Saltar al contenido principal
En Foco

Nairo Quintana: "Hay muchos más favoritos que yo para el Tour de Francia"

El colombiano Nairo Quintana sueña este 2020 con ganar el Tour de Francia, la última gran vuelta que le falta en su palmarés.
El colombiano Nairo Quintana sueña este 2020 con ganar el Tour de Francia, la última gran vuelta que le falta en su palmarés. © Lionel Poussery / France 24
Por: Lionel Poussery

A pesar de su excelente inicio de temporada, el ciclista colombiano no quiere asumir la camiseta de favorito para el Tour de Francia 2020. Sin embargo, no ha abandonado su "sueño amarillo" de ganar la prestigiosa carrera francesa. France 24 lo acompañó a un entrenamiento en su tierra natal, donde seguía su preparación antes de un pequeño accidente y de su viaje a Europa.

Anuncios

En tiempos normales en esta época, el ciclista colombiano Nairo Quintana estaría compitiendo en las carreteras francesas del Tour de Francia. Pero este año, a causa de la pandemia, está todavía entrenando en las rutas de siempre, las de Boyacá, cerca de su pueblo natal: Cómbita. A 2.800 metros, cualquier subida lo lleva a más de 3.000 metros, es decir más alto que cualquier etapa de montaña en Francia.

Las incertidumbres que provocó el Covid-19 no parecen incomodar al ciclista colombiano. "Finalmente nos readaptamos y la cabeza se adaptó para la fecha que es (29 de agosto) y hemos corrido la preparación", dice Quintana.

El deportista confiesa que le hace falta la competición, él que no ha podido correr en carreras oficiales desde el 14 de marzo pasado, cuando se impuso en la última etapa de la París-Niza. "La sensación de adrenalina hace falta, pero de otra manera hemos podido disfrutar mucho de la familia. Estuvimos en casa y todo el tiempo pasando bien”, comparte.

A pesar del confinamiento, que duró casi dos meses (los ciclistas colombianos pudieron volver a entrenarse en las carreteras desde mitad de mayo), Nairo Quintana no cree que esta pausa tenga tantos efectos sobre su rendimiento y el de sus rivales. 

Nairo Quintana cambió este 2020 al equipo francés Arkéa-Samsic y consiguió buenos resultados al comienzo de la temporada
Nairo Quintana cambió este 2020 al equipo francés Arkéa-Samsic y consiguió buenos resultados al comienzo de la temporada © Lionel Poussery / France 24

"Creo que será muy parecido para todos porque juntos hicimos la cuarentena que nos correspondía a cada uno en cada país. Únicamente los que no hicieron cuarentena en sus países tendrán un plus porque no tuvieron este paro. Pero por los demás estaremos todos parecidos. Lo que cambiará será finalmente la preparación que se hizo durante estos dos meses de cuarentena que estuvimos cada uno en nuestras casas porque no sabemos si la preparación haya sido buena o haya sido mala. Solo lo sabremos cuando estemos en las carreras”, reflexiona.

Un inicio de temporada positivo que recuerda otros tiempos

Antes de la suspensión del ciclismo en marzo, el colombiano había empezado de la mejor manera su temporada. Cinco victorias en 16 días de carrera (una etapa y la clasificación general del Tour de la Provence; una etapa y general del Tour des Alpes Maritimes et del Var; y la etapa reina de Paris-Niza). Sobretodo dejó una impresión visual de volar de nuevo en la montaña, de ser otra vez el Nairo 'rey de los altos'.

Un excelente inicio de temporada que se explicaría en buena parte por su cambio de equipo. Todavía el ojo tiene que acostumbrarse a ver a Nairo vestido de rojo y negro, los colores de su nuevo equipo Arkéa-Samsic. Después de ocho años con los azules del Movistar, el ciclista colombiano cambió por primera vez de escuadra en 2020. Parece que este aire nuevo le dio tranquilidad y confianza lejos de la competencia interna entre líderes que sufrió en el equipo español en los dos últimos años.

“Me siento muy bien", reconoce el colombiano, "lo hemos visto al inicio de temporada, hay gente grandiosa en este equipo. Así que estamos bien, nos sentimos contentos (...) así que hay mucha tranquilidad”, dice el ciclista boyacense. 

Mucha tranquilidad y ambición para un Tour de Francia que parece diseñado para él: muchas etapas de montaña (su punto fuerte) y poca contrarreloj (su punto débil). El perfil de la carrera y sus buenos resultados hace que muchos comentaristas ubiquen de nuevo a Nairo Quintana dentro de los principales favoritos del Tour de Francia. Sin embargo, él no quiere asumir este rol.

"No me siento como favorito del Tour. Creo que hay muchos más favoritos que yo, equipos más fuertes. Estaremos bien, en buena condición y estaremos allí luchando en la general". Y añade: "Hay jóvenes muy fuertes pero lo estamos nosotros también, que siempre nos preparamos y que tenemos algo de experiencia".

El "sueño amarillo" del Tour de Francia, más vivo que nunca

Tranquilidad, preparación y experiencia serían los ingredientes para que el colombiano cumpla por fin su "sueño amarillo". No se considera favorito, pero tampoco ha abandonado su objetivo de ganar la carrera de ciclismo más importante del mundo. La única gran competición que falta en su palmarés después de haber ganado la Vuelta a España en 2016 y el Giro de Italia en 2014. Cuando le preguntamos por el "sueño amarillo", una pequeña sonrisa aparece en su rostro y confiesa que "hasta que se me presente el Tour; ese día terminará. De lo contrario siempre estaré ahí".

El Covid-19 no le asusta. Tampoco el cierre de las fronteras y la suspensión de los vuelos internacionales desde Colombia (el Gobierno de Bogotá tiene un vuelo especial programado para que los ciclistas nacionales viajen a Europa a mediados de julio). Pero el viernes 3 de julio el campeón colombiano tuvo un susto. Mientras entrenaba con su hermano Dayer en sus carreteras favoritas de Boyacá, un vehículo lo atropelló.

Nairo Quintana se cayó, se raspó el codo y se golpeó la rodilla derecha y el muslo izquierdo. Después de pasar unos exámenes de control, el pedalista indicó que no sufría ninguna fractura. No obstantes el choque provocó una inflamación de la rodilla derecha que lo obligó a suspender su entrenamiento durante dos semanas.

La caída no debería tener mayor consecuencia ya que tiene tiempo para recuperarse antes de las primeras carreras a principios de agosto. Pero este incidente recuerda que en ciclismo todo sueño puede acabar en un instante.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.