Saltar al contenido principal
Cultura

Los premios Oscar con acento latino

En la edición de los Oscar 2018, 16 películas de Latinoamérica se presentaron a la categoría de mejor película en lengua extranjera. Aunque solo una ha sido nominada, el cine latino se posiciona a la altura del premio, mientras lucha por recibir más apoyo y visibilidad de sus producciones.

Anuncios

Todos alguna vez hemos escuchado “y el ganador es…” durante el reparto de premios en los Oscar. Seguramente sea la gala de cine más vista, deseada y en la que se entrega un mayor número de galardones por parte de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos. Pero no todo en el certamen lleva el sello estadounidense. Hay una categoría que defiende diferentes cines y formas de hacer: la de Mejor Película en Lengua Extranjera. Y cada vez pisa más fuerte.

Para esta edición de los Oscar 2018, 92 países se lustraron los zapatos y se pusieron corbatín para presentar una cinta que les representara. Desde su instauración oficial en 1957, ha sido el mayor récord de participación de la categoría, a la que este año han participado 16 filmes latinoamericanos que comentamos en la siguiente crónica.

Desde México hasta Brasil, pasando por Honduras y Haití que se han puesto de gala por primera vez, cada vez es más fuerte la competencia cinematográfica en la región, de cara a los premios Oscar. Y todo, pese a que solo dos películas argentinas –‘La historia oficial’ (1985) y ‘El secreto de sus ojos’ (2009)- han recibido una estatuilla en esta categoría y pocas veces han sido nominados dos filmes latinos juntos.

Iván Gaona, director de cine: "herederos de una cinematografía"

Este año, Latinoamérica ha apostado por películas que en su mayoría son dramas sobre la inmigración, la violencia, la minería o el paso de las dictaduras; pero también sobre el amor, la identidad sexual, el duelo y el valor del individuo que sale adelante pese a los obstáculos. Por supuesto, los biopics, las comedias y los hechos históricos no faltaron.

Sobre esta propuesta a los Oscar, el director de la colombiana ‘Pariente’ (Colombia), Iván Gaona, opina que los directores de hoy “son herederos de una generación cinematográfica en la que cada país tiene sus padres”. Y eso se nota en los temas, pero también en que no comparten la misma historia cinéfila ni la misma capacidad de producción o industria. En todo caso, añade el periodista peruano y docente de cine, Claudio Cordero, “el cine latinoamericano demuestra un compromiso con estas realidades y lo hace de forma actual”.

De una forma u otra, ‘El sonido de las cosas’ (Costa Rica), ‘Carpinteros’ (Rep. Dominicana), ‘Más que hermanos’ (Panamá), ‘Ayiti Mon Amour’ (Haití), ‘Morazán’ (Honduras), ‘Tempestad’ (México), ‘El Inca’ (Venezuela), ‘Viejo calavera’ (Bolivia), ‘Alba’ (Ecuador), ‘Rosa Chumbe’ (Perú), ‘Zama’ (Argentina), ‘Los buscadores’ (Paraguay), ‘Otra historia del mundo’ (Uruguay), ‘Una mujer fantástica’ (Chile) y ‘Bingo, el rey de las mañanas’ (Brasil), exhiben estos temas y problemáticas, y una cinematografía que en general necesita de ayuda financiera pública, pero que sale adelante de múltiples maneras.

“La mayoría tratamos de buscar un camino para que el cine sea sostenible y haya una industria. Por ahora, dependemos del Estado. Es un escenario muy grande y de alguna manera deberíamos poder sostenernos. Los retos son llegar a un público acostumbrado a un escenario comercial, marcado por Hollywood, y las voces en Latinoamérica discuten y/o se oponen a esa híper-comercialidad”, indica Gaona.

Haití y Honduras, candidatas por primera vez

El caso de Haití es muy particular. La directora Guetty Felin-Cohen es la primera cineasta de la isla en participar en unos premios Oscar, con una película mágica pero real, “que eleva la dignidad y forma de ser del pueblo haitiano y que es anti-desastre”, en referencia a los prejuicios que se tienen sobre Haití.

Aunque en el país no existía un comité que seleccionara a la película para la categoría, ni tampoco había ninguna sala de cine abierta para exhibirla, la Academia de Hollywood hizo una excepción. “Para Haití es algo grande. El cine haitiano existe, pero la industria no. Opino que empieza a hacer su camino y con esta campaña de ‘Ayiti Mon Amour’ pienso que cambiará. En una decena de años podríamos tener una industria y tener una imagen de nosotros hecha por nosotros”, dijo Felin-Cohen a France24.

Participar en los Oscar, "una carrera de mucho lobby"

Sin embargo, el mayor reto lo tengan todas las películas, ya que enfrentarse a un certamen como el de los Oscar no es fácil. La o el cineasta no solo debe ser elegido por un comité cinematográfico de su país, sino que debe enfrentarse a una ardua primera fase de selección en la que de 92 películas internacionales pasan únicamente nueve, y luego finalmente aquellas cinco que brillarán durante la alfombra roja.

En Los Ángeles, cada año se produce un sistema de votación en el que participan más de 400 personas y en la que cada película tiene una fecha de proyección para ser vista. El jurado solo puede votar aquellas películas a las que ha ido, pero si uno hace las matemáticas, resulta imposible verlas todas sin una apuesta previa de quién vota. Por eso, aquellos que tienen más capacidad económica, crean proyecciones privadas y ponen anuncios en Hollywood para intentar recibir a más jurado.

La productora panameña Arianne Benedetti es una de las que más ha profundizado en este campo oculto de la competición que define como “una carrera de mucho lobby”, en la que defiende que “en Latinoamérica tenemos una cinematografía que no da a nadie, luchamos para que se sepa quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos”.

Una película fantástica

De pasar la selección de cinco películas que irán a la gala de marzo de los premios Oscar 2018, Chile tendría la única cinta de Latinoamérica competidora este año. Sebastián Lelio, con ‘Una mujer fantástica’ que define como una película “transgénero”, sería así el tercer país de la región con un Oscar.

Ya ha cosechado premios en los festivales de Forqué, el de Cine de Palm Springs y el National Board of Review, pero todo puede pasar en la larga carrera cinematográfica hacia el anhelado Oscar.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.