Perú: nombran un nuevo fiscal de la JNE, tras “declinación” de magistrado en pleno proceso electoral

Archivo-La candidata derechista Keiko Fujimori (izq.) enfrenta al izquierdista Pedro Castillo (der.) en las elecciones presidenciales del 6 de junio en Perú.
Archivo-La candidata derechista Keiko Fujimori (izq.) enfrenta al izquierdista Pedro Castillo (der.) en las elecciones presidenciales del 6 de junio en Perú. © AFP

Víctor Rodríguez es el nuevo magistrado del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de Perú. Se integra a un grupo de otros cuatro magistrados, luego de que Luis Arce dejara el cargo durante el ya tenso proceso electoral que aún no oficializa un nuevo presidente tras las elecciones del pasado 6 de junio. Arce se apartó tras alegar presunta parcialización del organismo por rechazar pedidos de anulación de votos de la candidata Keiko Fujimori, acusaciones que el JNE señaló de falsas.

Anuncios

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de Perú reemplazó con urgencia y de forma provisional a uno de sus fiscales en momentos de una disputa electoral que no ha permitido oficializar al ganador de la segunda vuelta de los comicios presidenciales del pasado 6 de junio.

Tras la petición del JNE, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, designó al fiscal supremo Víctor Rodríguez Monteza para formar parte del pleno del JNE.

Actualmente, Rodríguez Monteza enfrenta una investigación penal por el caso conocido como Los Cuellos Blancos del Puerto en el Ministerio Público, además de un proceso disciplinario ante la Junta Nacional de Justicia (JNJ), recordó la prensa local.

El último capítulo de tensión en el marco de las elecciones presidenciales de Perú estalló el miércoles cuando el magistrado del organismo electoral, Luis Arce, anunció su “declinación” al cargo. El funcionario justificó su decisión ante una presunta parcialidad de sus colegas por rehusarse a aceptar las primeras 10 solicitudes de anulación de votos que fueron presentadas por la candidata Keiko Fujimori. Las autoridades electorales aseguran que las denuncias son infundadas.

Este 24 de junio, el presidente del Jurado, Jorge Salas, respondió que decidió suspender a Arce de sus funciones. Explicó que la medida es necesaria porque legalmente resulta "imposible" aceptar una “declinación”, como manifestó Arce y que en la práctica es una renuncia, pues esta solo “podrá hacerse efectiva luego de culminado el proceso electoral".

Su salida causó revuelo por los temores de retrasar aún más la confirmación del resultado, pues es este jurado el que revisa las papeletas refutadas por la candidata de la derecha, alegatos que han dilatado la declaración de un presidente.

Antes de eso, Arce promovió en el pleno del JNE una resolución que le daría al partido fujimorista Fuerza Popular un plazo extraordinario para que presentase todas sus solicitudes para anular votos. Esto le daría un oxígeno a sus alegatos, pues las autoridades electorales ya habían rechazado la mayoría de los recursos precisamente por presentarlos fuera de plazo.

Aunque la iniciativa iba a ser aprobada, finalmente el JNE la hundió al conocer que era una decisión inconstitucional, ya que no podía modificar los plazos estipulados para el proceso electoral.

El JNE rechaza las acusaciones de parcialidad del fiscal que dejó el cargo

A través de su cuenta de Twitter, el JNE objetó las acusaciones de parcialidad de Arce, a las que calificó de “ofensivas”. El fiscal retirado, el único miembro del JNE en asumir las denuncias del fujimorismo, agregó que las acusaciones de un supuesto fraude electoral y "la falta de transparencia y ausencia de disposición" del presidente del tribunal para "hallar la verdad electoral evidencian cuestionables intenciones de decidir el destino" del país.

El organismo electoral respondió que “la resolución expresa el rechazo a las expresiones agraviantes formuladas por el renunciante en su carta del 23 de junio, en cuanto atentan el honor y la buena reputación de los integrantes del Pleno del JNE, del sistema electoral, altas autoridades y servidores del país”.

Hay solo 44.000 votos de diferencia entre los dos candidatos, que según el conteo oficial dan como virtual ganador a Pedro Castillo, pero Fujimori pide anular cerca de 200.000 votos por presunto fraude.

Sin embargo, el organismo electoral afirma que la aspirante presidencial no ha presentado pruebas fehacientes y en un comunicado la Organización de Estados Americanos (OEA) señaló que su misión en el país no encontró fallas en el desarrollo de los comicios.

El partido Perú Libre, de Castillo, indicó que la renuncia del magistrado Luis Arce tenía como objetivo "evitar la proclamación de Pedro Castillo, ignorando así el voto popular, rompiendo la democracia e instalando un golpe de Estado con guantes de seda".

La ajustada votación ha dividido fuertemente a la nación andina rica en cobre, en cuya capital se han registrado marchas y protestas casi a diario en los últimos días.

Con Reuters, EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24