Miles de personas salen a protestar en Bangladesh contra Emmanuel Macron

Miles de personas protestan contra el presidente de Francia Emmanuel Macron, luego de que defendiera la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, motivo por el que un extremista decapitó a un profesor en París hace dos semanas. En Daca, Bangladesh, el 2 de noviembre de 2020.
Miles de personas protestan contra el presidente de Francia Emmanuel Macron, luego de que defendiera la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, motivo por el que un extremista decapitó a un profesor en París hace dos semanas. En Daca, Bangladesh, el 2 de noviembre de 2020. © Reuters/Mohammad Ponir Hossain

Bangladesh e Indonesia fueron el principal foco de las protestas este lunes contra el Gobierno francés, para el que piden represalias. La tensión se desató luego de que el presidente Emmanuel Macron ordenara operativos policiales contra el “islamismo radical” y defendiera la difusión de caricaturas del profeta Mahoma, luego de que un refugiado checheno decapitara a un profesor en París por enseñar los dibujos en una clase. Las caricaturas de Mahoma son consideradas por los musulmanes como una blasfemia. París exige libertad de expresión y el cese de actos terroristas.

Anuncios

Para el Gobierno francés publicar caricaturas del Profeta Mahoma es parte de la libertad de expresión, pero para los musulmanes es una blasfemia. Este choque de visiones desató nuevos actos de violencia y protestas en las últimas semanas.

En Bangladesh, el tercer país musulmán más grande del mundo con más de 160 millones de habitantes, miles de personas salieron a las calles este lunes para mostrar su rechazo hacia Francia y a exigir a las autoridades de su país que corten lazos con París. El grupo islamista más grande de la nación, Hefazat-e-Islam, le dio al Gobierno local un plazo de 24 horas para hacerlo.

Algunos manifestantes llevaban retratos de Macron con su rostro marcado con una "X", otros sostenían sus recortes adornados con zapatos.

"Le estamos dando un ultimátum al Gobierno para que ponga fin a las relaciones diplomáticas con Francia en un plazo de 24 horas" (…) "Si no se cumplen nuestras demandas, anunciaremos nuestro próximo curso de acción", gritó Junayed Babunagari, director del movimiento islamista, mientras cientos de activistas musulmanes lo animaban.

Partidarios y activistas del grupo islamista Hefazat-e-Islam queman una efigie del presidente francés Emmanuel Macron mientras participan en una protesta que pide el boicot de los productos franceses y denuncia a Macron por defender la libertad de expresión y la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, motivo por el que un extremista decapitó a un profesor en París hace dos semanas. En Daca, Bangladesh, el 2 de noviembre de 2020.
Partidarios y activistas del grupo islamista Hefazat-e-Islam queman una efigie del presidente francés Emmanuel Macron mientras participan en una protesta que pide el boicot de los productos franceses y denuncia a Macron por defender la libertad de expresión y la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, motivo por el que un extremista decapitó a un profesor en París hace dos semanas. En Daca, Bangladesh, el 2 de noviembre de 2020. © Reuters/Mohammad Ponir Hossain

Mientras tanto, la Policía en Dacca, la capital, impidió que miles de sus partidarios marcharan hacia la embajada francesa. Miles de manifestantes también exigieron un boicot a los productos franceses.

En sus primeros comentarios sobre el tema, el Gobierno de Bangladesh pidió una "conversación global más matizada sobre la práctica religiosa pacífica” y dijo que “insta a todas las partes a ejercer la libertad de expresión de manera responsable".

Indonesia, Turquía, Libia, Irak y Pakistán también protestaron

Movilizaciones por los mismos motivos se registraron este lunes en Indonesia. Allí quemaron y pisotearon fotos del mandatario galo, al que calificaron de "terrorista" en actos convocados tanto en la capital, como en otras ciudades del archipiélago como Surabaya y Bandung.

Miles de personas protestan contra el presidente de Francia Emmanuel Macron, luego de que defendiera la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, motivo por el que un extremista decapitó a un profesor en París hace dos semanas. En Yakarta, Indonesia, el 2 de noviembre de 2020.
Miles de personas protestan contra el presidente de Francia Emmanuel Macron, luego de que defendiera la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, motivo por el que un extremista decapitó a un profesor en París hace dos semanas. En Yakarta, Indonesia, el 2 de noviembre de 2020. © Reuters/Willy Kurniawan

"Los musulmanes indonesios criticamos y condenados al presidente francés, Emmanuel Macron, que difunde el odio hacia el islam, protege y defiende los insultos al profeta Mahoma", señaló un cartel en la protesta frente a la Embajada de Francia en Yakarta.

Los indonesios se sumaron así a la ola de protestas de musulmanes en otros países como Turquía, Libia, Irak y Pakistán contra Macron, quien también ha intercambiado recriminaciones con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, por las acciones del mandatario francés para combatir lo que denomina “islamismo radical”.

“No podemos vivir con miedo”

La nueva tensión comenzó el pasado 16 de octubre, cuando un refugiado checheno de 18 años decapitó al profesor Samuel Paty, en París, a la salida de la escuela donde trabajaba, días después de que el maestro mostrara caricaturas del profeta Mahoma en una de sus clases de libertad de expresión.

Después de lo ocurrido, el presidente francés Emmanuel Macron ordenó operativos policiales dirigidos contra presuntos yihadistas y quienes los respalden. Pero el ataque contra el educador no fue el único y estuvo seguido de otro en una iglesia en Niza y uno más contra un predicador en Lyon, lo que ha dejado a Francia con su nivel de alerta terrorista más alto y el Gobierno ha señalado que es probable que se produzcan nuevas agresiones.

El primer ministro francés, Jean Castex, y el ministro de Educación, Juventud y Deportes, Jean-Michel Blanquer, asisten a un homenaje al maestro asesinado Samuel Paty en una escuela en Conflans-Sainte-Honorine, Francia, el 2 de noviembre de 2020.
El primer ministro francés, Jean Castex, y el ministro de Educación, Juventud y Deportes, Jean-Michel Blanquer, asisten a un homenaje al maestro asesinado Samuel Paty en una escuela en Conflans-Sainte-Honorine, Francia, el 2 de noviembre de 2020. © Thomas Coex/Pool/Vía Reuters

Este lunes, las escuelas de todo el país rindieron tributo al maestro decapitado con un minuto de silencio. "Siempre está en tu cabeza que vivimos en una sociedad donde existe un riesgo potencial" (…) "Pero no siempre podemos vivir con miedo", dijo Clement, un estudiante de una escuela en el oeste del país.

El presidente Emmanuel Macron calificó el asesinato de Paty como un ataque a los valores franceses y a la propia República. "La idea del terrorismo es crear odio", (…) "Saldremos de esto juntos", afirmó Macron.

El mandatario también ha defendido el derecho de los franceses a expresarse, incluida la publicación de caricaturas de Mahoma, Pero su postura aviva aún más la furia en países con población de mayoría musulmana, que no se ve próxima a terminar.

Con Reuters y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24