Colombia: presidente Iván Duque regresa a Cali y minga indígena anuncia retorno a su territorio

El presidente de Colombia, Iván Duque, llega a Cali para liderar una reunión de trabajo sobre temas de seguridad y revisar avances en temas sociales en Cali, Colombia, el 11 de mayo de 2021.
El presidente de Colombia, Iván Duque, llega a Cali para liderar una reunión de trabajo sobre temas de seguridad y revisar avances en temas sociales en Cali, Colombia, el 11 de mayo de 2021. © Presidencia de Colombia / Reuters

Cali, una ciudad ubicada en el occidente colombiano, se ha mantenido firme con jornadas de protestas desde hace 14 días. En medio de la tensa situación, el presidente Iván Duque visitó la localidad por segunda vez en la semana con la finalidad de analizar la situación de orden público tras varios episodios violentos. Uno de ellos, tuvo como víctimas a integrantes de la minga indígena que anunciaron, por seguridad, regresar al departamento del Cauca sin renunciar a la protesta. 

Anuncios

De acuerdo con la agencia de noticias EFE, y medios colombianos como ‘El Tiempo’, el jefe de Estado arribó a la ciudad, la tercera más importante del país, sin un anuncio previo para sostener reuniones con su equipo de trabajo el cual se encuentra desplegado desde hace varios días en la localidad. 

Adicionalmente, un tweet de la presidencia de Colombia refirió que el Ejecutivo despacharía en la zona junto al ministro de Defensa, Diego Molano; el ministro del Interior, Daniel Palacios; la ministra de Educación, María Victoria Angulo; la directora del ICBF, Lina Arbeláez; la directora del DPS, Susana Correa; la cúpula militar y la policía departamental.

Se espera que sostenga encuentros con autoridades del departamento del Valle del Cauca, entre ellas el alcalde de la ciudad Jorge Iván Ospina. 

Es la segunda ocasión en la semana que el mandatario acude a Cali a pesar de haber manifestado días atrás que no era el momento de visitarla “por prudencia”, un mensaje que generó malestar en una parte de la población y algunos actores políticos. 

Gobierno anuncia educación gratuita para una parte de la población 

En medio de esta situación, el mandatario anunció la gratuidad en la matrícula de los estudiantes universitarios que vivan en un estrato 1, 2 o 3, los más populares dentro de la escala social vigente en Colombia. Esta medida tiene el objetivo de contentar algunas de las peticiones de las clases con menos recursos y de los estudiantes.

“Sabemos que la pandemia ha traído muchos efectos negativos en el ingreso de las familias y, por lo tanto, muchas familias expresaron la necesidad de poder tener un mecanismo para ayudar a cubrir los gastos de la educación y la educación técnica y tecnológica pública para nuestros jóvenes”, dijo Duque

La medida entraría en vigor desde el segundo semestre de 2021 y beneficiaría a cerca del 97% de los estudiantes de las universidades públicas del país. Con la finalidad de garantizar el anuncio, el jefe de Estado indicó que se ha establecido “una reasignación de eficiencia presupuestal”.

La ministra de Educación, María Victoria Angulo, quien acompañó al mandatario en su visita a Cali, indicó que la misión es de establecer este beneficio como una política de Estado con el objetivo de ofrecer una “oportunidad real” de estudios para los jóvenes del país. 

Gustavo Petro, senador y excandidato presidencial, se pronunció a través de un tweet sobre la medida indicando que la misma debe estar acompañada de una extensión de la universidad pública.

“El problema de la juventud popular que está en la movilización no es solamente que la universidad pública sea gratuita, y es un avance el anuncio del Gobierno, sino que es fundamental extender la universidad pública para que ellos puedan ingresar”, escribió. 

La tensión se mantiene en Cali pese a visita presidencial

La ciudad de Cali ha sido epicentro de manifestaciones desde el 28 de abril, fecha en la que distintas agrupaciones llamaron a un paro nacional. 

En la capital del departamento del Valle del Cauca, algunas jornadas se han desarrollado con enfrentamientos entre manifestantes y representantes de las fuerzas de orden público que han dejado decenas de heridos y varias personas muertas. 

Adicionalmente, la ciudad se ha visto afectada por una serie de bloqueos que han derivado en dificultades para el acceso de suministros, alimentos y combustibles. 

No obstante, gracias a la intervención de la Defensoría del Pueblo de la entidad, se logró la apertura de un corredor humanitario por un lapso de 48 horas que permitirá el ingreso de alimentos, insumos médicos, combustible, entre otros suministros. 

Minga indígena anuncia su retiro de Cali pero no de la lucha 

Uno de los episodios más preocupantes de las jornadas de protesta en Cali se vivió el 9 de mayo cuando integrantes de la minga (marcha) indígena fueron atacados por presuntos civiles justo al desplazarse por una zona exclusiva del sur de la ciudad. 

Ese día, varias unidades de transporte (denominadas chivas) recibieron impactos de bala. El Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) denunció que la acción fue obra de “grupos armados en conjunto con la fuerza pública”.

En su declaración, la Policía Metropolitana de Cali acusó a los indígenas de provocar saqueos de casas, además de lesionar a cuatro personas con armas cortopunzantes por lo que acudieron al “llamado de auxilio de la comunidad”. El senador Feliciano Valencia, durante una conversación con France 24, informó que la acción dejó varios heridos.

El 11 de mayo, dos días después del suceso, el senador Luis Fernando Velasco informó que recibió mensajes que aseguran el retiro de la minga indígena de la ciudad de Cali para trasladarse al departamento del Cauca, al suroccidente de Colombia, donde continuarán con su lucha. 

“Me informan que la minga hará recorrido por puntos de “resistencia” y mañana se traslada al Cauca. Respetable decisión y creo que el país y Cali deben hacer una reflexión de los hechos del 9 de mayo y buscar curar heridas. La fiscalía y ONG de derechos humanos tienen el reto de contarnos la verdad”, escribió el senador Velasco. 

Adicionalmente, el medio colombiano ‘El País de Cali’, cita palabras de la consejera Aida Quilcué durante una entrevista televisiva en la que explicó que su llegada a la ciudad fue con el objetivo de “minimizar la muerte de jóvenes en el marco de una mediación y hemos cumplido con esa tarea”.

Desde el 28 de abril, Colombia hace frente a jornadas de protestas ciudadanas que en un primer momento se organizaron para rechazar el establecimiento de una reforma tributaria en el país. Sin embargo, estas se han mantenido para exigir una mayor atención del Gobierno ante las dificultades derivadas de la pandemia de Covid-19 y otros problemas sociales que arrastra el país. 

De acuerdo con la agencia de noticias EFE, que cita un reporte recibido por la Defensoría del Pueblo de Colombia, las jornadas de manifestaciones han dejado un saldo de 42 personas muertas. 

Con la finalidad de encontrar un punto de encuentro, el Ejecutivo ha sostenido encuentros con sectores políticos y otros relacionados con el paro, pero los mismos no han logrado establecer acuerdos oportunos. 

Ante la falta de un acuerdo, los principales líderes de la protesta han llamado a nuevas manifestaciones para el 12 de mayo. 

Con EFE, Reuters y medios colombianos

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24