Enviada de la ONU para Myanmar inicia gira por Asia cuando el número de muertos supera los 600

Una mujer en una bicicleta pasa por una calle con salpicaduras de pintura roja lanzadas por manifestantes antigolpistas durante una manifestación en Yangon, Myanmar, el 6 de abril de 2021.
Una mujer en una bicicleta pasa por una calle con salpicaduras de pintura roja lanzadas por manifestantes antigolpistas durante una manifestación en Yangon, Myanmar, el 6 de abril de 2021. © AP

Christine Schraner Burgener busca detener la crisis tras el golpe de Estado del pasado 1 de febrero, que deja más de 600 civiles muertos según la Asociación por los Prisioneros Políticos. 

Anuncios

Christine Schraner Burgener comenzará su viaje en Tailandia, pero ha trascendido que también visitará China. El gigante asiático es un actor clave con vínculos históricos con el Ejército de Myanmar y recientemente cultivó estrechas relaciones con Aung San Suu Kyi. Burgener también espera visitar los países miembros del bloque de la ASEAN.

La enviada especial de la ONU ha solicitado un encuentro con los dirigentes de la Junta militar pero no ha recibido una autorización para viajar a Myanmar.

"Ella, por supuesto, está dispuesta a reanudar el diálogo con los militares para contribuir al retorno al camino democrático, la paz y la estabilidad de Myanmar", dijo el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

"Como ha destacado en repetidas ocasiones, una respuesta internacional sólida a la crisis actual en Myanmar requiere un esfuerzo regional unificado que involucre a los países vecinos que puedan influir en la estabilidad", dijo Dujarric.

Foto de archivo de la Suiza Christine Schraner Burgener, enviada especial del Secretario General de la ONU para Myanmar.
Foto de archivo de la Suiza Christine Schraner Burgener, enviada especial del Secretario General de la ONU para Myanmar. © ONU/Loey Felipe

Una cumbre de la ASEAN sobre Myanmar está programada para fin de mes, pero los diplomáticos dicen que el bloque está profundamente dividido por la crisis.

"En un extremo, están Tailandia, Laos y Camboya, que están en el modo de 'no intervenir pues no hay nada qué hacer, ya que es una cuestión de política interna'", dijo un diplomático, mientras que Singapur, Malasia e Indonesia están abiertos a un papel más activo de la ASEAN.

Más de 600 muertos desde el golpe de Estado 

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá informalmente este viernes para escuchar al legislador de Myanmar, Zin Mar Aung, en nombre del grupo CRPH, que representa al gobierno civil depuesto.

El CRPH, que dice haber acumulado casi 300.000 piezas de evidencia que muestran violaciones a los derechos humanos por parte de la Junta, inició conversaciones esta semana con el Mecanismo de Investigación Independiente de la ONU para Myanmar.

El Ejército ha defendido la toma del poder, denunciando un fraude en las elecciones de noviembre que ganó cómodamente la Liga Nacional para la Democracia de la premio Nobel Aung San Suu Kyi.

Esta mañana hubo más derramamiento de sangre y según las autoridades de rescate al menos cuatro personas murieron cuando las fuerzas de seguridad desmantelaron barricadas de protesta en la ciudad de Bagán, a 65 kilómetros al noreste de Yangon.

Según la ONG birmana de derechos humanos Asociación por los Prisioneros Políticos (AAPP), al menos 614 civiles han sido asesinados durante las protestas en contra del golpe que sacó del poder a Aung San Suu Kyi y unas 3.000 personas han sido arrestadas.

Según un informe de la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas de este martes pasado, este estamento ha recibido “denuncias creíbles de que al menos 568 mujeres, niños y hombres han sido asesinados desde el golpe militar del 1 de febrero, aunque se teme que el total sea probablemente mucho mayor”.

Representantes de Naciones Unidas acusaron a la Junta militar de hacer un uso indiscriminado de artillería pesada incluyendo granadas de fragmentación propulsadas por cohetes, así como ametralladoras pesadas y francotiradores.

La comunidad internacional ha vuelto a condenar la violencia y Washington decidió imponer un nuevo paquete de sanciones a la compañía estatal Birmana de piedras preciosas para dejar a la Junta sin recursos financieros.

Cuando asumió el mando, el Ejército impuso un estado de emergencia de un año, pero el portavoz Zaw Min Tun le dijo a la cadena estadounidense de noticias 'CNN' que esto podría extenderse por más de 12 meses, aunque insistió en que luego se celebrarían elecciones.

La junta ha interrumpido constantemente las comunicaciones, cortando los datos móviles e imponiendo cierres nocturnos de Internet, mientras allana las salas de redacción y arresta a los periodistas críticos. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24