En Myanmar, 'Los juegos del hambre' inspiran las protestas prodemocracia

En Asia, levantar tres dedos se ha convertido en un símbolo para reclamar derechos políticos fundamentales.
En Asia, levantar tres dedos se ha convertido en un símbolo para reclamar derechos políticos fundamentales. © Chalinee Thirasupa / Reuters
Texto por: Aurore Bayoud
6 min

En el universo de 'Los juegos del hambre', los habitantes de la sociedad de Panem usan un saludo como forma de rebelión hacia un Gobierno autoritario. En la última década, este gesto se ha extendido por el sudeste asiático como grito de la democracia. El último ejemplo, toma lugar en Myanmar, después de que Aung San Suu Kyi, la líder civil del país, fuera derrocada en un golpe militar, lo que llevó a miles de birmanos a manifestarse en las calles. 

Anuncios

Las imágenes de jóvenes, y no tan jóvenes, con el brazo alzado realizando el saludo de la famosa saga proliferaron esta semana en Myanmar. Con tres dedos levantados, estudiantes, profesores y enfermeros de todo el país demuestran su resistencia al golpe militar ocurrido el lunes 1 de febrero.

El saludo le resultará familiar a cualquiera que haya visto las películas de 'Los juegos del hambre'. Al gesto se le conoce por el nombre de 'Signo de respeto del Distrito 12' y aparece en la película protagonizada por Jennifer Lawrence en la que la población oprimida se levanta contra una clase dirigente autoritaria.

Y no es casualidad. Desde el viernes 5 de febrero, los birmanos también protestan contra lo que consideran una opresión. Con proclamas en favor de la democracia y en contra del nuevo gobierno militar, piden la liberación de los detenidos por el Ejército, incluida la líder electa Aung San Suu Kyi.

Y el movimiento se ilustra por el uso ostensible de este gesto de tres dedos inspirado en 'Los juegos del hambre'. En la serie de películas y libros, el saludo es utilizado como muestra de agradecimiento, admiración y despedida. Con el avance de la trama, se convierte en un símbolo de rebelión.

Aparece por primera vez cuando el personaje principal, Katniss Everdeen, pide ir en lugar de su hermana, quien había sido elegida, a los juegos, en los que los participantes deben luchar hasta la muerte en una competición expuesta ante las masas. Frente a ese acto de valor, el público alza los dedos como símbolo de respeto.

Una insignia de los 'Scouts' que llegó a Tailandia tras el golpe militar

Sin embargo, el real origen de este signo se encuentra en el movimiento educativo de los 'Scouts'. Para los miembros de esta organización, el gesto también significa honor y lealtad: el dedo pulgar sujeta al pequeño indicando que los mayores protegen a los más pequeños, y el resto de dedos representan la fe, el país y la responsabilidad. Al entrar en la organización, un 'Scout' tiene que realizar este gesto mientras hace su juramento.

Pero los manifestantes de Myanmar no fueron los primeros en adoptar el símbolo. El gesto ya se había visto en Asia.

El 'Signo de respeto del Distrito 12' consiste en poner el dedo pulgar sobre el meñique, juntar los otros tres dedos, llevárselos a los labios y luego levantarlos en el aire señalando a la persona a la que va dirigido el gesto.
El 'Signo de respeto del Distrito 12' consiste en poner el dedo pulgar sobre el meñique, juntar los otros tres dedos, llevárselos a los labios y luego levantarlos en el aire señalando a la persona a la que va dirigido el gesto. © AFP

El saludo se impuso en efecto por primera vez en Tailandia, país vecino de Myanmar, cuando los manifestantes empezaron a utilizarlo tras el golpe militar de mayo de 2014. Indicaba apoyo al movimiento prodemocracia, pero también enojo hacia el poder militar y la realeza en un momento de crecientes desigualdades.

En ese momento, un tailandés tuiteó: "Queridos #JuegosDelHambre. Hemos tomado tu señal como propia. Nuestra lucha no es de ficción. Gracias".

El principio de las manifestaciones coincidió con el estreno de la tercera película de la saga en noviembre de 2014. Los estudiantes prodemocráticos se presentaban en los cines tailandeses que proyectaban la nueva película y realizaban el saludo con orgullo, incluso si sabían que iban a ser escoltados y detenidos por policías.

Sin embargo, en junio, la junta militar gobernante prohibió el saludo, y algunos cines de Tailandia dejaron de proyectar la película. Fue así como los cineastas de la famosa película se enteraron entonces de que el saludo había sido adoptado por los activistas tailandeses.

"Es emocionante que algo que ocurre en la película pueda convertirse en un símbolo para la gente, para la libertad o la protesta", dijo el director Francis Lawrence al periódico australiano 'Sydney Morning Herald' en 2014. "Pero cuando la gente es arrestada por hacer algo de tu película, es preocupante", agregó. 

El 20 de noviembre de 2014, la estudiante Natchacha Kongudom realiza el saludo inspirado en la película "Los juegos del hambre" en un cine de Bangkok.
El 20 de noviembre de 2014, la estudiante Natchacha Kongudom realiza el saludo inspirado en la película "Los juegos del hambre" en un cine de Bangkok. © Chaiwat Subprasom / Reuters

La cultura popular al servicio de la protesta

Luego, desde Tailandia, el saludo se extendió a Hong Kong, donde la Revolución de los Paraguas también estaba en pleno apogeo cuando se estrenó la nueva película. Los manifestantes de Hong Kong rechazaban la creciente influencia de Pekín en la ciudad, y empezaron a levantar con orgullo sus tres dedos en muestra de resistencia.

A lo largo de los movimientos civiles históricos, existen numerosos ejemplos que demuestran cómo la cultura popular se abre paso a menudo en movilizaciones ciudadanas del mundo entero.

Los activistas de 'Anonymous' se distinguen por llevar una máscara diseñada en 1986 por el dibujante David Lloyd para la serie de cómics 'V de Vendetta', en la que se sugiere el rostro del soldado y político británico Guy Fawkes, quien en 1695 intentó asesinar al rey Jacobo I.

Tomando prestados elementos de la cultura popular, los manifestantes de todo el mundo transmiten así su mensaje a nivel internacional. Y si bien la incertidumbre se posa sobre el pueblo birmano tras el golpe de Estado, la protesta e indignación se hace visible mediante símbolos convertidos ya en un grito universal. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24