Las autoridades de Japón aceleran la búsqueda de desaparecidos por los deslizamientos de tierra

Agentes de policía buscan en una zona de deslizamiento de tierra causada por las fuertes lluvias en Atami, prefectura de Shizuoka, al oeste de Tokio, el lunes 5 de julio de 2021.
Agentes de policía buscan en una zona de deslizamiento de tierra causada por las fuertes lluvias en Atami, prefectura de Shizuoka, al oeste de Tokio, el lunes 5 de julio de 2021. © AP - Eugene Hoshiko / AP

Ya han pasado más de 72 horas desde los deslizamientos de tierra que arrasaron con la ciudad costera de Atami, al suroeste de Tokio. Y aunque la cifra total de desaparecidos ha disminuido tras encontrar a varios sobrevivientes, todavía no se conoce qué pasó con cerca de 30 personas.

Anuncios

Los servicios de búsqueda rescataron tres cuerpos más sin vida este martes 6 de julio. Así, aumentan a siete los muertos por la marea de lodo y escombros causada por las fuertes lluvias que arrasó la montañosa ciudad de Atami el pasado sábado y que se llevó por delante unas 130 viviendas.

Mientras tanto, los esfuerzos y las tensiones aumentan para intentar encontrar a las decenas de personas que continúan desaparecidas. “El número de los que siguen desaparecidos asciende a 29, frente a los 24 anunciados anteriormente, después de que la policía agregó a otros cinco a la lista”, le explicó a la agencia AFP el portavoz de la prefectura de Shizuoka, Takamichi Sugiyama. Es en esa prefectura donde está la ciudad de Atami. 

Inicialmente, el número de desaparecidos rondaba los 80, pero desde el lunes en la noche, las autoridades de la ciudad han conocido el paradero de la mayoría de ellos, por lo que la cifra disminuyó a 29. Además, las autoridades han rescatado a 25 personas. 

Sin embargo, la cantidad total de desaparecidos es difícil de establecer pues muchos apartamentos y casas en Atami se alquilan como lugares vacacionales o son segundas residencias, por lo que es difícil conocer a ciencia cierta cuántas personas estaban en el lugar al momento del deslizamiento. 

Más allá de los números, la preocupación radica en que ya han pasado más de 72 horas desde el desastre, por lo que cada vez se reducen las posibilidades de encontrar a esas personas. Por eso, las autoridades reforzaron la operación y actualmente hay cerca de 2.000 rescatistas desplegados en Atami, además de la ayuda de los perros que están registrando el interior de las casas destruidas en busca de una señal de vida. 

A la par de la búsqueda, ha continuado una ligera lluvia, por lo que el riesgo de nuevos deslizamientos de tierra sigue latente al punto de que ha interrumpido varias veces las operaciones. 

Otra de las dificultades es que los rescatistas deben trabajar con sus manos, pues se considera que es demasiado peligroso utilizar maquinaria pesada ya que esto podría arriesgar la vida de los sobrevivientes que puedan estar bajo el barro.

Aun así, las autoridades no dan su brazo a torcer. “Haremos todo lo posible para salvar tantas vidas como sea posible”, señaló el alcalde de Atami, Sakae Saito.

Los equipos de rescate buscan sobrevivientes en Atami, Japon, el 5 de julio de 2021.
Los equipos de rescate buscan sobrevivientes en Atami, Japon, el 5 de julio de 2021. © Via Reuters - Kyodo

Además de los daños en Atami, con una población de 36.000 habitantes, las lluvias también provocaron inundaciones en diferentes partes del centro y el suroeste de Japón, causando estragos en numerosas viviendas, bloqueando carreteras, provocando cortes de electricidad y obligando a la evacuación de miles de personas.

Entre tanto, el Gobierno japonés continúa redoblando esfuerzos en la búsqueda de supervivientes en la afectada Atami y mantiene un gabinete de crisis para monitorear la evolución de la situación.

Continúa la alerta por posibles desprendimientos en temporada de lluvia

La nación insular del océano Pacífico, cuya capital, Tokio, acogerá los Juegos Olímpicos este mes, se encuentra en plena temporada de lluvias de verano, lo que provocó los desprendimientos en Atami. 

Según la agencia de noticias Reuters, en algunas zonas llovió más en 24 horas de lo que suele llover en todo el mes de julio. Por ello, siguen activas varias alertas por desprendimiento de tierras tanto en Atami como en otros lugares de Shizuoka, informó la Agencia Meteorológica de Japón.

El riesgo de que continúen las lluvias torrenciales en las próximas horas podría dificultar las tareas de búsqueda y rescate, dijo la autoridad meteorológica.

Por otra parte, en medio de la situación de emergencia meteorológica en Atami, el domingo se cumplió exactamente un año desde que las lluvias torrenciales sin precedentes en el suroeste de Japón causaran la muerte de 67 personas y dejaran dos desaparecidos en la prefectura de Kumamoto, así lo informó el medio japonés NHK.

Las más de 1.000 familias afectadas un año atrás no han podido volver a sus casas y siguen alojadas en refugios temporales mientras las obras de reconstrucción avanzan lentamente, indicó la NHK.

Con AP, AFP, EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24