Juanes: "Todo lo que he soñado lo he conseguido, incluso el fracaso"

© Cultura / France 24

20 años han pasado de ese 'fíjate bien donde pisas'. Un sueño que prendió en Medellín, con cinco hermanos y canciones populares, y que luego creció con rock, guitarra y Ekhymosis, su gran banda. Una llamada, la de Gustavo Santaolalla, mutó ese sueño en una carrera de 8 discos, 24 Grammy Latinos y mucha experimentación. Hasta hoy, que "la música es como una religión" para Juanes, cuyo punto de partida siempre es y será Colombia, la raíz.

Anuncios

No hay rincón en el mundo donde no haya sonado, al menos una vez, su 'camisa negra'. Si bien, el paisa (como se conoce a los antioqueños) Juan Esteban Aristizábal Vásquez, reconocido como Juanes, no empezó con ese tema. El amor por la música le había brotado mucho antes, en casa, en una infancia feliz y arropada por hermanos que tocaban y cantaban. Hasta que con 15 años, halló en el rock y el metal una forma de expresión que le permitió encajar en una convulsa Medellín y le hizo sentir capaz, vivo.

Así se enroló en la banda Ekhymosis, con la que grabó cinco discos, y así decidió dejarlo todo por la música. En ese entonces, fue su locura: cogió la mochila, vendió sus cosas y se marchó a Estados Unidos. Hoy, en perspectiva, fue su mayor apuesta, pese a la desesperación de quedar inmóvil dos años en un país al que migró solo por Santaolalla. El productor argentino le abrió la puerta y él mismo creó un camino de canciones que hoy son himnos como 'A Dios le pido', 'Para tu amor', 'Me enamora' o 'Volverte a ver'.

Con ese recorrido, y tras dos décadas de su primer disco 'Fíjate bien', encontramos a Juanes en Bogotá para hablar de su octavo proyecto 'Más futuro que pasado'. Un disco que está lejos de sus años en solitario, porque abre la puerta a una "nueva estética del sonido (con numerosas colaboraciones), siempre con la guitarra como hilo conductor". Y Colombia, "el punto de partida y de llegada, el país que tiene todo que ver con mi música".

"En mi experiencia, no hay límites. Vale la pena soñar y trabajar para que eso que sueñas se haga realidad con disciplina, ganas y convicción (...) Soñar es lo que te hace ser un hombre vivo, con vida".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24