Saltar al contenido principal

Con la misión de obtener muestras, la sonda china Chang'e-5 logró alunizar

Un largo cohete del 5 de marzo que lleva la sonda lunar Chang'e-5 de China se lanza desde el Centro Espacial Wenchang en la isla Hainan del sur de China el 24 de noviembre de 2020, en una misión para traer de vuelta las rocas lunares, el primer intento de cualquier nación de recuperar muestras de la luna en cuatro décadas.
Un largo cohete del 5 de marzo que lleva la sonda lunar Chang'e-5 de China se lanza desde el Centro Espacial Wenchang en la isla Hainan del sur de China el 24 de noviembre de 2020, en una misión para traer de vuelta las rocas lunares, el primer intento de cualquier nación de recuperar muestras de la luna en cuatro décadas. © STR / AFP
4 min

La sonda, a cargo de la Administración Nacional del Espacio de China (ANECh), envió imágenes a la Tierra desde su satélite. Su misión será recoger dos kilogramos entre muestras del suelo y piedras lunares y traerlas de vuelta al planeta para su análisis. De obtener los resultados, la potencia asiática se convertiría en el tercer país en poseer ese tipo de elementos. 

Anuncios

China logró alunizar una nave este 1 de diciembre en una misión que no se llevaba a cabo desde hace 40 años. Según informó la Administración Nacional del Espacio de China (ANECh), el aparato robótico aterrizó en la Luna exitosamente tras abandonar la Tierra el 23 de noviembre.

Este martes por la noche, la combinación de módulo de aterrizaje y ascenso de Chang'e-5 –nombre en honor a la diosa china de la Luna–, inició un descenso propulsado con un motor de empuje variable encendido desde unos 15 km. sobre la superficie del satélite natural. Su velocidad vertical relativa a la Luna bajó de 1,7 km. por segundo a cero.

El medio local 'Daily China' publicó en redes sociales un mensaje en el que anunciaba el alunizaje: "Hola Luna, ¿cómo estás?", trinaron desde la cuenta haciendo referencia al éxito de la primera etapa de la histórica misión.

Según el ANECh, las cámaras a bordo del módulo de aterrizaje tomaron imágenes de la superficie lunar.

La travesía es la primera de este tipo desde la década de los 1970, cuando en 1976 la URSS fue el último país que trajo una muestra de suelo lunar de 170 gramos. Pero esta expedición es mucho más ambiciosa: pretende que Chang’e-5 logre recolectar 2 kilogramos de muestras de suelo y rocas y que los traiga de vuelta consigo a mediados de diciembre.

De obtener los resultados esperados, China se convertiría en el tercer país de la historia en poseer ese tipo de muestras, tras EE. UU. y Rusia.

La zona de trabajo del robot será el Mons Rümker, un pico volcánico situado sobre la llanura Oceanus Procellarum –Océano de Tormentas–, en la parte visible de la Luna. Si Chang’e-5 consigue recolectar todo el material, está previsto que este sea enviado a un contenedor. Luego, el ascensor despegará y acoplará con la combinación orbitador-retornador en órbita. Después de que las muestras se transfieran al retornador, el ascensor se separará del orbitador-retornador y este volverá a la atmósfera. Si todo sale bien, las muestras llegarán a la región de Mongolia en dos semanas.

Con esta investigación se pretende responder dudas respecto al origen volcánico de la Luna, ya que ayudará a saber durante cuánto tiempo fue volcánicamente activa y cuándo se disipó su campo magnético, dando un paso adelante en los estudios espaciales.

Esta misión está en el marco del Programa Chino de Exploración Lunar, que tendrá una duración de 15 años y que tiene proyectos mucho más ambiciosos en su horizonte. 

Con AFP, Reuters y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.