Prisión para diez activistas hongkoneses que intentaron huir hacia Taiwán

Uno de los 12 activistas de Hong Kong detenidos en China por cruce fronterizo ilegal es visto en un vehículo después de que las autoridades chinas entregaran a dos de ellos a la Policía de la región semiautónoma por tener ser menores de edad al momento del arresto. Bahía de Shenzhen, frontera China-Hong Kong, 30 de diciembre de 2020.
Uno de los 12 activistas de Hong Kong detenidos en China por cruce fronterizo ilegal es visto en un vehículo después de que las autoridades chinas entregaran a dos de ellos a la Policía de la región semiautónoma por tener ser menores de edad al momento del arresto. Bahía de Shenzhen, frontera China-Hong Kong, 30 de diciembre de 2020. © Reuters/Tyrone Siu

El Tribunal Popular del distrito de Yantian, condenó a entre siete meses y tres años de cárcel a diez activistas hongkoneses que intentaron huir de su isla hacia Taiwán el pasado agosto. Aunque fueron condenados por cruce ilegal de fronteras, se trata de un caso con importantes tintes políticos por su participación en las protestas en las que miles de personas han exigido mayores libertades frente a China.

Anuncios

En una audiencia con ausencia de medios de comunicación y sin abogados elegidos por los acusados, China juzgó por primera vez a diez activistas hongkoneses que participaron en las masivas manifestaciones prodemocracia iniciadas en 2019.

Este 30 de diciembre, el Tribunal Popular de Yantian, en Shenzhen, suroriente de China, condenó a los activistas por cruce ilegal de fronteras, luego de que el pasado agosto fueran interceptados por guardacostas de la provincia china de Cantón cuando intentaban huir desde Hong Kong hacia Taiwán. Desde entonces fueron puestos bajo custodia.

Durante los 130 días que permanecieron detenidos, a ninguno de los arrestados les fue permitido comunicarse con sus familiares o abogados. Durante este tiempo solo fueron asistidos por defensores dispuestos por el Gobierno, ya que aquellos que las familias intentaron contratar renunciaron tras asegurar que recibieron amenazas de las autoridades chinas.

En total, 12 activistas estuvieron bajo custodia. Dos fueron devueltos a Hong Kong este miércoles y 10 manifestantes fueron sentenciados a entre siete meses y tres años de cárcel. Según un portavoz de la oficina de seguridad pública de Shenzhen, las penas tomarían en cuenta el tiempo que ya han pasado privados de su libertad.

Entre los afectados están Tang Kai-yin, de 31 años, considerado como organizador de la huída y quien según las autoridades chinas compró la lancha en la que tratarían de salir, y Quinn Moon, de 33 años, única mujer del grupo de arrestados.

Además, se les ordenó pagar multas equivalentes a entre los 1.300 y 3.000 dólares. Los diez se declararon culpables, tratando de alcanzar penas menores, según indicaron sus familiares.

El tribunal señaló que los arrestados actuaron bajo las instrucciones de otros, lo que sugiere que podría haber más arrestos.

Dos menores de edad serían castigados en Hong Kong

Los dos jóvenes, uno de 17 años y otro de 18, pero menores de edad al momento de los hechos, fueron entregados este miércoles a la Policía de Hong Kong, que los investigaría una vez completen una cuarentena de 14 días, debido a la pandemia.

"La policía de Hong Kong quiere reiterar la seriedad de la fuga; la sociedad no tolerará a los delincuentes que esperan una audiencia judicial, pero eligen fugarse", dijo Cheng Lai-ki, superintendente en jefe interino de la oficina de delitos comerciales del territorio semiautónomo.

Cheng Lai-ki dijo que llevarán “este asunto a la corte mañana y solicitaremos a la corte que mande a estas dos personas bajo custodia en la cárcel”.

Grupos de derechos humanos y las familias de los detenidos rechazaron el proceso legal. "Tenemos que recordar que estuvieron encerrados en China aislados del mundo, de sus familias y abogados de su elección durante cuatro meses antes de asistir a un juicio simulado en el que solo se permitía la entrada a asistentes aprobados por el PCCh", dijo Beatrice Li, hermana de Andy Li, uno de los encarcelados, refiriéndose al Partido Comunista Chino.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional expresó su preocupación por la seguridad de los acusados ​​en el sistema penitenciario chino. "Este grupo de jóvenes hongkoneses correrá el riesgo de sufrir tortura y otros malos tratos en las cárceles chinas", dijo en un comunicado el director regional de Asia-Pacífico, Yamini Mishra.

Taiwán es un destino popular para los activistas prodemocráticos de Hong Kong desde que Beijing impuso una ley de seguridad nacional el pasado junio que, según los críticos, tiene como objetivo acabar con la disidencia y frenar las libertades.

Hong Kong ya ha congelado activos y emitido órdenes de arresto para varios opositores al Gobierno que han huido al extranjero, incluido el Reino Unido, que gobernó el territorio hasta el traspaso al dominio chino en 1997.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24