China

Gobierno de China da inicio al congreso del Partido Comunista

2.227 delegados de diferentes regiones de China asisten al XIX Congreso del Partido Comunista.
2.227 delegados de diferentes regiones de China asisten al XIX Congreso del Partido Comunista. Jason Lee / Reuters

El encuentro de una semana de duración sirve para elegir a los integrantes de diferentes comités, también para determinar los planes de acción en las áreas estratégicas del país asiático, como economía, comercio exterior, diplomacia y desarrollo.

Anuncios

Ante unos 2.300 asistentes de las diferentes regiones de China, el presidente Xi Jinping dio inicio al XIX congreso del Partido Comunista, un encuentro que es realizado cada cinco años y que marca el camino hacia donde se debe dirigir el país, considerado una de las principales potencias económicas del planeta, es por eso que las conclusiones del congreso tienen eco internacional.

El mandatario pregonó con entusiasmo las perspectivas de su país como es habitual en este tipo de escenarios donde los dirigentes tienen como misión resaltar la confianza del partido, su proyección y sus perspectivas hacia un futuro que siempre lo vislumbran como promisorio.

Xi Jinping: “perspectivas brillantes, desafíos severos”

En esta oportunidad el mandatario chino reconoció en sus discursos los graves desafíos económicos que enfrenta China, algo atípico en estos encuentros. Desde la crisis financiera del 2008 el crecimiento imparable del país enfrenta una presión externa a la baja, debido a la débil demanda mundial que amenaza a las industrias de exportación de la que es considerada como la segunda economía más grande del mundo.

Entre los graves problemas a nivel doméstico que Xi Jinping destacó está la creciente brecha de ingresos, problemas de empleo, la educación, la atención médica, así como la desigualdad entre las diferentes regiones del país, unas extremadamente desarrolladas y modernas mientras que otras todavía mantienen una industria incipiente, producción rural y pocos accesos a beneficios como escuelas de calidad u hospitales.

Un segundo mandato de Xi Jinping y los otros caminos para conservar el poder

Los analistas ven este congreso con incertidumbre en cuanto al próximo capítulo que sea escrito en la política China. Algunos afirman que Xi Jinping ha allanado el camino para un segundo y último mandato de cinco años como lo indica la ley china. Hay quienes creen que Xi Jinping estaría buscando nombrar un sucesor para luego regresar al cargo en cinco años. Sin embargo, otros piensan que el mandatario dejaría el camino a un líder más joven, pero mantendría el control absoluto detrás de la escena.

Sea cual sea el resultado, la mayoría de los conocedores de la política China coinciden en afirmar que Xi Jinping ha completado en gran medida la tarea de marginar todos aquellos competidores o camaradas que podrían aspirar a sucederle, incluidos figuras fuertes como su predecesor Hu Jintao o el exlíder chino Jiang Zemin, por lo que la hipótesis de un segundo mandato afianza sus cimientos.

Una nueva generación de dirigentes a los comités centrales del Partido Comunista

Para alcanzar su objetivo el mandatario de 64 años deberá hacer frente a la histórica ley, no escrita, que prohíbe que los mayores de 68 años sean elegidos o reelegidos en alguno de los comités de importancia, dado que, para el próximo congreso del partido en el 2022, Xi Jinping tendrá 69 años, un año más de lo que estipula la ley.

Es por esta razón que los expertos y analistas están atentos a la llegada de una nueva generación de dirigentes a los comités centrales del partido comunista que deberá reemplazar a los dirigentes actuales la mayoría de ellos sexagenarios o septuagenarios.

Esta nueva generación contempla a los dirigentes nacidos en la década de 1960 que han hecho carrera en el partido en los semilleros de sus respectivas regiones y ahora se aprestan para llevar las riendas de China, el país más poblado del mundo, en las próximas décadas.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24