Exembajador argentino desmiente acusaciones de ayuda militar al “golpe de Estado” de Bolivia

Archivo-Simpatizantes del expresidente boliviano Evo Morales participan en una manifestación para pedir la renuncia de la presidenta interina, Jeanine Añez, en El Alto, Bolivia, el 14 de agosto de 2020.
Archivo-Simpatizantes del expresidente boliviano Evo Morales participan en una manifestación para pedir la renuncia de la presidenta interina, Jeanine Añez, en El Alto, Bolivia, el 14 de agosto de 2020. © AFP/Luis Gandarillas

El exembajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez, refutó las acusaciones de los actuales Gobiernos de Argentina y Bolivia sobre la supuesta ayuda militar que habría brindado la Administración de Mauricio Macri, durante la crisis de 2019 en Bolivia. Pero La Paz y Buenos Aires se mantienen en su postura de que Macri envió material bélico que habría servido para “reprimir” las protestas de simpatizantes del entonces mandatario boliviano, Evo Morales, contra su forzada salida del poder.

Anuncios

Los implicados en la supuesta coordinación de ayuda militar para “fomentar” un “golpe de Estado” en Bolivia rechazan las acusaciones de forma categórica.

Los actuales presidentes de Argentina, Alberto Fernández, y de Bolivia, Luis Arce, insistieron en sus denuncias contra el exmandatario argentino Mauricio Macri. Lo señalan de haber enviado presuntamente material militar a Bolivia para respaldar lo que los dos llaman “un golpe de Estado” contra Evo Morales, en 2019.

Los alegatos se basan en una carta, revelada el jueves por el Gobierno boliviano, en la que supuestamente el entonces comandante de la Fuerza Aérea de ese país, Gonzalo Terceros, agradece al canciller argentino, Normando Álvarez, por el envío de elementos militares. Algunos de los implementos que se mencionan en la misiva son gases lacrimógenos y granadas de gas. Todo “en el marco del apoyo internacional entre nuestros países, debido a la situación conflictiva que vive Bolivia”.

Sin embargo, este viernes el exembajador argentino refutó las denuncias. “Me sorprendió amargamente la noticia ya que en ningún momento la Embajada Argentina en Bolivia, cuando yo la presidía, recibió ningún pedido de esta índole y la nota publicada nunca fue recibida por mí. Y en las últimas horas del día de hoy, el Comandante que había firmado la nota denunció que la misma es falsa y desconoce la firma del documento mostrado por el actual canciller de Bolivia, Rogelio Mayta”, sostuvo Normando Álvarez.

Si bien, Álvarez confirmó que el 13 de noviembre de 2019 llegó un avión de Argentina con gendarmes para resguardar la delegación diplomática de su país en medio de la convulsión y a las exautoridades bolivianas asiladas, él sostiene que la aeronave no llevaba material bélico para intervenir en la crisis, como sí lo aseguran Arce y Fernández.

Asimismo, Patricia Bullrich, quien se desempeñó como ministra de Seguridad de Argentina en el Gobierno de Macri, aseguró este 9 de julio que nunca registró ningún pedido de envío de algún material para la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) durante la crisis de noviembre de 2019.

Al igual que Álvarez, Bullrich añadió que, por el contrario, la entonces Administración de Macri ayudó a velar por la seguridad de miembros del Gobierno de Morales, como por ejemplo el traslado en vehículo diplomático de un “importante dirigente del MAS” a la frontera con Perú.

“Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana. Nuestro país colaboró con Bolivia enviando gendarmes para proteger la Embajada de Argentina en La Paz, en la que se encontraban miembros del gobierno de Evo Morales, incluido su Ministro del Interior, protegidos en nuestro territorio”, señaló Patricia Bullrich a través de sus redes sociales.

Arce y Fernández insistieron en sus acusaciones contra Mauricio Macri

Horas antes, los mandatarios de Argentina y Bolivia reiteraron sus señalamientos contra el expresidente argentino, quien continúa en silencio.

"Lamentamos que un presidente de derecha de Argentina haya estado fomentando el golpe de Estado en nuestro país", sostuvo este viernes el actual jefe de Estado boliviano, Luis Arce, cuya candidatura fue respaldada por Morales.

Según La Paz, se trató de material bélico recibido por el entonces Gobierno interino de Jeanine Áñez, quien asumió el Ejecutivo tras la salida del mandatario de izquierda, Evo Morales. Este último buscaba un cuarto mandato consecutivo, luego de los polémicos cambios a la Constitución que impulsó.

El actual Gobierno boliviano sostiene que esos materiales bélicos habrían sido utilizados días después para reprimir las protestas ciudadanas que respaldaban a Morales.

Aunque el exmandatario boliviano y su delfín político Luis Arce alegan un golpe de Estado, otra parte de la población que protestó contra Evo Morales lo acusó de un presunto fraude electoral para perpetuarse en el poder.

Entretanto, el actual presidente argentino y también representante de la izquierda latinoamericana, Alberto Fernández, reiteró este 9 de julio sus disculpas al pueblo boliviano por las supuestas actuaciones de Macri.

"Déjenme pedirle disculpas al pueblo de Bolivia porque un gobierno argentino haya mandado armamento para parar la protesta de un pueblo que se levantaba contra un golpe militar", expresó Fernández en un acto por el Día de la Independencia argentina celebrado en la norteña provincia de Tucumán.

El jueves, pocas horas después de que La Paz revelara las supuestas pruebas, Fernández, que mantiene estrechos lazos con Morales, anunció en una nota que su Administración pudo verificar que desde su país se emitió el material bélico, por una “colaboración decidida (…) con la represión militar y policial que sufrieron quienes defendían el orden institucional del país”.

"Mi modelo no está en los que mandan balas de goma a Bolivia (…) Es casi irónico que tengamos que enfrentar el Día de la Hermandad de Bolivia y Argentina anoticiándonos de semejante locura", señaló el jefe de Estado argentino durante un evento este viernes en el que recordó que el próximo 12 de julio se celebrará el Día de la Hermandad entre los dos países.

Por el momento, ninguna otra autoridad se ha referido a las acusaciones de Arce y Fernández. Según Buenos Aires, los hechos ahora están siendo materia de investigación por parte de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Con EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24