Joe Biden revirtió la prohibición de reclutar personas transgénero en el ejército de EE. UU.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla sobre los planes de la administración para fortalecer la fabricación estadounidense mientras la vicepresidenta Kamala Harris escucha en el Auditorio del South Court en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 25 de enero de 2021.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla sobre los planes de la administración para fortalecer la fabricación estadounidense mientras la vicepresidenta Kamala Harris escucha en el Auditorio del South Court en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 25 de enero de 2021. © REUTERS / Kevin Lamarque

Desde que asumió el poder el pasado 20 de enero, Joe Biden ha usado cada día de su mandato para revertir políticas de Donald Trump que despertaron polémica en su momento y este lunes no fue la excepción. El demócrata firmó una orden ejecutiva para anular la prohibición de reclutar ciudadanos transgénero en el ejército de Estados Unidos.

Anuncios

En un acto que contó con la presencia de la vicepresidenta Kamala Harris; el secretario de Defensa Lloyd Austin y el presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, Biden firmó la orden en la Oficina Oval. Esto permite que a partir de ahora los ciudadanos de la comunidad transgénero podrán nuevamente aspirar a servir en las filas del ejército y a recibir atención médica especial.

La decisión fue aplaudida por los defensores de la comunidad LGBTQ, quienes felicitaron a Biden por cumplir la que fue una de sus promesas de campaña. El propio mandatario celebró en su cuenta de Twitter.

"Es simple: Estados Unidos está más seguro cuando todos los que están calificados para servir pueden hacerlo abiertamente y con orgullo", dijo el presidente Biden.

Los derechos de los trans en el ejército, una política cambiante

La admisión de personas transgénero en el ejército ha sido un tema movido en las últimas tres administraciones. En 2016, el entonces presidente Barack Obama permitió que sirvieran abiertamente y que recibieran atención médica en los casos de transición de género.

Pero esa política no prosperó con la llegada a la Casa Blanca del republicano Donald Trump, quien en 2017 congeló el reclutamiento de las personas transgénero, aunque el personal que ya estaba prestando servicio permaneció en su puesto.

Para argumentar el retroceso, Trump dijo que los militares debían concentrarse en una "victoria decisiva y abrumadora", en vez de preocuparse por "tremendos costos médicos y la interrupción" que implicaba tener personas transgénero en las filas.

Su decisión fue ampliamente criticada y afectó negativamente la disposición militar, según un informe de 2020 de Palm Center, un grupo de expertos en derechos LGBT, coescrito por antiguos cirujanos generales militares.

Ahora con este nuevo giro en el tema, los investigadores celebran un freno inmediato a las acciones contra los soldados de la comunidad trans y la vía libre para que el cambio de género se desarrolle con apoyo del ejército y sin afectar el servicio.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos reporta que aproximadamente 1,3 millones de soldados sirven en el ejército del país, pero no existen cifras oficiales sobre el número de miembros trans. El instituto Rand Corp, de investigación de políticas de EE. UU., estimó en 2016 que unos 2.450 miembros en servicio activo pertenecían a esta comunidad.

"El ejército más grande del mundo volverá a valorar la preparación sobre los prejuicios"

Una de las organizaciones que se pronunció a favor de la orden ejecutiva de Joe Biden fue Human Rights Campaign, la agrupación de derechos civiles de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales más grande de Estados Unidos

Su presidente, Alphonso David, afirmó que "el ejército más grande del mundo volverá a valorar la preparación sobre los prejuicios y las calificaciones sobre la discriminación".

Pero David también expresó su preocupación porque la política de incluir a las personas transgénero en el ejército es una disposición cambiante con cada presidente de turno.

"Debemos asegurarnos de que los futuros presidentes no retrocedan en nuestros valores de igualdad e inclusión", agregó la representante demócrata Jackie Speier. La congresista también anunció su intención de agregar un apartado al proyecto de ley de política de defensa de este año para "asegurar una política permanente de no discriminación".

Speier es la presidente del Subcomité de Personal Militar de los Servicios Armados de la Cámara de Representantes.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24