China respalda la ley electoral en Hong Kong que permitirá mayor control sobre la isla

Vista general de la Asamblea Popular Nacional China (ANP) durante la sesión de clausura de su reunión anual, en el Gran Salón del Pueblo, en Beijing, China, el 11 de marzo de 2021.
Vista general de la Asamblea Popular Nacional China (ANP) durante la sesión de clausura de su reunión anual, en el Gran Salón del Pueblo, en Beijing, China, el 11 de marzo de 2021. © AFP/Nicolas Asfouri

Durante la sesión de clausura, la Asamblea Popular Nacional de China (ANP) respaldó una serie de directrices entre las que se destaca la reforma electoral en Hong Kong, con la que Beijing tendrá mayor control sobre la isla y minimiza el rol de los ciudadanos en la elección de sus líderes. Aunque la ANP no tiene poderes reales, el Partido Comunista de China usa su reunión anual, el evento político de más alto perfil, para mostrar los planes del Gobierno y comunicar sus decisiones más importantes.

Anuncios

Pese a la fuerte ola de protestas de los dos últimos años, los llamados de la comunidad internacional y las tensiones generadas con numerosos gobiernos de Occidente, el Legislativo chino dio luz verde este jueves 11 de marzo a una reforma para reforzar su control sobre Hong Kong.

Con 2.895 votos a favor, cero en contra y una abstención, el máximo órgano legislativo de China apoyó el plan de otorgar a un comité pro-Beijing el poder de nombrar a más legisladores de Hong Kong. Con la medida se reduce así el número de diputados que pueden ser elegidos por los ciudadanos.

Así, un Comité Electoral de 1.500 miembros elegirá al director del Ejecutivo hongkonés y a un número "relativamente grande", aún no especificado, de miembros de su legislatura, compuesta por 90 escaños. Medios locales del territorio semiautónomo reportaron anteriormente que China seleccionará un tercio de los miembros del Consejo Legislativo.

Beijing quiere ver "patriotas gobernando Hong Kong", dijo el primer ministro del país, Li Keqiang, y agregó que los cambios "salvaguardarían la seguridad nacional" en el territorio y apoyarían "la prosperidad y la estabilidad".

El mencionado comité estaría conformado por personas provenientes de cinco segmentos de la sociedad, incluidas figuras empresariales y políticas, pero todos serán seleccionados para responder a los intereses del Gobierno central. Eso les daría a las fuerzas pro-Beijing más influencia de la que tendrían a través del voto popular.

Ahora el texto de la reforma quedará en manos de un comité Legal del Legislativo chino, que se encargará de redactar una versión definitiva que después deberá ratificar el Comité Permanente de la Asamblea. Sin embargo, la ANP no tiene poderes reales. Su función es respaldar todas las decisiones tomadas con anticipación por el Gobierno central, por lo que su aprobación es inminente.

"El pueblo de Hong Kong se verá privado de sus derechos (…) Beijing quiere ejercer un control muy estricto. No es democracia", señaló Emily Lau, exlegisladora de Hong Kong.

Durante los dos últimos años miles de hongkoneses han protestado para reclamar mayor independencia, un sistema prometido por Beijing cuando Hong Kong dejó de ser colonia británica en 1997.

El secretario de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Dominic Raab, dijo que la medida es "contraria a las promesas hechas por la propia China" sobre Hong Kong y que "solo socavará aún más la confianza" en el Gobierno de Xi Jinping.

El año pasado, el partido gobernante utilizó la sesión de la APN para imponer una ley de seguridad nacional en Hong Kong en respuesta a las protestas que comenzaron en 2019. En virtud de esa ley, 47 exlegisladores y otras figuras prodemocracia han sido arrestados por cargos de subversión que conllevan hasta cadenas perpetuas.

La ANP aprueba su nuevo plan de desarrollo hasta 2025

El Legislativo chino también respaldó el último plan de desarrollo quinquenal del partido gobernante, que marcará las pautas de la política del país hasta 2025. La medida se centra en transformar al país en un mayor creador de tecnología y en la autosuficiencia en este campo.

La acción amenaza con empeorar las tensiones con Washington y Europa sobre el comercio y el acceso al mercado.

Durante la sesión de clausura, el primer ministro chino aseveró que el crecimiento económico podría ser “aún más rápido” que el objetivo oficial de este año de "más del 6%", anunciado la semana pasada. Los expertos en previsiones económicas esperan una expansión de al menos un 8%.

China fue la única potencia que creció el año pasado, en plena aparición del Covid-19, mientras que Estados Unidos, Europa y Japón lucharon con nuevos brotes del virus que obligó al cierre o restricciones de sus economías. El crecimiento chino se aceleró hasta el 6,5% respecto al año anterior en el último trimestre de 2020.

Con AP y EFE

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24