Myanmar vive su día más letal de protestas con decenas de muertos

Un manifestante es detenido por agentes de la policía antidisturbios durante una protesta contra el golpe militar en Rangún, Myanmar, el 28 de febrero de 2021.
Un manifestante es detenido por agentes de la policía antidisturbios durante una protesta contra el golpe militar en Rangún, Myanmar, el 28 de febrero de 2021. © Stringe / Reuters

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU para Asia confirmó que por lo menos 18 personas murieron este domingo “como resultado de munición real disparada contra las multitudes”. Esto duplica la cantidad de muertos que se han registrado durante las manifestaciones de todo el mes contra la junta militar.

Anuncios

Todavía no se sabe a ciencia cierta cuántas personas murieron en las manifestaciones de este domingo 28 de febrero, pero todos los números estimados superan la cantidad de decesos que se habían registrado durante todas las protestas desde principios del mes.

La falta de precisión se debe, en gran medida, a que las fuentes oficiales no están publicando la información de las personas heridas y muertas tras los choques con la policía; y la confirmación por parte de otros organismos ha sido complicado en medio del caos en el que está sumido el país.

Una de las fuentes principales de información han sido los videos y las fotografías que publican los birmanos. La agencia AP recaudó imágenes que muestran que por lo menos cuatro personas fallecieron en las protestas de este domingo: un joven en Rangún y tres personas más en la ciudad de Dawei, en el sudeste del país.

Pero la Oficina de Derechos Humanos de la ONU para Asia reporta una cifra mucho más alta, como lo dio a conocer a través de un comunicado. “Al menos 18 personas murieron y 30 resultaron heridas hoy en Myanmar. "Condenamos enérgicamente la escalada de violencia contra las protestas en Myanmar y pedimos al ejército que detenga de inmediato el uso de la fuerza contra manifestantes pacíficos", dice la vocera de la oficina, Ravina Shamdasani.

La ONU agrega que “las muertes se produjeron como resultado de munición real disparada contra multitudes en Rangún, Dawei, Mandalay, Myeik, Bago y Pokokku”. Entre los muertos en Rangún se encontraba una maestra, Tin New Yee. Su hija y una compañera aseguraron que ella murió después de que la policía dispersó una protesta de maestros con granadas aturdidoras.

Así como no se sabe con precisión cuántas personas murieron este domingo, tampoco se conoce la cantidad de personas que han perdido la vida durante el mes de manifestaciones. Los cálculos de la no gubernamental Asociación de Asistencia de Presos Políticos es que por lo menos otras ocho personas habían fallecido por impactos de bala en las protestas.

La represión de hoy ocurre justo una semana después de que en la ciudad de Naipyidó los manifestantes despidieran a Mya Thwate Thwate Khaing, la primera persona muerta durante las protestas.

“La clara escalada de las fuerzas de seguridad de Myanmar en el uso de la fuerza letal en varios pueblos y ciudades es indignante e inaceptable”, expresó en un comunicado Phil Robertson, subdirector para Asia de la organización Human Rights Watch.

El inicio de las manifestaciones en Rangún fue con la ‘Alianza de las batas blancas’

Las protestas en Rangún, la ciudad más grande de Myanmar, comenzaron temprano en la mañana a cargo de estudiantes de medicina agrupados en la llamada ‘Alianza de las batas blancas’. Ellos marcharon cerca de la intersección del mall Centro Hledan, que se ha convertido en el punto de reunión de los manifestantes para luego dirigirse a otras partes de la ciudad.

Fue allí donde empezaron también los disturbios de este domingo. Los videos y las fotos muestran a los manifestantes huyendo, mientras la policía dispara gases lacrimógenos. La ONU dice que por lo menos 85 profesionales sanitarios fueron arrestados este domingo, además de siete periodistas que estaban cubriendo las protestas.

Según la ONU, durante el mes de protestas, más de 1.000 personas han sido arrestadas arbitrariamente. Todavía no se sabe el paradero de algunas de ellas y la mayoría de los detenidos no han tenido “ningún tipo de debido proceso”, según la oficina de Naciones Unidas. “(Fueron arrestados) simplemente por ejercer sus derechos humanos a la libertad de opinión, expresión y reunión pacífica”, agregó.

01:34

La oleada de muertes y arrestos de este domingo ocurre un día después de que las fuerzas de seguridad comenzaron a emplear tácticas más duras contra los manifestantes. Las autoridades empezaron a implementar acciones preventivas para disolver las protestas y aumentaron las detenciones, que ya se cuentan por cientos. Solo el sábado, más de 470 personas fueron arrestadas según la televisión estatal MRTV, sin que todavía sea claro cuántas fueron detenidas en las protestas del domingo.

De lo poco que se conoce es que muchos de los detenidos fueron llevados a la prisión de Insein en las afueras del norte de Rangún, históricamente conocida por tener presos políticos.

Las autoridades no se han pronunciado sobre los últimos hechos, pero la semana pasada, el líder militar general Min Aung Hlaing aseguró que los uniformados estaban usando una fuerza mínima para hacer frente a las protestas.

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24