Saltar al contenido principal

Hong Kong: Joshua Wong y otros dos activistas prodemocracia en prisión preventiva

Tres activistas hongkoneses se declaran culpables por al asedio a una comisaría.
Tres activistas hongkoneses se declaran culpables por al asedio a una comisaría. © Reuters

El destacado trío de activistas prodemocráticos Joshua Wong, Agnes Chow e Ivan Lam fueron puestos en prisión preventiva este lunes, después de declararse culpables de los cargos de incitación a una manifestación "ilegal" durante el 2019. La sentencia no se conocerá hasta el próximo 2 de septiembre, pero los jóvenes se enfrentan a penas de hasta cinco años de cárcel. 

Anuncios

"Seguiremos luchando por la libertad, ahora no es el momento de doblegarse ante Beijing y rendirse", dijo Joshua Wong de camino al tribunal. El destacado activista prodemocracia hongkonés fue puesto bajo custodia policial este lunes, junto con sus compañeros Ivan Lam y Agnes Chow.

El trío de activistas se enfrenta a la posibilidad de ir a la cárcel, con una pena de hasta cinco años de prisión, después de declararse culpables de los cargos de incitar una manifestación "ilegal" frente a una estación de policía en junio del año pasado.

"Existe la posibilidad de que me envíen a prisión hoy o en un futuro muy cercano. Experimentaré el primer encarcelamiento de mi vida. Por supuesto que siento miedo por todas las incertidumbres, incluyendo la decisión del tribunal de hoy, pero espero que todos ustedes no olviden a los manifestantes que en realidad sacrificaron aún más que nosotros", expresó Chow ante los medios antes de entrar a declarar.

Joshua Wong: "¡Que todo el mundo aguante, añadan gasolina!"

"¡Qué todo el mundo aguante, añadan gasolina!", fue el grito de aliento de Wong a su salida de la corte, antes de que los oficiales lo introdujeran en un camión policial, un reclamo frecuente en las manifestaciones. Si bien en un primer momento los jóvenes iban a luchar por su inocencia, los abogados pidieron un cambio de estrategia y este lunes 23 de noviembre, el prominente disidente se declaró culpable, admitiendo que organizó una asamblea ilegal e incitó a las masas a sumarse.

"Tal vez las autoridades desean que me quede en la cárcel. Pero estoy convencido de que ni los barrotes de la prisión ni la prohibición de las elecciones ni ningún otro poder arbitrario nos impediría el activismo", dijo Wong. El juicio debía celebrarse este lunes, pero la sentencia de la Audiencia no se conocerá hasta el miércoles 2 de diciembre.

Los tres activisas han sido puestos bajo custiodia policial.
Los tres activisas han sido puestos bajo custiodia policial. © REUTERS / Tyrone Siu

Los tres activistas se declararon culpables del cargo de organizar una protesta en 2019

El hecho de que permanezcan en prisión preventiva anticipa una pena de cárcel casi garantizada. Durante la mañana del lunes, docenas de partidarios esperaban fuera de la corte, coreando eslóganes prodemocracia: "¡Liberen a Joshua Wong, Agnes Chow, Ivan Lam!"

Wong, Chow y Lam fueron los líderes del ahora desmantelado grupo político Demosisto, admitieron haber incitado y organizado la protesta del 21 de junio de 2019 frente a la estación policial de Wan Chai, el mismo día que miles de hongkoneses se tomaron las calles para exigir la retirada del controversial proyecto de extradición que desató las masivas protestas ese año.

La joven de 23 años Chow, admitió haber participado en la protesta, por lo que se enfrenta a un cargo adicional. Además, el pasado agosto, la Policía hongkonesa ya detuvo temporalmente a Chow, muy cercana a Wong, bajo la acusación de "conspiración con fuerzas extranjeras para poner en riesgo la seguridad nacional", uno de los delitos contemplados en la nueva ley de seguridad nacional aprobada a finales de junio por la Asamblea Nacional Popular (ANP) china. La activista no ha sido juzgada por este caso. Por su parte, el mayor del grupo, Lam, se declaró culpable del cargo de incitación.

Durante la primera parte del juicio se mostraron vídeos de casi una hora del momento en el que decenas de manifestantes rodean la estación policial, con imágenes de Wong pidiendo a los transeúntes unirse a la protesta. Por su parte, los abogados de los activistas pidieron que se tomara en cuenta la corta edad de los activistas y el hecho de que no incitaron en ningún momento a la violencia. "Aunque son culpables, espero que el tribunal tenga en cuenta su grado de participación en los hechos", manifestó el abogado de Wong y Chaw.

"Nuestro caso es relativamente irrelevante", dijo Wong a las puertas del juzgado

Hong Kong fue el escenario de multitudinarias y continuas protestas el año pasado, que se extendieron durante meses, en contra del Ejecutivo hongkonés liderado por Carrie Lam, al que exigían mejoras democráticas. Millones de personas se tomaron las calles y se sucedieron episodios de enfrentamientos violentos con la Policía. Desde el inicio de las manifestaciones, más de 10.000 personas han sido detenidas en el territorio semiautónomo, entre ellas decenas de periodistas, activistas y figuras de la oposición.

Joshua Wong fue una de las caras más visibles del movimiento prodemocrático. A sus apenas 24 años de edad, el hongkonés está curtido en el activismo político -con 17 años lideró las marchas estudiantiles del Movimiento de los Paraguas-  y ha pasado varias veces por los tribunales por sus reclamos.

"Emocionalmente soy reacio en todos los sentidos a ser encarcelado, pero racionalmente no tengo absolutamente ningún espacio para quejarme en comparación con muchos otros", agregó fuera del tribunal, en referencia a los cientos de juicios relacionados con las protestas ya concluidos.

Una vez conocido el aplazamiento de la sentencia, el activista lanzó varios mensajes en su cuenta de Twitter en los que reclama la atención mediática a otros compañeros detenidos en China, en referencia a las 12 personas hongkonesas que fueron detenidas cuando intentaban llegar a Taiwán, escapando de los cargos relacionados con su participación en las protestas del año pasado. "Deseo rendir homenaje a nuestros compañeros activistas que están a punto de enfrentarse a los juicios y la cárcel, o los que están angustiados por no poder regresar a casa: no somos intrépidos, pero ustedes son los más valientes", escribió.

La ola de arrestos en Hong Kong en los últimos meses se debe, en parte, a la nueva norma del Gobierno de Beijing, que castiga una gama de actos que van desde la sedición, secesión o terrorismo. Y, según la oposición hongkonesa y varios países extranjeros, socava las libertades y el alto grado de autonomía de la excolonia británica, cuyos derechos y libertades fueron acordados en 1997.

Con Reuters, AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.