Saltar al contenido principal
Cultura

Juanes: "Todo lo que he soñado lo he conseguido, incluso el fracaso"

© Cultura / France 24

20 años han pasado de ese 'fíjate bien donde pisas'. Un sueño que prendió en Medellín, con cinco hermanos y canciones populares, y que luego creció con rock, guitarra y Ekhymosis, su gran banda. Una llamada, la de Gustavo Santaolalla, mutó ese sueño en una carrera de 8 discos, 24 Grammy Latinos y mucha experimentación. Hasta hoy, que "la música es como una religión" para Juanes, cuyo punto de partida siempre es y será Colombia, la raíz.

Anuncios

No hay rincón en el mundo donde no haya sonado, al menos una vez, su 'camisa negra'. Si bien, el paisa (como se conoce a los antioqueños) Juan Esteban Aristizábal Vásquez, reconocido como Juanes, no empezó con ese tema. El amor por la música le había brotado mucho antes, en casa, en una infancia feliz y arropada por hermanos que tocaban y cantaban. Hasta que con 15 años, halló en el rock y el metal una forma de expresión que le permitió encajar en una convulsa Medellín y le hizo sentir capaz, vivo.

Así se enroló en la banda Ekhymosis, con la que grabó cinco discos, y así decidió dejarlo todo por la música. En ese entonces, fue su locura: cogió la mochila, vendió sus cosas y se marchó a Estados Unidos. Hoy, en perspectiva, fue su mayor apuesta, pese a la desesperación de quedar inmóvil dos años en un país al que migró solo por Santaolalla. El productor argentino le abrió la puerta y él mismo creó un camino de canciones que hoy son himnos como 'A Dios le pido', 'Para tu amor', 'Me enamora' o 'Volverte a ver'.

Con ese recorrido, y tras dos décadas de su primer disco 'Fíjate bien', encontramos a Juanes en Bogotá para hablar de su octavo proyecto 'Más futuro que pasado'. Un disco que está lejos de sus años en solitario, porque abre la puerta a una "nueva estética del sonido (con numerosas colaboraciones), siempre con la guitarra como hilo conductor". Y Colombia, "el punto de partida y de llegada, el país que tiene todo que ver con mi música".

"En mi experiencia, no hay límites. Vale la pena soñar y trabajar para que eso que sueñas se haga realidad con disciplina, ganas y convicción (...) Soñar es lo que te hace ser un hombre vivo, con vida".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.