Marcus Rashford, el futbolista convertido en héroe de la lucha contra la pobreza

Un fresco del artista francés Akse_P19 rinde homenaje a la acción social de Marcus Rashford en la ciudad de Manchester.
Un fresco del artista francés Akse_P19 rinde homenaje a la acción social de Marcus Rashford en la ciudad de Manchester. © Phil Noble, Reuters

Brilla en el terreno de la Liga de Campeones, pero es sobre todo por fuera de los campos de juego donde el atacante del Manchester United ha dado de qué hablar durante los últimos meses. Gracias a una campaña ultra popular para ponerle fin a la pobreza alimentaria entre los niños, el joven de 23 años se convirtió en un verdadero ícono de la lucha contra las desigualdades en el Reino Unido.

Anuncios

No termina de coleccionar honores. Después de haber sido nombrado miembro de la Orden del Imperio británico por la reina Isabel II el 9 de octubre, Marcus Rashford recibirá un premio especial de la BBC el 20 de diciembre, en el marco de la ceremonia que recompensa al deportista del año. Por otro lado, el joven atacante del Manchester United hace parte de la “lista negra” que celebra a los influenciadores positivos de la comunidad afroamericana en el fútbol en el Reino Unido. 

Cabe aclarar que estos últimos meses la popularidad de la celebridad de los Red Devils sobrepasó ampliamente el marco deportivo. Con un aplomo y una madurez sorprendentes para sus 23 años, Marcus Rashford despertó la admiración a lo largo del país por su campaña contra la pobreza alimentaria entre los niños. 

En el Reino Unido, los niños más pobres reciben comidas gratuitas durante su período escolar pero no durante las vacaciones. Sin embargo, con la crisis del Covid-19, la situación de las familias de bajos recursos, ya dramática, se agravó.

“Comidas gratuitas” en la Liga de Campeones

Marcus Rashford también fue un niño que recibió “comidas gratuitas”. El joven, que creció en el barrio popular de Wythenshawe, en el norte de Manchester, explicó durante una entrevista que fue educado por una madre soltera, gracias a esas comidas gratuitas. 

Durante los últimos meses, por esa campaña compartida de manera masiva en redes sociales, el atacante del Manchester y del equipo nacional logró atraer municipalidades, personas anónimas y personalidades del mundo del fútbol como Mesut Özil, el centrocampista del Arsenal, o incluso al exentrenador Sir Alex Ferguson, quien cubrió de elogios al número 10.

Marcus le abrió los ojos a todo el mundo en Gran Bretaña

“Debería darme algunos consejos, porque lo que hace a los 23 años es fantástico para un muchacho joven. No necesito darle consejos a Marcus porque creo que hay humildad en la manera como vive su vida”, se entusiasma el antiguo entrenador emblemático de los Reds en las columnas del 'Times'. “Marcus le abrió los ojos a todo el mundo en Gran Bretaña. El trabajo que hace es fantástico y todos estamos muy orgullosos de él por eso”. 

Marcus Rashford 2 – Boris Johnson 0

En efecto, el joven puede jactarse de ser uno de los pocos deportistas en el mundo capaces de influenciar directamente a los públicos responsables.

La historia empieza en junio de 2020. El jugador le pidió en una carta abierta a los diputados que se extendieran las “comidas gratuitas” durante las vacaciones de verano. En el Reino Unido, 1,3 millones de niños reciben estas comidas, es decir, 15% de los estudiantes. Boris Johnson lo rechazó al principio, pero ante la desaprobación de una parte de la población, el primer ministro se vio obligado a cambiar de opinión en menos de 48 horas. 

¿Fin del partido? No, porque un mes después un nuevo enfrentamiento opuso a Marcus Rashford y al gobierno conservador. 

El 15 de octubre, el atacante del Manchester presentó ante el Parlamento británico una petición dirigida a la 10 de Downing Street, para “acabar con la pobreza infantil: ningún niño debería tener hambre”.

Sin embargo, el Gobierno ignoró de nuevo ese llamado a la solidaridad. El 21 de octubre, una propuesta laborista cuyo objetivo era extender las “comidas gratuitas” hasta la Pascua de 2021 fue borrada por los conservadores en la Cámara de los Comunes. 

Marcus Rashford atacó de nuevo. Transmitida a través de su cuenta de Twitter, la petición del futbolista recogió un millón de firmas. A menudo acusado de insensibilidad en la prensa, abucheado por una parte de la opinión pública, Boris Johnson tuvo que ceder una vez más. Marcus 2, Boris 0.

El primer ministro conservador en persona llamó al futbolista para anunciarle la buena noticia, es decir, el desbloqueo de 400 millones de libras destinados para lo esencial de la ayuda alimentaria. 

Por su parte, Marcus Rashford anunció la victoria de manera modesta. En una entrevista otorgada a la 'BBC', el joven simplemente explicó “haberle agradecido al primer ministro en nombre de las familias”. 

La epidemia de la pobreza alimentaria

Con esta campaña, Marcus Rashford volvió a arrojar luz sobre la cruda realidad de los bancos de alimentos, que a veces despierta las críticas de una parte de la derecha británica, opuesta a lo que califica como asistencialismo. 

“La campaña llevada a cabo por Marcus Rashford tuvo un fabuloso impacto mediático, y a partir de su propia experiencia hizo que las mentalidades evolucionaran”, le explica a France 24 Sabine Goodwin, del Independant Food Aid Network (IFAN), una red de varios cientos de bancos de alimentos en el Reino Unido. “Sin embargo, sólo ha habido soluciones de corto plazo”.

Según la IFAN, para ponerle fin a la pobreza alimentaria de los niños, es necesario ponerle fin a la pobreza en general.

Desde hace unos diez años, las asociaciones constatan lo mismo: cada vez más británicos deben tomar la decisión de solicitar una ayuda alimentaria. Y con la crisis del Covid-19, algunos miembros de la pequeña clase media –artistas, propietarios de tiendas, trabajadores independientes– aumentaron las filas de los beneficiarios. 

El contrato de “cero horas”, fuente de precariedad

“Si se quiere ver desaparecer la pobreza alimentaria en el Reino Unido, y en particular entre los niños, hay que revisar nuestro sistema de seguro de desempleo. Por ejemplo, los nuevos beneficiarios deben esperar cinco semanas para un primer pago. Muchas personas no pueden esperar tanto tiempo”, asegura Sabine Goodwin. 

Según un informe del Child poverty action Group, en el Reino Unido 4,2 millones de niños viven por debajo del umbral de pobreza, es decir, 30% de los pequeños británicos. 72% de los niños que crecen en un hogar pobre tienen al menos uno de los dos padres empleado.

Es por esa razón que el IFAN y otras organizaciones de lucha contra la pobreza exigen una reforma de la protección social y la prohibición de contratos de “cero horas”, contratos bajo los cuales la empresa no está obligada a mencionar los horarios ni la duración del trabajo. Símbolo de una flexibilidad extrema, estos contratos han tenido un aumento considerable durante la última década. 

Entretanto, Marcus Rashford sigue comprometido con los niños a través del próximo lanzamiento de un club de lectura y de una colección de libros para promover la alfabetización. Esta vez, su nueva iniciativa recibió todo el apoyo del poder ejecutivo. 

 

Este artículo fue adaptado de su original en francés 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24