Cuba arresta a al menos 100 manifestantes, mientras culpa a EE. UU. de las protestas

Ciudadanos conversan en las calles un día después de las protestas antigubernamentales, en La Habana, Cuba, el 12 de julio de 2021.
Ciudadanos conversan en las calles un día después de las protestas antigubernamentales, en La Habana, Cuba, el 12 de julio de 2021. © Reuters/Alexandre Meneghini

Este lunes se conoció que al menos 100 personas fueron detenidas en medio de las protestas antigubernamentales del domingo, las más grandes registradas hasta la fecha. Entretanto, el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, aseguró que es un "grave error" culpar a su país de las manifestaciones, tras las acusaciones del presidente Miguel Díaz Canel. El presidente Joe Biden exigió no reprimir las manifestaciones con violencia y pidió “escuchar al pueblo”.

Anuncios

Aunque este lunes 12 de julio no se registraron nuevas protestas antigubernamentales en Cuba, la isla permanece en una tensa calma. Al menos 100 personas, entre activistas y periodistas independientes, fueron detenidos el domingo, según informó el grupo de derechos humanos en el exilio Cubalex. La organización explicó que algunos fueron arrestados en medio de las movilizaciones y otros cuando se disponían a salir de sus casas.

Un día después, las calles de La Habana permanecieron tranquilas, aunque bajo una fuerte presencia policial. El edificio del capitolio, donde más de mil personas se habían congregado el día anterior, fue acordonado. Además, hubo quejas por cortes frecuentes del servicio de internet móvil.

"Se está volviendo imposible vivir aquí (…) No sé si esto puede volver a pasar, porque en este momento La Habana está militarizada. Aun así, los cubanos están perdiendo el miedo", afirmó un residente de 21 años que se identificó como Maykel y se rehusó a dar su apellido por temor a represalias.

Sin embargo, otros habitantes de la isla señalaron que esperan que no se repitan las escenas del fin de semana, pues temen que se desencadenen enfrentamientos violentos, por lo que aseguraron que prefieren el diálogo.

El descontento acumulado de miles de cubanos por las limitaciones económicas y sociales durante años estalló en medio de la crisis sanitaria del Covid-19.

Los ciudadanos salieron a marchar por las calles de varias ciudades del país para mostrar su rechazo al desabastecimiento de alimentos y medicinas, los altos costos para adquirir productos básicos, exigir vacunas contra la pandemia y refutar lo que consideran una mala gestión del Gobierno en medio de la crisis sanitaria. Muchos, bajo gritos como "libertad" y "¡abajo la dictadura!".

El Gobierno respondió responsabilizando a Estados Unidos de la situación, al citar las sanciones financieras impuestas a la isla. Además, señaló que las movilizaciones estarían siendo orquestadas por su vecino del norte. Washington refutó categóricamente los señalamientos.

En Miami, hogar de una gran comunidad de cubanoamericanos, cientos de personas acudieron el domingo a La Pequeña Habana para expresar su solidaridad y aplaudir lo que consideran “el principio del fin”. El alcalde de Miami, Francis Suárez, imploró a Estados Unidos que "actúe".

Blinken dice que es “un grave error” culpar a EE. UU. y Biden pide “escuchar al pueblo”

Luego de las acusaciones de Díaz-Canel, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, sostuvo este lunes que sería un "grave error" que los líderes cubanos interpreten las protestas en el país como "el producto de cualquier cosa que Estados Unidos haya hecho".

Blinken afirmó que en realidad los manifestantes critican a los gobernantes de su propio país por no satisfacer las necesidades básicas de la gente, incluidos alimentos y medicinas.

El jefe de la diplomacia estadounidense apuntó a "la mala gestión y represión" de las autoridades cubanas que han dejado a un pueblo "profundamente cansado".

También el mandatario estadounidense, Joe Biden, manifestó su apoyo al pueblo de Cuba que considera está luchando "valientemente" por su derecho a la protesta pacífica. Biden exigió escuchar las demandas en vez de reprimir a los activistas.

"Sería un grave error porque demostraría que simplemente no están escuchando las voces y la voluntad del pueblo cubano", dijo en una rueda de prensa.

"Apoyamos al pueblo cubano en su valiente afirmación de sus derechos fundamentales y universales, mientras todos piden libertad y alivio por el trágico control de la pandemia y por las décadas de represión y sufrimiento económico", agregó Biden a través de redes sociales.

Díaz-Canel denunció vandalismo durante las protestas

El mandatario cubano condenó a quienes señaló de ejecutar acciones vandálicas durante el fin de semana en varias ciudades cubanas, como La Habana.

"Tiraron piedras a las tiendas de divisas, robaron artículos... y a las fuerzas policiales, volcaron coches, un comportamiento totalmente vulgar, indecente y delictivo", dijo con desaprobación.

Mientras que el dirigente también señala a la pandemia, que está en uno de sus peores momentos en la isla, como responsable de la crisis económica que atraviesa el país, sus opositores aseguran que el problema radica en la incompetencia del partido único que ostenta el poder. 

En La Habana, el domingo algunos grupos de manifestantes a favor del oficialismo salieron a manifestarse, luego de que los convocara Díaz-Canel, en una especie de contra protestas.

Los oficiales de policía detuvieron a algunos activistas antiguberanmentales durante su intento por marchar hacia la Plaza de la Revolución.

A su vez, desde la Presidencia también se negó el uso de la violencia excesiva con los manifestantes, a pesar de que se han difundido vídeos por redes sociales que muestran la represión policial de la jornada que dejó varios heridos. 

Sin embargo, Amnistía Internacional indicó que había recibido con alarma los informes sobre "apagones de Internet, detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza, incluidos disparos de la policía contra los manifestantes".

Entre los problemas que enfrenta la isla figuran la escasez de productos básicos y medicinas, los apagones eléctricos y la generalización del pago en divisas extranjeras. Motivos que incentivaron la manifestación de San Antonio de Los Baños, a 30 kilómetros de La Habana, y que luego se extendió a otras localidades. 

Por su parte, los exiliados cubanos en Estados Unidos pidieron al presidente Biden que actúe "de manera decisiva" contra el Gobierno cubano y que apoye a sus ciudadanos; así como a no repetir el "error" John F. Kennedy de no brindarles apoyo durante su mandato. 

"Estados Unidos pide al régimen cubano que escuche a su pueblo y atienda sus necesidades en este momento vital, en lugar de enriquecerse", señaló Biden al respecto.

Esta jornada de protestas marca un hito en la historia de la isla, ya que no se había registrado ningún episodio similar desde 1994, cuando algunos manifestantes salieron a las calles para protestar en contra de la falta de recursos.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24