Comenzó en Myanmar el juicio contra la líder depuesta Aung San Suu Kyi

FOTO DE ARCHIVO: La consejera de Estado de Myanmar, Aung San Suu Kyi, asiste a la 22ª Cumbre de la ASEAN Plus Three en Bangkok, Tailandia, el 4 de noviembre de 2019.
FOTO DE ARCHIVO: La consejera de Estado de Myanmar, Aung San Suu Kyi, asiste a la 22ª Cumbre de la ASEAN Plus Three en Bangkok, Tailandia, el 4 de noviembre de 2019. © REUTERS/Chalinee Thirasupa/File Photo/File Photo

Este lunes 14 de junio fue el primer día del juicio contra la entonces líder birmana, detenida tras el golpe de Estado del 1 de febrero llevado a cabo por la junta militar. Aung San Suu Kyi se encuentra retenida desde entonces y enfrenta cinco cargos por los que podría cumplir hasta 10 años de prisión. Sus abogados afirmaron que “no parecía encontrarse bien”, pero que siguió la audiencia con atención.

Anuncios

Aung San Suu Kyi recibió su primer día de juicio en Naipyidó, la capital de Myanmar. Human Rights Watch (HRW) considera que es “poco probable” que el proceso judicial sea justo.

"Los cargos criminales contra Aung San Suu Kyi son falsos y con la motivación política de anular su aplastante victoria electoral en los comicios de noviembre de 2020 e impedirle que se presente de nuevo. Todos esos cargos deberían ser retirados, lo que desembocaría en su liberación inmediata e incondicional", afirmó en un comunicado Phil Robertson, subdirector de HRW en Asia.

FOTO DE ARCHIVO: Manifestantes protestan contra el golpe militar y exigen la liberación de la líder electa Aung San Suu Kyi, en Yangon, Myanmar, el 6 de febrero de 2021.
FOTO DE ARCHIVO: Manifestantes protestan contra el golpe militar y exigen la liberación de la líder electa Aung San Suu Kyi, en Yangon, Myanmar, el 6 de febrero de 2021. © REUTERS/Stringer

Su abogado Khim Maung Zaw indicó en un comunicado que la vista comenzó sobre las 10:30 hora local (04:00 GMT) y finalizó cinco horas y media más tarde. Maung Zaw añadió que la antigua líder “no parecía encontrarse muy bien” durante un juicio que, sin embargo, siguió con atención.

Cinco cargos de diversa índole contra la antigua líder de Myanmar

La líder birmana depuesta tras el golpe de Estado militar de febrero enfrenta cinco cargos por los que podría cumplir hasta 10 años de cárcel y una pena de inhabilitación que le impedirían presentarse a las elecciones prometidas por la junta militar para las que aún no han fijado una fecha.

La de hoy es solo la primera vista de las varias que Aung San Suu Kyi deberá afrontar. Junto a ella se sentaron este lunes el expresidente Win Myint y el exgobernador de Naipyidó, Myo Aung. En la audiencia, la Fiscalía llamó a declarar a varios policías que testificaron contra la exmandataria y el antiguo presidente. El martes 15 de junio tendrá lugar la segunda jornada de un juicio que se espera que termine en un máximo de 180 días.

La Junta de Myanmar ha amenazado con disolver el partido político de la destituida líder civil Aung San Suu Kyi por un supuesto fraude electoral
La Junta de Myanmar ha amenazado con disolver el partido político de la destituida líder civil Aung San Suu Kyi por un supuesto fraude electoral STR AFP/File

El primero de los cargos que enfrenta la líder depuesta es el de vulneración de la Ley de Desastres Naturales. Según la acusación, Aung San Suu Kyi incumplió los protocolos contra la pandemia durante actos de campaña para las elecciones de noviembre, por lo que podría enfrentar hasta tres años de condena.

Junto a este enfrenta también hasta tres años de prisión por agitación pública, otros tres por importación ilegal de dispositivos electrónicos (10 walkie-talkies en concreto) y hasta un año por violar la Ley de Telecomunicaciones.

Sin embargo, la acusación más grave a la que se enfrenta es la de violación de la Ley de Secretos Oficiales, por la que podría enfrentar hasta 14 años de prisión. El próximo día 24 deberá acudir a la vista por este juicio junto a otras cuatro personas, entre ellas el asesor económico australiano Sean Turnell. Esta misma semana, la Junta le imputó también nuevos delitos de corrupción.

Entretanto, sigue la violencia en Myanmar

Los abogados de la política birmana afirman que el régimen de aislamiento total al que le mantienen sometida los militares no le permite saber nada sobre los acontecimientos ocurridos desde el golpe. Desde el 1 de febrero, miles de birmanos salieron a las calles a protestar. Al menos 863 personas han muerto por la violencia militar, según la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos.

Las fuerzas de seguridad han matado a más de 800 personas y han herido a miles de personas al reprimir a los manifestantes prodemocráticos en Myanmar.
Las fuerzas de seguridad han matado a más de 800 personas y han herido a miles de personas al reprimir a los manifestantes prodemocráticos en Myanmar. STR AFP/File

La misma asociación cuenta más de 5.800 detenciones desde entonces. En las últimas semanas se han intensificado también los ataques de diferentes guerrillas del país, en contra del poder de la junta. Estas guerrillas étnicas, que ya existían antes del golpe, representan a parte de las minorías del país, que suman más del 30% de la población de Myanmar.

El Ejército militar birmano justifica su golpe de Estado por supuesto fraude electoral en las elecciones de noviembre, que el partido de Aun Sang Suu Kyi ganó con holgada mayoría y en las que ninguna institución internacional observó posible fraude.

Con EFE y Reuters.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24