Perú: Fujimori reitera denuncia de "fraude electoral" y se convocan movilizaciones en el país

La candidata a la presidencia de Perú por el partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, sale al termino de una rueda de prensa con periodistas extranjeros hoy, en Lima (Perú). Fujimori dijo este sábado que el "fraude en mesa" y la "izquierda internacional" están detrás del resultado de las elecciones.
La candidata a la presidencia de Perú por el partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, sale al termino de una rueda de prensa con periodistas extranjeros hoy, en Lima (Perú). Fujimori dijo este sábado que el "fraude en mesa" y la "izquierda internacional" están detrás del resultado de las elecciones. © EFE - PAOLO AGUILAR

La líder del partido derechista Fuerza Popular volvió a insistir en un supuesto "fraude" en el balotaje peruano, sin aportar pruebas contundentes de tal acusación. Mientras, el candidato izquierdista Pedro Castillo supera por más de 51.000 votos a Fujimori y se declara como virtual ganador, a falta de la proclamación oficial por parte del Jurado Nacional Electoral.

Anuncios

Desde el lunes 7 de junio, los resultados dieron la ventaja al candidato de Perú Libre, Pedro Castillo. Con el 100% de las actas procesadas, Castillo es el virtual ganador, mientras que las actas contabilizadas están al 99.890% y mantienen al aspirante izquierdista, con 50,145% de votos válidos y a su rival Keiko Fujimori ostentando un 49,855% de los sufragios, según la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

La diferencia entre ambos aspirantes es de poco menos de 51.000 votos, que le darían la victoria oficial a Castillo.

En un primer momento, dio la sensación de que el recuento de actas contabilizadas se prolongaría durante semanas porque el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), la única autoridad con capacidad para nombrar al ganador de la contienda electoral, tiene que resolver el pedido de Fujimori de anular 802 actas –lo equivalente a 200.000 sufragios– en zonas en las que Castillo ha resultado favorito. 

Pero la hija del exdictador Alberto Fujimori no hizo el pedido para anular votos a tiempo, por lo que la cantidad de votos impugnados es mucho menor a la solicitada por la líder ultraderechista. Si bien el órgano electoral ofreció una prórroga extraordinaria para impugnar las actas fuera de tiempo, terminó por retractarse ante lo que el partido de Castillo consideró “un acto inconstitucional y una amenaza de golpe”.

Varios abogados también advirtieron de que la ampliación de plazo fuera de los márgenes que marca la ley peruana por parte del JNE estaría “violando la Constitución y la ley, creando una tremenda inseguridad jurídica”, en palabras de Aníbal Quiroga, asesor legal de Perú Libre.

Esta cruzada y acusaciones sobre el órgano electoral añadieron más tensión al conteo, después de una filtración en medios locales que informaron de posibles amenazas de simpatizantes de Fujimori contra el presidente del JNE, Jorge Luis Salas.  

Finalmente, poco después del mediodía de este sábado 12 de junio, quedan menos de 70 de esas actas con votos impugnados y 24 actas observadas para culminar el conteo y la intriga sobre quién será el próximo presidente o presidenta de Perú.

Fujimori sigue insistiendo en un "fraude" por parte del partido de Castillo

Este sábado 12 de junio, la candidata presidencial de la derecha reiteró sus acusaciones de “fraude” en el balotaje presidencial, pese a no contar con pruebas.

La Misión de Observación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) dijo no respaldar tales señalamientos, alegando que las elecciones en Perú siguieron un “proceso electoral positivo”, sin detectar “graves irregularidades”. La misión de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) también ha destacado la corrección de los procesos de votación y de recuento en el país, descartando la posibilidad de algún fraude.

En una rueda con la prensa extranjera, Keiko Fujimori alegó que “hay fraude en la mesa, manipulación en la mesa”, añadiendo sospechas de “hechos muy graves en esta última etapa” del escrutinio, que pronostican una derrota para la derechista.

Keiko Fujimori, quien está sembrando dudas sobre el conteo electoral y el sistema peruano, prometió reconocer los resultados “pero hay que esperar el final”, insistiendo en presuntas irregularidades del partido oponente. “Aquí no hay (todavía) ni ganadores ni perdedores”, señaló la candidata, acusando a la “izquierda internacional” de intervenir en los comicios de Perú.

Tanto Fujimori como sus asesores apuntaron que el partido de Castillo habría “infiltrado” las mesas de votación y que Perú sería "el nuevo epicentro de una confrontación entre el comunismo y una economía libre, la izquierda y la centro-derecha, el estatismo y el mercado libre, la libertad de prensa y la libertad de expresión”, tratando estas elecciones como una “batalla” entre “el comunismo y la democracia”.

Varios líderes de la izquierda latinoamericana como el expresidente boliviano Evo Morales, su homólogo brasileño Luis Inácio Lula da Silva o el mandatario argentino Alberto Fernández han felicitado a Castillo por su “victoria”. Un hecho que ha ofendido a Fujimori y ante estos “saludos” del exterior, el Gobierno peruano “se ha visto en la obligación” de entregar cartas de protesta a los embajadores de dichas naciones.

"Es un delito. Suplantar a una persona en una mesa de votación es un delito"

Fujimori viene asegurando en los últimos días tener "indicios de fraude sistemático" y ha acusado a Perú Libre de manipular 802 actas electorales, algo que equivale a unos 200.000 votos. La acusación de Fujimori, que se ve a las puertas de perder su tercera elección presidencial, no ha sido sustentada con pruebas. Solo se ha limitado a pedir la anulación de estas.

Según el partido de la derechista, al menos la mitad de ese pedido de “fraude sistemático” son supuestas suplantaciones de identidad de los miembros de la mesa. "Eso no es una falla técnica. Es un delito. Suplantar a una persona en una mesa de votación es un delito", afirmó este sábado Miguel Torres, portavoz de Fuerza Popular.

“Nosotros no somos quienes decidimos si algo es nulo o no. Somos una parte que denuncia un hecho y, cuando se es respetuoso al sistema, sabes que puede ser acogido o no. En ningún momento se ha señalado que si Fujimori no sale electa es fraude, como sí hace el otro lado si sucede así", agregó Torres, quien dijo que aceptarían los fallos del JNE.

Jornada de movilizaciones pese a la pandemia

Este sábado, bajo este clima de crispación política, se han convocado varias marchas en la capital por parte de ambos partidos. Durante la mañana, la excongresista Fujimori anunció a través de Twitter que participará en las protestas convocadas en rechazo al supuesto “fraude en mesa”, bajo el lema “salvemos al Perú”.

Diversos colectivos sociales y afines del partido Fuerza Popular marcharán por las calles de Lima para exigir a las autoridades electorales que resuelvan con transparencia los casos de impugnación de votos. Según dijo Fujimori, este ataque al sufragio peruano ocurre porque la nación es “estratégica geopolíticamente hablando y fundamental en Latinoamérica".

Según informan los medios locales, la Municipalidad de Lima dijo que “no avala” las marchas convocadas por los partidos debido a “las actuales circunstancias en que nos encontramos atravesando una pandemia sin precedentes”.

El ministro de Salud, Óscar Ugarte, pidió a los partidos no organizar protestas que entorpezcan las jornadas de vacunación contra el Covid-19. Pese al llamado de las autoridades, los simpatizantes del izquierdista Perú Libre también convocaron una movilización para este sábado en otros puntos de la ciudad.

"Toda persona tiene garantizado el derecho de libre expresión, pero no se permitirá movilizaciones o actos que afecten o interrumpan el proceso de vacunación, que es imprescindible en este momento y garantiza el goce del derecho a la salud. El Covid es nuestro enemigo común", señaló también el ministro del Interior, José Elice, en Twitter

Fujimori tacha de "absurda" la prisión preventiva en su contra

Ante el pedido de prisión preventiva para la aspirante a la presidencia, la Justicia peruana dijo este sábado que evaluará el lunes 21 de junio la solicitud de la Fiscalía. El fiscal José Domingo Pérez solicitó el 10 de junio revocar la orden de comparecencia con restricciones que se concedió a la candidata peruana Keiko Fujimori, y a la vez dictar en su contra prisión preventiva por haber incumplido resoluciones judiciales.

El fiscal en cuestión, miembro del equipo especial Lava Jato, mandó su petición al juez Víctor Zúñiga Urday, sosteniendo que la aspirante a la Presidencia por el partido Fuerza Popular ha faltado a las reglas, cuando se encuentra bajo resolución de excarcelación y está siendo investigada por presunto lavado de activos –con una posible pena de cárcel de hasta 30 años–.

En concreto, Pérez específica que Fujimori habría incumplido al comunicarse con testigos vinculados al caso que trata los supuestos aportes ilícitos a sus campañas electorales de 2011 y 2016. Campañas con las que optó por primera y segunda vez a ser mandataria de Perú.

"Se ha determinado nuevamente que la acusada (Keiko) Fujimori Higuchi incumple con la restricción de no comunicarse con los testigos; pues, se ha advertido como hecho público y notorio que se comunica con el testigo Miguel Torres Morales", argumentó el fiscal peruano, describiendo la conferencia de este 9 de junio en la que se presentó a Torre como vocero político de la persona jurídica de Fuerza Popular.

Poco después de la solicitud del fiscal Pérez, la ex primera dama y excongresista reaccionó declarando que considera "absurda" dicha solicitud para que se dicte prisión preventiva en su contra.

"Lo más absurdo de todo es la razón por la que está solicitando este cambio" de comparecencia por prisión efectiva, dijo Fujimori durante una rueda de prensa en la que estaba acompañada de Miguel Torres.

Pedro Castillo se autodenominó ganador virtual

El candidato izquierdista a la Presidencia de Perú, Pedro Castillo, se erigió convencido de su victoria virtual frente a la conservadora candidata. En la madrugada del 8 al 9 de junio, salió a encontrarse con sus seguidores en Lima, la capital del país, para asegurar que "el pueblo se ha impuesto" en las elecciones.

Según Castillo, el cómputo de votos de sus personeros y representantes ante los órganos electorales ya confirma que será el próximo mandatario de Perú –el mandatario del Bicentenario–, nación a la que prometió "un gobierno con estabilidad financiera y económica".

Castillo pidió a los organismos electorales que sean "respetuosos con la voluntad del pueblo peruano", en medio de un clima de incertidumbre y tensión que se prolonga desde el domingo 6 de junio, cuando los ciudadanos acudieron a las urnas. La jornada tuvo una participación del 74,7 por ciento

Con EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24