Fallece David Prowse, el actor que puso alma al Darth Vader original de 'Star Wars'

Esta foto de archivo tomada el 27 de abril de 2013, durante una convención de 'Star Wars' en Cusset, Francia, muestra a David Prowse, el actor británico detrás de la amenazante máscara negra del villano de la saga 'Star Wars'.
Esta foto de archivo tomada el 27 de abril de 2013, durante una convención de 'Star Wars' en Cusset, Francia, muestra a David Prowse, el actor británico detrás de la amenazante máscara negra del villano de la saga 'Star Wars'. © Thierry Zoccolan / AFP

Ni lo vimos ni lo oímos, pero el actor británico, que murió este sábado con 85 años, será eternamente recordado por su papel tras la máscara, en la primera trilogía de la saga. No obstante, su vida, al igual que la del villano, no se reduce a ese rodaje que no le hizo del todo justicia. Prowse también fue deportista, trabajó con Stanley Kubrick y recibió de la reina Isabel la Orden del Imperio. Que la fuerza esté con la encarnación cinéfila de "yo soy tu padre".

Anuncios

Tenía el cuerpo, tenía la altura, y aunque nunca fue la voz, nadie podrá arrebatar a David Prowse su respiración a través del traje de Darth Vader. Puede que el actor británico haya muerto este sábado a los 85 años debido a complicaciones relacionadas con Covid-19, pero no cabe duda de que siempre será el alma del primer Vader de la trilogía original de 'Star Wars'.

"Es con mucha tristeza que debemos anunciar que nuestro cliente David Prowse falleció ayer en la mañana (sábado 28 de noviembre). ¡Que la fuerza esté siempre con él!", expresó con pesar su agente Thomas Bowington, quien insistió en que su "pérdida es genuina y profundamente desgarradora para millones de fans".

Prowse, como ocurrió en 2019 con Peter Mayhew en el rol de Chewbacca, queda así eternamente ligado a un personaje de culto, reconocido desde el 'Episode IV: A New Hope' de 1977 como "el más grande villano de todos los tiempos".

Sin embargo, personaje y actor, como indica el actor estadounidense Mark Hamill, alias Luke Skywalker en la saga, fueron mucho más que eso: "Era un buen hombre y representaba mucho más que Darth Vader". Un Darth Vader que abrazó el Lado Oscuro, pero a la vez conservaba en sí la luz de su 'yo' pasado Anakin Skywalker.

De la halterofilia a "Luke, yo soy tu padre"

Para Hamill –esto ya no valida como 'spoiler'–, David Prowse (1935-2020) era "su padre" en la ficción galáctica. También un "actor-marido-padre y Orden del Imperio británico" en el año 2000, que pasó de levantar pesas a ser un intérprete originario de Bristol.

En sus primeros años de vida, a inicios de la década de los 60, representó al país en la disciplina de halterofilia en los juegos de la Commonwealth, celebrados en la ciudad australiana de Perth. Pero luego de su experiencia como campeón empezó a abrazar una carrera más enfocada en el cine y la televisión, dando sus primeros pasos en la comedia junto a Benny Hill.

De hecho, en Reino Unido fue muy famoso como 'El Hombre Verde' ('Green Cross Code Man'), un personaje de una campaña educativa que enseñaba a los niños a cruzar la calle y que duró desde 1971 hasta 1990. Tras ello, tuvo un papel como guardaespaldas/mayordomo en la cinta 'La naranja mecánica' de Stanley Kubrick, que fue precedida y seguida de varias encarnaciones de Frankenstein en tres películas diferentes ('Casino Royale' de 1967, 'The Horror of Frankenstein' de 1970, y 'Frankenstein and the Monster from Hell' de 1974).

Hasta que levantó el gran papel de su carrera, Darth Vader. ¿Y cómo ocurrió? Fue el creador de la saga George Lucas quien lo invitó a las audiciones después de verlo en la película de Kubrick, y por su estatura de casi dos metros y 118 kilos de peso. Lucas le ofreció ser Vader o Chewbacca, pero este no dudó en escoger al primero porque "siempre nos acordamos del villano".

Sin embargo, la leyenda Prowse/Vader no queda ahí. El mítico cineasta optó por prescindir de su voz debido a su fuerte acento de Bristol, poco apropiado para el de armadura negra y respiración mecánica con voz más oscura. Es de este modo que surgieron los mitos sobre su papel, cuyo diálogo fue sustituido por el del actor James Earl Jones.

Según declaró Prowse, no supo del cambio hasta el mismo estreno de la película. Aunque, de ser cierto, no debió sorprenderle, ya que hasta la Princesa Leia, la gran actriz Carrie Fisher, le llamaba 'Darth Farmer' ('Darth Granjero') por su acento del oeste de Reino Unido.

Del mismo modo, el actor fue reemplazado por el especialista Bob Anderson en la lucha con sables láser del 'Episode VI: Return of the Jedi' (1983), porque ser un espadachín no era lo suyo; nunca imitó la famosa respiración porque el sonido fue creado por Ben Burtt; y, cuando al fin iba a aparecer en el último capítulo de los tres primeros, le cambiaron el rostro por el del actor Sebastian Shaw.

El actor inglés David Prowse posa durante la presentación de la película de los directores españoles Toni Bestard y Marcos Cabotà 'I Am Your Father' en Madrid, el 18 de noviembre de 2015.
El actor inglés David Prowse posa durante la presentación de la película de los directores españoles Toni Bestard y Marcos Cabotà 'I Am Your Father' en Madrid, el 18 de noviembre de 2015. © Pierre-Philippe Marcou / AFP

En la trilogía inicial, filmada de 1976 a 1982, ni la voz ni el rostro de David Prowse aparecen pese a ser el antagonista de la historia. Y, aún así, aún bajo anonimato –reivindicado en el documental 'I Am Your Father' de 2015, que relata que no salga ni en los créditos–, hoy se halla en el panteón de los personajes maléficos por su actuar en la frase "yo soy tu padre", que revela su parentesco con el héroe jedi Luke.

"Hizo saltar a Vader a la pantalla grande, con una estatura y un movimiento imponentes para igualar la intensidad y el trasfondo. Estaba dispuesto a todo y contribuyó al éxito de lo que se convertiría en una figura trágica memorable", se despidió así George Lucas.

"Vader es el mayor villano de la pantalla de todos los tiempos", reivindicó en 2013 el actor fallecido, en el marco de un festival 'Star Wars' en Cusset, Francia.

David Prowse, que en los últimos años sufrió las consecuencias de su artritis y de un cáncer de próstata, además de alzheimer, fue feliz siendo dueño de un gimnasio en Londres, así como siendo partícipe del legado oscuro por todo el mundo.

Como confirmó su hija Raquel al tabloide inglés The Sun, todo ello, más la enfermedad del nuevo coronavirus, lo llevaron a estar hospitalizado estas últimas dos semanas. Que la fuerza de la galaxia esté siempre con el actor.

Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24