Argentina y México llaman a consultas a sus embajadores en Nicaragua tras la ola de arrestos

Archivo-Un hombre camina junto a un mural del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en Managua, Nicaragua, el 30 de marzo de 2020.
Archivo-Un hombre camina junto a un mural del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en Managua, Nicaragua, el 30 de marzo de 2020. © Reuters/Oswaldo Rivas

Los gobiernos de México y Argentina le pidieron a sus embajadores que regresen desde el país centroamericano hacia sus respectivos lugares de origen, para discutir "las preocupantes acciones políticas-legales" que está tomando Nicaragua. El llamado fue hecho en medio de la ola de arrestos contra opositores, incluida la reciente detención de un quinto aspirante presidencial que busca enfrentarse al mandatario Daniel Ortega, en las elecciones del próximo 7 de noviembre.

Anuncios

Los dos gobiernos de izquierda que se rehusaron a respaldar la semana pasada una resolución de la OEA contra Nicaragua por la persecución a opositores, ahora llaman a consultas a sus embajadores y dijeron estar preocupados.

En un comunicado conjunto, México y Argentina aseguran que “instruyeron a sus embajadores en la República de Nicaragua, Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez y Mateo Daniel Capitanich, respectivamente, a trasladarse a sus respectivas capitales, con el objetivo de realizar consultas sobre las preocupantes acciones políticas-legales realizadas por el gobierno nicaragüense en los últimos días que han puesto en riesgo la integridad y libertad de diversas figuras de la oposición (incluidos precandidatos presidenciales), activistas y empresarios nicaragüenses”.

Ciudad de México y Buenos Aires afirman que "se mantendrán atentos a la evolución de los acontecimientos relacionados con la hermana República de Nicaragua (…) Y seguirán promoviendo inequívocamente el pleno respeto y promoción de los derechos humanos, las libertades civiles, políticas y de expresión de toda persona, con independencia de su nacionalidad y/o profesión".

El pronunciamiento fue hecho luego de que el domingo, la Administración de Daniel Ortega ordenara el quinto arresto de un precandidato a la Presidencia. Esta vez se trata del periodista y empresario Miguel Mora, quien intenta retar al mandatario en las elecciones del próximo 7 de noviembre.

El consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) adoptó el pasado 15 de junio una resolución para condenar las restricciones y los arrestos en Nicaragua y pidió la liberación de todos los presos políticos. No obstante, los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y Alberto Fernández se negaron a respaldar la medida, con el argumento de la "no intervención en asuntos internos".

Archivo-El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en un acto en Managua el 29 de agosto de 2018.
Archivo-El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en un acto en Managua el 29 de agosto de 2018. © ©AFP/ INTI OCON

En las últimas semanas, la policía nicaragüense ha detenido a por lo menos una decena de opositores políticos y cinco precandidatos presidenciales, lo que prendió las alarmas de varios gobiernos y grupos de derechos humanos.

Ortega busca la reelección para un cuarto mandato consecutivo de cinco años, con los que extendería sus 14 años en la Presidencia desde que regresó al poder en 2007. También lideró anteriormente al país desde 1979 hasta 1990.

La ONU y la CIDH exigen la liberación de los opositores nicaragüenses

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos para América Central y República Dominicana (OACNUDH) urgió este lunes al Gobierno de Nicaragua a "liberar a todas las personas detenidas arbitrariamente" en el país.

Archivo-El precandidato a la presidencia de Nicaragua, Félix Maradiaga, habla con la prensa tras acudir a declarar en la sede del Ministerio Público en Managua, el 8 de junio de 2021.
Archivo-El precandidato a la presidencia de Nicaragua, Félix Maradiaga, habla con la prensa tras acudir a declarar en la sede del Ministerio Público en Managua, el 8 de junio de 2021. © Jorge Torres / EFE

El representante de Naciones Unidas destacó que "la prisión por 90 días, sin control judicial efectivo y sin poder contar con abogados de confianza en audiencia viola" los derechos humanos de los arrestados.

"Es inaplazable que se permita el contacto de todas las personas detenidas con sus familias. Finalmente, el Gobierno debe garantizar el tratamiento médico que requieran e investigar sin dilación las alegaciones de malos tratos cometidos durante las detenciones", apuntó la OACNUDH.

A este llamado se sumó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que calificó las acciones de la Administración de Ortega como un “grave escalonamiento de la represión”.

El organismo de la OEA enfatizó en la liberación de los aspirantes presidenciales Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro. Casi todos estos líderes opositores y candidatos son acusados de "traición a la patria" bajo la Ley 1055, que aprobó la mayoría sandinista del Congreso en diciembre del año pasado y que se estrena con estas detenciones. A los aspirantes también les han allanado sus domicilios.

A esta lista ahora se suma el precandidato Miguel Mora, investigado por supuestos delitos contra la soberanía.

"La CIDH urge al Estado de Nicaragua a cesar la represión y, en particular, a liberar a todas las personas privadas de la libertad arbitrariamente", indicó la organización, con sede en Washington, en un comunicado.

La Comisión también manifestó su preocupación por las recientes detenciones de otros líderes políticos y defensores de derechos humanos, ocurridas entre el 8 y el 14 de junio, como la activista Violeta Granera, los dirigentes opositores José Adán Aguerri, José Bernard Pallais Arana y la historiadora Dora M. Téllez.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24