Estados Unidos tilda de "genocidio" la opresión de los uigures por parte de China

La bandera china ondea en la regiòn de Xinjiang tras unas vallas electrificadas en una imagen de archivo.
La bandera china ondea en la regiòn de Xinjiang tras unas vallas electrificadas en una imagen de archivo. © Greg Baker / AFP
Texto por: Adán Díaz
5 min

Mike Pompeo, secretario de Estado estadounidense, calificó de “genocidio" y de "crímenes contra la humanidad” las acciones de China contra la comunidad uigur. Esta minoría china musulmana, que reside en la región de Xinjiang, lleva sufriendo detenciones forzosas, restricciones o torturas desde hace bastante tiempo, según el informe para las Naciones Unidas de un panel de expertos independientes de los Derechos Humanos.

Anuncios

La Administración de Donald Trump realizó la que es su última crítica contra el gobierno chino como presidente de Estados Unidos. A pocas horas de que el gobierno republicano abandone la Casa Blanca, el secretario de Estado, Mike Pompeo, apuntó directamente a Pekín como el culpable de la represión sistemática de los uigures “después de examinar cuidadosamente las pruebas disponibles”.

Esta decisión llega después de que el pasado 27 de diciembre el Congreso votase a favor de que el gobierno decidiese si los supuestos crímenes contra los uigures y otras minorías musulmanas eran genocidio o crímenes de lesa humanidad.

Se trata de la denuncia más dura contra China que ha hecho algún gobierno del mundo, según informa The New York Times. No es una decisión poco premeditada, ya llega después de una “evaluación exhaustiva durante meses de esta opción", aunque Trump y sus asesores económicos han preferido restarle importancia hasta este momento.

Además, miembros del núcleo del partido republicano han llegado a dudar sobre el compromiso de Trump con esta cuestión, después de que John Bolton, un antiguo consejero suyo de seguridad nacional, le acusase de estar apoyando a China para que construyera campos de concentración en Xinjiang.

La comunidad uigur convive con diversas minorías al extremo noroeste del gigante asiático, en una zona que conecta a Oriente Medio con la denominada Ruta de la Seda, y ahora es Estados Unidos quien ha decidido señalar al Partido Comunista de China como máximo culpable. De hecho, el propio Mike Pompeo ha comparado la situación con la masacre que los nazis perpetraron sobre el pueblo judío.

“Los juicios de Nuremberg al final de la II Guerra Mundial procesaron a los autores de crímenes contra la humanidad, los mismos crímenes que se están llevando a cabo en Xinjiang”, ha aseverado el máximo responsable de la política exterior estadounidense.

La embajada de China en Washington D. C.  todavía no ha hecho ningún comentario sobre este tema, pero anteriormente no había dudado en calificar como “mentiras” las palabras de un comunicado del Congreso que ya aseguraba que los uigures estaban sufriendo “crímenes de lesa humanidad y posiblemente genocidio”.

Sin sanciones sobre la mesa, ahora es el turno de Biden

Durante la pasada semana, EE. UU. puso en marcha un bloqueo sobre los principales productos de exportación provenientes de Xingiang: el algodón y el tomate. Pero la realidad es que, por el momento, no se han impuesto sanciones contra China, por lo que ahora la pelota queda ahora en el tejado de Joe Biden, que mañana jurará su cargo como presidente de EE. UU.

Lo cierto es que este asunto no causa controversia entre demócratas y republicanos, ya que ambos partidos tienen una opinión bastante similar. Y es que, pese a que ningún miembro del gabinete de Biden ha hecho referencia a las palabras de Pompeo, la campaña del presidente electo ya declaró que lo que estaba ocurriendo en esta región china era un genocidio.

Por su parte, Daniel Russel, que fue un funcionario muy importante en Asia para el presidente Barack Obama, aseguró a la agencia Reuters que el movimiento de Pompeo está diseñado para dejar “una peligrosa trampa política” a la nueva Administración de Biden.

Las futuras relaciones entre Washington y Pekín se desarrollarán de una u otra forma dependiendo de cómo trate de solventar este problema Joe Biden.

El Departamento de Estado de EE. UU.  solo ha hablado de genocidio en cinco ocasiones durante los últimos 30 años.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24