Indonesia recupera una de las cajas negras del avión siniestrado en el mar de Java

Miembros de la Marina de Indonesia llevan una parte de la caja negra recuperada del avión de Sriwijaya Air, que se estrelló en el Mar de Java el fin de semana, en Yakarta, Indonesia , el 12 de enero de 2021.
Miembros de la Marina de Indonesia llevan una parte de la caja negra recuperada del avión de Sriwijaya Air, que se estrelló en el Mar de Java el fin de semana, en Yakarta, Indonesia , el 12 de enero de 2021. © Ajeng Dinar Ulfiana / Reuters

Los equipos de rescate del país encontraron una de las cajas negras del avión de la compañía Sriwijaya, que el sábado se accidentó con 62 personas a bordo. Los investigadores esperan hallar la grabadora de voz de la cabina para determinar las razones del accidente.

Anuncios

Un paso adelante para saber cómo ocurrió el accidente del avión de Sriwijaya Air en Indonesia. Los equipos de rescate recuperaron uno de los registradores de datos de vuelo, conocido como caja negra, de la aeronave que se estrelló en el mar de Java el sábado 9 de enero, con 62 personas a bordo.

Los buzos también hallaron una radiobaliza separada, lo que alimentó las esperanzas de que pronto pueda ser rescatada la grabadora de voz de la cabina. Este elemento es clave para conocer las comunicaciones de los pilotos cuando el avión perdió el control, pocos minutos después de despegar desde Yakarta hacia Pontianak.

"Estamos seguros de que, debido a que la baliza que estaba conectada a la grabadora de voz de la cabina de pilotaje también se encontró en el área, con mucha confianza, pronto se encontrará la grabadora de voz de la cabina", señaló el jefe de las Fuerzas Armadas indonesias, Hadi Tjahjanto, en una conferencia de prensa.

Con poca información a disposición, los investigadores esperan que los datos de la caja negra permitan dilucidar detalles de las causas del accidente. El Comité Nacional de Seguridad en el Transporte (KNKT) espera descargar esos datos de FDR en un plazo de dos a cinco días.

"Ojalá podamos desvelar el misterio de lo que causó este accidente para que esto se convierta en una lección y que todos podamos evitarlo en el futuro", remarcó Soerjanto.

El sábado 9 de enero, el avión de la compañía Sriwijaya Air, un Boeing 737-524, se cayó en el mar de Java, apenas unos minutos después de haber despegado del Aeropuerto Internacional Sukarno-Hatta, en Yakarta, con rumbo a Pontianak, capital de Borneo Occidental.

Alrededor de 13 minutos después del despegue, las autoridades indonesias perdieron el contacto con el aparato, sin que el Transmisor Localizador de Emergencia (ELT) hubiera emitido señal alguna. Los últimos movimientos registrados del avión exhibieron un cambio de rumbo brusco, lo que llevó a los controladores aéreos a preguntar qué sucedía, sin recibir respuesta.

El motor del avión estaba funcionando al momento del accidente

A la espera de más avances en la investigación —a la que se sumará la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos—, los primeros hallazgos de la KNKT demostraron que el motor del avión estaba en funcionamiento cuando se estrelló con el agua, de acuerdo a las piezas de la aeronave recuperadas del mar.

"El daño en la pala del ventilador mostró que el motor todavía estaba funcionando en el impacto. Esto es consistente con la hipótesis de que el sistema del avión todavía estaba funcionando a 250 pies de altitud", detalló Soerjanto.

El hecho levantó dudas sobre las condiciones en las que se encontraba la aeronave, un Boeing 737-524 de 27 años de antigüedad. Según el Ministerio de Transporte indonesio, el aparato, que estuvo inactivo durante los primeros meses de la pandemia de Covid-19, había pasado una inspección de aeronavegabilidad el 14 de diciembre y había regresado al servicio poco tiempo después.

Imagen de archivo tomada el 18 de marzo de 2013 en la ciudad indonesia de Tangerang, de un avión Boeing 37-300 de la compañía aérea Sriwijaya Air, similar al desaparecido el 9 de enero de 2021 tras su despegue en Indonesia.
Imagen de archivo tomada el 18 de marzo de 2013 en la ciudad indonesia de Tangerang, de un avión Boeing 37-300 de la compañía aérea Sriwijaya Air, similar al desaparecido el 9 de enero de 2021 tras su despegue en Indonesia. © Adek Berry / Foto de archivo / AFP

Este modelo de Boeing es mucho más antiguo y tiene características muy distintas a las del 737 MAX, protagonista de otro accidente aéreo en Indonesia, cuando esa aeronave de la firma Lion Air se estrelló en el mar de Java poco después de despegar de Yakarta, hecho que dejó 189 muertos.

Avanza la identificación de las víctimas

Por otro lado, los equipos de rescate —integrados por 3.600 personas, 13 helicópteros, 54 barcos grandes y 20 botes pequeños— continúan las tareas para recuperar e identificar los cuerpos de las víctimas. Este martes 12 de enero, los rescatistas hallaron más restos humanos, así como elementos personales y tarjetas de identificación.

El Ministerio de Transporte indicó que fueron extraídas del lugar del accidente 74 bolsas con restos humanos, que fueron trasladadas a un hospital de la Policía en Yakarta para su análisis.

Hasta el momento, los investigadores extrajeron 59 muestras de ADN de familiares de las víctimas para compararlas con los restos hallados.

El lunes, los forenses identificaron a una primera víctima, un azafato de 29 años llamado Okky Bisma. Su esposa Aldha Refa, también asistente de vuelo de Sriwijaya Air, lo recordó en las redes sociales como "un hombre cariñoso, devoto y súper amable".

El martes, revelaron los datos de otros tres fallecidos: un miembro de la tripulación de 38 años y dos pasajeros de 36 y 50 años.

De acuerdo al registro de vuelo, en el avión había 50 pasajeros, incluidos tres bebés y otros siete menores de edad, y 12 tripulantes, todos de nacionalidad indonesia.

Con Reuters, EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24