ONU: América Latina, "atrapada" entre la desigualdad y el bajo crecimiento económico

Manifestantes marchan durante una protesta exigiendo medidas gubernamentales para abordar la pobreza, la violencia policial y las desigualdades en los sistemas de salud y educación, en Bogotá, Colombia, el 2 de junio de 2021.
Manifestantes marchan durante una protesta exigiendo medidas gubernamentales para abordar la pobreza, la violencia policial y las desigualdades en los sistemas de salud y educación, en Bogotá, Colombia, el 2 de junio de 2021. © REUTERS / Nathalia Angarita

Un nuevo informe del PNUD expone un fenómeno ya conocido en América Latina: la región "se encuentra en una trampa de desarrollo". Lo particular de la investigación es la convergencia de tres factores para demostrar que los latinoamericanos están "atrapados" entre la alta desigualdad y el bajo crecimiento económico: la concentración de poder, la violencia sistémica y las ineficaces políticas de protección social que implementan los gobiernos. 

Anuncios

Una región atrapada en un escenario sin salida. Así queda parada la América en su mayoría de habla hispana, de acuerdo con el más reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), denominado 'Atrapados: alta desigualdad y bajo crecimiento en Latinoamérica y el Caribe'. 

Los investigadores concluyen que, pese a las décadas de progreso de la región -que podrían desaparecer con la pandemia de Covid-19-, dos características han prevalecido inalteradas por años: la alta desigualdad y el bajo crecimiento económico. Problemáticas que, una vez juntas, construyen un cerco del que no se puede escapar.

Aunque pareciera que el informe no dice nada nuevo, su tesis se reinventa y propone "explorar la complejidad de las interacciones entre algunos de los factores", claro está, para evitar la "perpetuación de esta trampa".

"Los problemas están relacionados y si seguimos reaccionando de manera parcial, si cada grupo propone políticas no integrales, es como si estuviéramos cavando y haciendo más grande el hoyo", explica el director regional del PNUD, el mexicano Luis Felipe López-Calva.

En otras palabras, la solución para salir del "hoyo", al que hace referencia López-Calva, radica en atacar de manera conjunta y a largo plazo los diferentes hacedores de la trampa. ¿Pero de quienes se trata? 

Concentración de poder y riqueza

Tres aspectos críticos operan en América Latina para fabricar la "trampa" que mantiene a la región relegada a la "alta desigualdad" y el "bajo crecimiento económico". 

El primero, propuesto por el informe del PNUD, es la concentración de poder. De acuerdo con la colombiana Marcela Meléndez, principal autora del estudio, los mercados latinoamericanos tienden a estar dominados por un puñado de empresas, de tamaño gigante, que desfavorecen la competencia, elevan los precios y que en últimas impactan negativamente a los sectores más pobres. 

En palabras de Meléndez, economista jefe del PNUD, estas empresas operan con "tecnologías ineficientes" y canalizan la economía hacia el monopolio para "perpetuar el poder de mercado o aumentarlo". Y por tratarse de empresas de gran calado, cuyos hilos son movidos por las élites económicas dependiendo del país, logran el poder suficiente para bloquear las reformas fiscales que en teoría ayudarían a redistribuir equitativamente la riqueza. 

El informe del PNUD revela que el 77 % de los latinoamericanos consideran que sus países están dominados por las grandes empresas. En la foto, el edificio de la bolsa de valores de México, en la Ciudad de México, el 1 de junio de 2021.
El informe del PNUD revela que el 77 % de los latinoamericanos consideran que sus países están dominados por las grandes empresas. En la foto, el edificio de la bolsa de valores de México, en la Ciudad de México, el 1 de junio de 2021. © REUTERS / Toya Sardo Jordan

De acuerdo con el estudio, la percepción de los latinoamericanos en un 77 % es la de estar dominados por grandes grupos económicos. Según Achim Steiner, administrador del PNUD, la quinta parte de la población más rica de los países latinoamericanos ostenta el 56 % de los ingresos nacionales. 

La solución a este problema estaría en parte, según el informe, en regular estrictamente la financiación de campañas políticas por parte de las grandes empresas y así evitar que a la postre se beneficien de prebendas legales para perpetuar sus monopolios. 

Violencia en todas sus formas: política, criminal, social

El segundo flagelo que mantiene a América Latina en una persistente desigualdad y pobreza es la violencia. De acuerdo con los expertos de la ONU, la región de Latinoamérica y el Caribe es la más violenta del mundo, con una concentración del 34 % de las muertes del mundo.

Y cuando hay violencia, de una forma tan exacerbada como la vivida en varios de los países de la región, la desigualdad se dispara "en todas sus formas" y quienes más sufren son las poblaciones más vulnerables. 

El informe del PNUD afirma que Latinoamérica es la regiòn màs violenta del mundo, concentrando el 34 % de las muertes del mundo. En la foto policías militares llegan al penal de alta seguridad La Tolva durante peleas entre presos del Barrio 18 y la pandilla rival MS-13, en Moroceli, Honduras el 17 de junio de 2021.
El informe del PNUD afirma que Latinoamérica es la regiòn màs violenta del mundo, concentrando el 34 % de las muertes del mundo. En la foto policías militares llegan al penal de alta seguridad La Tolva durante peleas entre presos del Barrio 18 y la pandilla rival MS-13, en Moroceli, Honduras el 17 de junio de 2021. © REUTERS / Fredy Rodríguez

La violencia, advierte el estudio, tiene diversos tipos e intensidades de acuerdo con cada país, pero el narcotráfico se presta como "una fuente tremenda" para eternizar la "trampa" de Latinoamérica. 

De manera que Meléndez propone legalizar las sustancias ilícitas, removerles su carácter de criminalidad, y así resolver el problema de las drogas que tanto ahonda la violencia. 

Paralelamente, evitar la violencia política, la corrupción, y fortalecer los sistemas de Justicia, hacen parte de las propuestas consignadas por el informe del PNUD. 

Protección social, la clave para combatir la alta desigualdad

El informe del PNUD plantea que la solución más efectiva al anquilosamiento de América Latina es la implementación de sistemas universales de protección social. Claro está, que sean justos en la distribución, fiscalmente sostenibles, y más favorables al crecimiento. Unos sistemas que se pusieron en evidencia durante la pandemia de Covid-19, por su escasez, su inequidad y su capacidad limitada. En tiempos de coronavirus, 22 millones de latinoamericanos cayeron por debajo del índice de pobreza. 

Melendez lo explica de la siguiente forma: la mayoría de los trabajadores carece de protección en riesgos de salud, vejez o invalidez. Peor aún, quienes sí están amparados socialmente, son irrespetados por el incumplimiento del marco legal de empresas prestadoras de salud. 

"Se trata de aplanar el terreno para todos: la llave que proponemos es la protección social, sentir una mayor seguridad económica y que el sistema político tenga ese piso mínimo", subrayó la economista. 

En este sentido, Melendez llamó a incluir a más mujeres en la toma de decisiones de todas las formas de gobernanza para apaciguar la polarización de ideas políticas. Es decir, evitar caer en los extremos ideológicos que únicamente afectan a una inmensa mayoría situada en el centro. 

De manera que el llamado de la ONU es a los Gobiernos latinoamericanos. Su misión es la de implementar políticas integrales que impacten los tres focos antes mencionados. De lo contrario, el destino regional es el de mantenerse "atrapados" en una enquistada realidad de alta desigualdad y bajo crecimiento económico. 

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24