Un terremoto de más de 7 grados sacude la costa de Fukushima en Japón

Un edificio de Fukushima, Japón, sufrió daños por el terremoto registrado en la costa del país durante la noche del 13 de febrero de 2021.
Un edificio de Fukushima, Japón, sufrió daños por el terremoto registrado en la costa del país durante la noche del 13 de febrero de 2021. © JIJI PRESS JAPAN / vía EFE

El temblor, de una magnitud preliminar de 7,3 grados en la escala de Richter, provocó apagones en miles de casas. El epicentro del terremoto se registró en la costa de Fukushima. A pesar de la magnitud, no se reportaron daños mayores en ninguna infraestructura. 

Anuncios

Las alarmas sonaron en Japón durante la noche: un terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter sacudió varios puntos del archipiélago, pero especialmente la prefectura de Fukushima, en la costa este del país. 

El temblor, que sucedió a las 23:00 (hora local), tuvo el epicentro a 60 kilómetros de profundidad, precisamente en la misma zona donde otro sismo de mayor magnitud provocó la catástrofe nuclear de Fukushima en 2011. 

En esta ocasión, el terremoto provocó cortes de electricidad en cerca de 950.000 casas en la zona norte y este de Japón, según portavoces del Gobierno, pero no se ha registrado ningún daño mayor.

El temblor también se sintió en otras prefecturas de la costa oriental y en el centro del país, como por ejemplo en Tokio, la capital. 

La agencia meteorológica japonesa no emitió ningún aviso de tsunami. Además, ninguna de las plantas nucleares de Fukushima detectó irregularidades en su funcionamiento. 

Por el momento, se han reportado pocas decenas de heridos, ninguno de ellos de gravedad, y no se han registrado muertes provocadas por el temblor. 

Un temblor que sacude la memoria de Fukushima

El terremoto sacude las costas de Fukushima a las puertas del décimo aniversario del desastre nuclear del 11 de marzo de 2011. En esa ocasión, un temblor de 9 grados en la escala Richter devastó la zona noreste de Japón y provocó un tsunami masivo que dañó las plantas nucleares de la región. 

Fue la peor crisis nuclear de las últimas décadas, especialmente por los daños provocados en la planta Daiichi. Las consecuencias fueron catastróficas: la contaminación ambiental provocó el desplazamiento de miles de personas, muchas de las cuales tardaron años en regresar. 

Un trabajador recoge botellas rotas y arregla una tienda afectada por el terremoto que sacudió Fukushima, Japón, durante la noche del 13 de febrero de 2021.
Un trabajador recoge botellas rotas y arregla una tienda afectada por el terremoto que sacudió Fukushima, Japón, durante la noche del 13 de febrero de 2021. © Kyodo/ vía REUTERS

Además, a pesar de que el sismo y el tsunami en sí no tuvieron víctimas mortales, cerca de 3.000 personas murieron prematuramente por el desplazamiento, especialmente adultos mayores que no sobrevivieron el trauma. 

Por si no fuera poco, el Instituto de Economía Laboral de Alemania (IZA) publicó recientemente un estudio donde atribuye a ese desastre nuclear la muerte de más de 1.000 personas más debido a otro causante: el frío. 

Según el estudio, el accidente provocó el cierre repentino de varias plantas nucleares, que generan el 30 % de electricidad de Japón. Ese cierre conllevó el aumento de precio de la electricidad en las zonas afectadas, por lo que algunas familias en pobreza tuvieron que dejar de usar electricidad. En algunos casos, hasta morir de frío. 

Los terremotos son comunes en Japón, ya que es uno de los territorios con más actividad sísmica del mundo. De hecho, el territorio nipón registra cerca del 20 % de todos los terremotos a partir de magnitud 6. 

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24