Buscan a detenidos en las protestas de Cuba, mientras miles acuden a un acto pro-revolución

Un hombre es detenido durante un acto convocado por el Gobierno en apoyo a la Revolución cubana, después de las inéditas protestas antigubernamentales. En La Habana, Cuba, el 17 de julio de 2021.
Un hombre es detenido durante un acto convocado por el Gobierno en apoyo a la Revolución cubana, después de las inéditas protestas antigubernamentales. En La Habana, Cuba, el 17 de julio de 2021. © AFP/Yamil Lage

Este sábado, miles de simpatizantes del Gobierno cubano participaron en un acto en La Habana para respaldar a la revolución y que fue convocado por la Administración. Al evento asistieron el exmandatario Raúl Castro y el actual presidente, Miguel Díaz-Canel. Entretanto, organizaciones de derechos humanos y familiares buscan a las decenas de personas detenidas durante las inéditas protestas antigubernamentales del pasado 11 de julio, en medio de la confusión y las restricciones de internet.

Anuncios

Casi una semana después de que miles de personas en Cuba marcharan en una serie poco común de protestas contra el Gobierno en distintas ciudades, la isla se encuentra en un ambiente de confusión con respecto a los detenidos.

Decenas de personas fueron arrestadas en el marco de las movilizaciones y todavía no han sido localizadas, según denuncian organizaciones de derechos civiles y sus familiares.

No hay una cifra oficial del número de detenidos, pues el Gobierno no ha entregado esa información ni tampoco las identidades de los apresados. Sin embargo, los grupos de derechos civiles indican que podrían ser desde cientos hasta miles a lo largo del país.

A esto se suma que algunas de los ciudadanos que aparecieron inicialmente en las listas de las ONG fueron liberados horas o días después de haber estado en prisión, pero también se siguen reportando nuevas detenciones de ciudadanos relacionados con las manifestaciones del pasado 11 de julio, según fuentes del popular barrio de La Habana Vieja, citadas por EFE.

Un listado interactivo de activistas circula con al menos 415 nombres de personas arrestadas en distintas localidades de toda la isla, así como la hora y ubicación donde fueron vistas públicamente por última vez. Por otra parte, la organización Human Rights Watch denunció que hay cerca de 400 detenidos y desaparecidos en Cuba a causa de las protestas. 

Una de las personas detenidas era la periodista independiente cubana Camila Acosta, colaboradora en La Habana del diario español ABC. Sin embargo, el periódico afirmó el viernes que Acosta fue liberada tras permanecer cuatro días en prisión y que ahora pasará a régimen de arresto domiciliario.

Pero para muchos cubanos, la angustia continúa. Además, la confusión se profundiza con los cortes de internet, lo que ha obstaculizado el flujo de información sobre los detenidos. Solo una minoría de residentes tiene acceso al servicio, principalmente a través de determinadas aplicaciones de Red Privada Virtual (VPN, por sus siglas en inglés).

Las mayores protestas que ha habido en Cuba en casi seis décadas estallaron en medio de la crisis de la isla agravada por la pandemia. Las marchas del pasado domingo se extendieron por distintas ciudades y provincias para rechazar la escasez de alimentos, el sobrecosto de los elementos básicos, los cortes constantes de energía eléctrica, la falta de medicinas y para exigir vacunas contra el Covid-19. Las protestas continuaron, aunque en menor medida, hasta el lunes y martes.

Tras históricas protestas contra el Gobierno, miles se concentran a favor de la Revolución

Con banderas del país, carteles del fallecido presidente Fidel Castro y consignas a favor de la revolución cubana, miles de personas se congregaron en La Habana este sábado 17 de julio. 

Decenas de cubanos participan en un acto convocado por el Gobierno en apoyo a la Revolución cubana, después de las inéditas protestas antigubernamentales. En La Habana, Cuba, el 17 de julio de 2021.
Decenas de cubanos participan en un acto convocado por el Gobierno en apoyo a la Revolución cubana, después de las inéditas protestas antigubernamentales. En La Habana, Cuba, el 17 de julio de 2021. © AFP/Yamil Lage

Una vez más el Gobierno convocó a sus simpatizantes a expresar su respaldo, esta vez concentrados en la zona conocida como La Piragua, en el Malecón a su paso por el barrio del Vedado y muy cerca de la sede de la Embajada de Estados Unidos.

El expresidente Raúl Castro, y el actual mandatario Miguel Díaz-Canel encabezan el acto, después de las inéditas imágenes de protestas en la isla contra el Gobierno que dieron la vuelta al mundo.

A pesar de que el internet ha fallado constantemente en el país, el presidente Díaz-Canel sí tuvo acceso al servicio como se demuestra con los tres mensajes que publicó en Twitter en la mañana de este sábado, con fotografías de la marcha a favor de la revolución cubana. Las cuentas oficiales de la Cancillería cubana, de la Presidencia, de la Asamblea Nacional y de varios líderes políticos a favor del Gobierno también publicaron imágenes y mensajes sobre las protestas del sábado.

El único incidente reportado hasta ahora se produjo cuando un hombre gritó "patria y vida", uno de los principales lemas de las protestas antigubernamentales, por lo que fue detenido y sacado del lugar.

A las protestas del pasado domingo, Díaz-Canel respondió inicialmente buscando culpables, al señalar como responsables de las protestas a las sanciones económicas de Estados Unidos, al impacto económico de la crisis sanitaria y a una campaña en las redes sociales de grupos cubanoamericanos.

Según Díaz-Canel, habría cuatro sectores involucrados en las protestas: partidarios radicales de Estados Unidos que ondearon la bandera de ese país durante las manifestaciones y exigieron una intervención humanitaria de Washington, grupos criminales que aprovecharon la situación para saquear, gente que marchó de forma genuina desesperada por el impacto de la crisis en su día a día y jóvenes que no tienen proyectos en la sociedad.

Luego, los ministros de su gabinete anunciaron una combinación de medidas  para intentar apaciguar las protestas antigubernamentales. Dentro de ellas se incluyen permisos para que los viajeros importen alimentos y medicinas sin límites.

“El Gobierno cubano acaba de demostrar que pudo haber permitido el ingreso de alimentos y medicinas sin límites de cantidad ni aranceles desde el principio, pero optó por no hacerlo durante más de un año de pandemia”, escribió José Jasan Nieves, director del diario independiente 'El Toque'.

Las autoridades reiteraron sus intenciones de terminar de autorizar el funcionamiento de las pequeñas y medianas empresas como fuente de empleo, así como un programa para que las empresas estatales paguen más de la escala salarial actual.

No obstante, las autoridades también dejaron claro que no están dispuestas a hacer cambios en el modelo político de la isla.

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24