Saltar al contenido principal

La justicia argentina investiga posible negligencia en torno a la muerte de Diego Maradona

En Villa Fiorito, lugar donde nació Maradona, continuaron los homenajes. Por su parte, la fiscalía investiga las circunstancias de la muerte del jugador.
En Villa Fiorito, lugar donde nació Maradona, continuaron los homenajes. Por su parte, la fiscalía investiga las circunstancias de la muerte del jugador. © Ricardo Moraes / Reuters

De acuerdo con medios, que citan a allegados de la familia, los fiscales buscan determinar si el exjugador de fútbol recibió la atención necesaria. También investigan las circunstancias en las que se encontraba al momento de su muerte.  

Anuncios

La acción de la fiscalía va en sintonía con las declaraciones del abogado de Maradona, Matías Morla, a través de un comunicado dado a conocer en las redes sociales. En el escrito, el jurista denuncia un retraso en la llegada de la ambulancia para asistir al exjugador, por lo que estima "llevar el caso a las últimas consecuencias".  

"En cuanto al informe de la fiscalía de San Isidro, es inexplicable que durante 12 horas mi amigo no haya tenido atención ni control por parte del personal de salud abocado a esos fines. La ambulancia tardó más de media hora en llegar, lo que fue una criminal idiotez", escribió Morla en un comunicado.  

A pesar de lo expuesto, la agencia de noticias AFP cita a una fuente judicial, bajo condición de anonimato, que refiere que ni el abogado ni familiares de Maradona se han presentado ante la justicia como querellante en la causa. 

"La causa se inició porque es una persona que falleció en el domicilio y nadie le firmó el certificado de defunción. No quiere decir que haya sospechas de irregularidades, eso es lo que se investiga", dijo la fuente.  

Diego Armando Maradona, campeón de la Copa del Mundo en México 1986, murió el 25 de noviembre a los 60 años de edad. Medios argentinos señalan como posible causa de muerte un "edema agudo de pulmón e insuficiencia cardíaca crónica".  

Fiscales se centran en las últimas horas del jugador 

Maradona se encontraba en una casa ubicada en la localidad de Tigre (a 30 kilómetros al norte de Buenos Aires) desde el 11 de noviembre cuando fue dado de alta tras recibir atención médica por presentar un cuadro de abstinencia.

Previo a ese episodio, el exjugador debió ser sometido a una intervención quirúrgica para extraerle un hematoma subdural en el cerebro (3 de noviembre), un diagnóstico que se dio a conocer tras ser internado por un cuadro de anemia y deshidratación según los médicos.  

Por otro lado, la agencia de noticias AFP señala que la justicia se está centrando su investigación en presuntas contradicciones en las declaraciones de quienes acompañaban a Maradona en sus últimos momentos.  

"Hay que ver si cumplían con lo que hay que hacer o se relajaron. La enfermera (de turno cuando se determinó que el ídolo estaba muerto) declaró una cosa cuando apareció el fiscal el día de la muerte de Diego, después amplió su declaración y, al final, salió a decir, por televisión, que lo que dijo la obligaron a decirlo, así que hay alguna contradicción en su declaración", dijo a AFP un allegado a la familia bajo condición de anonimato.  

Adicionalmente, se conoció que la fiscalía está a la espera de los resultados de las pruebas toxicológicas sobre el cuerpo de Maradona. En la investigación, en la que trabajan tres fiscales, fue necesaria la solicitud de historias clínicas y registros de las cámaras del barrio donde vivió hasta el momento de su muerte. 

Con AFP 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.