebo, concretamente una vacuna contra la meningitis. Para ella fue muy importante colaborar con todo el proceso de investigación científica.

Una y otra vez, esta profesional recuerda a los colegas que perdió a lo largo del último año, víctimas del Covid-19, tanto los sanitarios como el personal de limpieza y seguridad del hospital. Su deseo es que la vacunación alcance el mayor número posible de personas en un tiempo razonable para poder frenar el avance del coronavirus.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24