Martine Moïse, primera dama de Haití, acusó a la oligarquía del asesinato del presidente

Imagen de archivo dell presidente asesinado de Haití, Jovenel Moïse, con su esposa, Martine Moïse, quien dio este sábado 10 de julio, sus primeras declaraciones tras ser ingresada por heridas de bala en un hospital de Miami, Florida, Estados Unidos.
Imagen de archivo dell presidente asesinado de Haití, Jovenel Moïse, con su esposa, Martine Moïse, quien dio este sábado 10 de julio, sus primeras declaraciones tras ser ingresada por heridas de bala en un hospital de Miami, Florida, Estados Unidos. © Héctor Retamal / AFP

Después de ser internada en un hospital de Miami, Florida, Estados Unidos, por las heridas de bala sufridas en el asesinato del presidente, Jovenel Moïse, la primera dama, Martine Moïse, dio sus primeras declaraciones, acusando a la oligarquía de orquestar el asesinato por los cambios que pensaba hacer el jefe de Estado en el país. 

Anuncios

En el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, resultó herida de bala su esposa, Martine Moïse, que se recupera en un hospital de Miami, en Florida, Estados Unidos. La viuda dio su primera declaración pública este sábado 10 de julio.

En su mensaje se refirió a oscuros enemigos que tenían por objetivo detener el cambio democrático, en referencia a políticos rivales y oligarcas molestos con los intentos de Moïse de limpiar la política corrupta del país, con la propuesta de un referendo para cambiar la constitución haitiana. 

La primera dama haitiana envió un vídeo por la red social, Twitter, en el que hizo referencia a contra quién estaba luchando su marido: "Enviaron mercenarios a matar al presidente en su casa con miembros de su familia dentro, y los motivos son las carreteras, el agua, la luz, el referendo, así como elecciones a fin de año para que no haya transición en el país".

Familiares de los soldados colombianos dicen que fueron contratados como guardaespaldas

Un equipo de la Policía colombiana llegó el sábado a Puerto Príncipe, capital de Haití, para apoyar en las investigaciones del asesinato del presidente. De hecho, desde Colombia se está investigando a cuatro empresas que al parecer reclutaron a los mercenarios, que viajaron en dos grupos en mayo y junio.  

Según la Policía, el grupo designado para el asesinato del jefe de Estado haitiano estaba formado por 26 colombianos y dos haitianos-estadounidenses. Según la Policía, 17 hombres han sido capturados, 3 murieron y 8 siguen prófugos. 

Duberney Capador Giraldo, un exsoldado colombiano asesinado durante la operación para capturar a los presuntamente implicados en el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise, aparece durante su carrera militar, en Tolemaida, Colombia.
Duberney Capador Giraldo, un exsoldado colombiano asesinado durante la operación para capturar a los presuntamente implicados en el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise, aparece durante su carrera militar, en Tolemaida, Colombia. © Jenny Capador Giraldo / Reuters

Sin embargo, según recoge Reuters, familiares de los colombianos aseguran que habían sido contratados como guardaespaldas. Así lo expresó en un vídeo Jenny Carolina Capador, hermana de Duberney Capador, muerto en el operativo, que había sido militar durante 21 años y retirado en 2019. 

"Le hicieron una oferta para ir a trabajar en una empresa de seguridad, para brindar protección y colaborar con la salvaguardia de personas importantes, y le pagarían bien", dijo Capador.

Desde Colombia reconocen que es frecuente que los exsoldados colombianos sean reclutados para trabajar como mercenarios en otros países, después de retirarse habitualmente a los 40 años.

Haití pidió intervención militar de Estados Unidos

Haití sigue sumido en un vacío de poder tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse. El viernes, en medio de una crisis política, social y de seguridad en la nación más pobre del continente americano, el primer ministro interino, Claude Joseph, pidió a la Estados Unidos la intervención de sus tropas militares para estabilizar la situación.

"Definitivamente necesitamos asistencia y hemos pedido ayuda a nuestros socios internacionales. Creemos que nuestros socios pueden ayudar a la Policía nacional a resolver la situación", aseguró Joseph a la agencia de noticias Associated Press durante una entrevista telefónica.

De acuerdo con Joseph, el objetivo de esta petición es reforzar la seguridad en los puntos clave del país, como puertos y aeropuertos, debido a la inseguridad que acusa la nación tras el asesinato del presidente Moïse, quien murió en su propia residencia privada el pasado miércoles. 

Joseph mantuvo una conversación telefónica con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y tanto el Departamento de Estado de ese país como el de Defensa confirmaron haber recibido una solicitud de "asistencia en materia de seguridad e investigación". Sin embargo, y de acuerdo a declaraciones de un alto funcionario estadounidense citado por la agencia de noticias Reuters, Washington no prevería, de momento, enviar tropas al país caribeño.  

Por su parte, la Casa Blanca informó el viernes que enviaría a miembros del Buró Federal de Investigaciones, FBI, para que colaboren con la investigación del asesinato, un crimen que ha acentuado la instabilidad política, social y económica en el país. 

Entre tanto, Naciones Unidas instó a que antes de que Estados Unidos tome una decisión al respecto de enviar o no tropas a Haití, es necesario celebrar una reunión con los miembros del Consejo de Seguridad.

Un Senado carente de legitimidad nombra a Joseph Lambert presidente interino

Son tres los candidatos a ocupar el vacío de poder que ha dejado con su muerte el presidente Moïse: Claude Joseph, canciller del país quien ejerce como primer ministro interino desde el año pasado; Ariel Henry, nombrado primer ministro por Moïse en su último decreto presidencial pero quien no alcanzó a jurar el cargo antes del asesinato del líder, y Joseph Lambert, jefe de un Senado mermado de poder.

Todos ellos se enfrentan a problemas relacionados con la interpretación de las leyes nacionales y la falta de un Parlamento, ya que este fue clausurado en 2019, cuando la inestabilidad política impidió la realización de elecciones legislativas. El viernes, con solo un tercio de sus participantes presentes y en activo, el Senado designó a su jefe, Joseph Lambert, como nuevo presidente interino. 

Ariel Henry, por su parte, intentó reivindicar su derecho a suceder a Moïse, sin embargo, después de que Joseph fuera reconocido por parte de potencias internacionales como Estados Unidos, cesó sus demandas.

Joseph, quien cuenta también con el apoyo del jefe de la Policía, Léon Charles, se ha convertido tras la muerte de Moïse, que él mismo anunció, en la cabeza del país.

El desafío a su legitimidad por parte del Senado podría terminar en nada, ya que la inoperancia de la Cámara Alta y su falta de facultades legales imposibilita que esta pueda nombrar a Lambert como presidente.

Cientos de haitianos piden salir del país ante la embajada de EE. UU.

La incertidumbre sobre qué pasará en Haití está afectando a sus ciudadanos, marcados por la ola de violencia e inseguridad -con un número muy elevado de secuestros- que vive el país. Por eso, este viernes, fueron cientos los haitianos que se reunieron frente a la embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe para pedir que se les concediera una visa para abandonar el país.

Desesperanzados, los haitianos reunidos frente a la embajada agitaban sus pasaportes pidiendo una vida mejor en Estados Unidos. "Después de la muerte del presidente no es posible vivir en Haití. Hay que buscar la manera de salir de este país", apuntó Jeferson Javeus, uno de los presentes, a la agencia de noticias EFE.

Cientos de haitianos se congregan hoy frente a la sede de la embajada de Estados Unidos con la esperanza de que les concedan un visa para abandonar su país, ante la incertidumbre de lo que pueda ocurrir después del asesinato de presidente Jovenel Moise, en Puerto Príncipe.
Cientos de haitianos se congregan hoy frente a la sede de la embajada de Estados Unidos con la esperanza de que les concedan un visa para abandonar su país, ante la incertidumbre de lo que pueda ocurrir después del asesinato de presidente Jovenel Moise, en Puerto Príncipe. © Orlando Barría / EFE

Muchos señalaron que era imposible sentirse seguro en un país en el que han matado al presidente. "Todo el mundo está en peligro en Haití", subrayó Javeus.

No obstante, este viernes se reabrieron los comercios y se volvió a la actividad habitual en Puerto Príncipe, la capital del país, después de que Claude Joseph declarara el estado de sitio el pasado miércoles tras el magnicidio.

Paralelamente, las investigaciones sobre el crimen siguen avanzando. El viernes la Policía detuvo al colombiano Jaime Gersain Mendivelso, el vigésimo sospechoso de haber participado en el asesinato del presidente Moïse. De los 20 arrestados, 18 son colombianos y dos estadounidenses de origen haitiano.

Con EFE , Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24